Autor: Urbano, Pilar. 
   Andalucismo     
 
 ABC.    08/03/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ANDALUCISMO

Sólo una cosa me mantenía despierta a esas horas de la noche.

Alejandro Rojas Mareos, en el Siglo XXI: «No me siento "mesías" de nada ni de nadie..., ni el

andalucismo me bajó al corazón un día equis, como una gracia especial..., pero en Andalucía había unas

necesidades, unas hambres, unos complejos, unas marginaciones y un sentimiento latente..., y el PSA fue

su bandera.» Respondía fogoso, vehemente, casi iluminado, a un manojo de preguntas que clavaban su

estilete sobre la herida de una fecha abierta: 28-F. Preguntaban el diputado y el periodista, y el cura, y el

historiador, y el general. Y Alejandro Rojas, sonrisa en flor, parecía esquivar las embestidas con

caracoleos de jaca prieta. «El andalucismo no ha nacido, como en Cataluña y en el País Vasco, de la

mano de la burguesía: el andalucismo ha sido y es populista, proletario, de gente que ha emigrado a otras

regiones no en busca de sol, sino de pesetas...» «¿El PSA un partido señorito? ¿Mira tú! En el PSA el

único "señorito" me parece que soy yo...» «UCD no nos ha "dao" ni un duro..., pero si quiere dárnoslo

¡venga! Jordi Pujol no nos ha "dao" ni setenta mi11ones, como dice el general Prieto, ni una peseta...,

pero si nos lo da, sin condiciones, ¡vengan esos millones!... A Cavero no le he invitado a venirse a mi

partido ¡Ese señor ha tardado dos años en enterarse de que UCD era centralista y de derechas! Es falso

que yo le haya enviado recaditos..., pero ahora se lo mando: si quiere venirse al PSA, sin sus votos y sin

su escaño, como mero andaluz, i tiene las puertas abiertas;... ¿Ataques a Escuredo? ¿Declaraciones de

amor a Escuredo? ¡Ñada de nada! Mientras sea del PSOE y predique los principios del PSA va a recibir

de mi partido más palos que una estera... Pero si quiere venirse con nosotros, seguro que le trataríamos

mejor que su gente...»

• «¡Pues claro que queremos quitarle votos al PSOE!... Como que el espectro de nuestro electorado

coincide con el suyo... ¡Somos un partido de izquierdas!» «Pienso que el 28-F lo ha ganado Andalucía, y

lo han perdidos los partidos políticos... Pero yo dejo ahí esta pregunta: si hubiera ahora elecciones al

Parlamento andaluz, ¿cuántos escaños ganaría el PSA?» «Alfonso Guerra dice que nosotros no queríamos

que se ganara el referéndum... En cambio, fueron ellos quienes pactaron en diciembre con TJCD una ley

orgánica que nos ha "dejao" sin autonomía. Nosotros fuimos los primeros en sacar la bandera verdiblanca,

y eran los socialistas y eran los comunistas quienes nos las quitaban de las manos.» «En Cataluña hay un

millón y medio de andaluces, aunque "el papel" del Estatuto diga que "todos son catalanes". Y no vamos

allí a jugar a "lerrouxistas": nosotros lo que queremos es que esa gran comunidad andaluza se organice

para vivir dignamente fuera de su tierra..., y pensamos ganar entre cien y doscientos mil votos. Y un solo

voto del PSA fuera de Andalucía querrá decir que allí los otros partidos lo han hecho mal. Así como

suena: mal.»

* «Nuestro nacionalismo jamás pondrá en tela de juicio la unidad del Estado. Nuestras relaciones

internacionales están siempre a disposición del Gobierno español... ¡Vamos... que echaremos una manita

si la quieren! El PSA tiene buena relación con los Gobiernos de muchos países árabes e islámicos... Hay

un problema de "hilo", porque UCD ha monopolizado el de Marruecos, y PSOE el de Argelia.»

Y como yo no entendía tal pujanza política sin dineros, ni tales reivindicaciones sin ambición de poder; ni

me explicaba nadie qué hacía, sentado a mi izquierda, el embajador del Pakistán, ni por qué Antonio

Gala, a la derecha, decía que «en un» rosa caben todas las primaveras»... Y como ya estaba entrada la

noche, sólo una cosa me mantenía despiertas mi propia perplejidad.—Pilar URBANO.

 

< Volver