"Las cortes tienen ante si un futuro de creciente importancia en la vida del país"  :   
 Afirmó en el acto de su toma de posesión el nuevo presidente de la Cámara legislativa, don Alejandro Rodíguez de Valcarcel. El presidente saliente, señor iturmendi, destacó la intensa labor desarrollada durante la novena legislatura. 
 ABC.    28/11/1969.  Página: 1,41. Páginas: 2. Párrafos: 12. 

ABC. VIERNES 28. DE NOVIEMBRE DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 41.

LAS CORTES TIENEN ANTE SI UN FUTURO DE CRECIENTE IMPORTANCIA»

Discurso del nuevo presidente de la Cámara, señor Rodríguez de Valcárcél en su toma de posesión

"Las Cortes tienen ante sí un futuro de creciente importancia en la vida del país. Lo que pasa en las Cortes

Españolas es algo que afecta a todos los ciudadanos y despierta su interés", dijo ayer, en su discurso de

toma de posesión, el nuevo presidente de la Cámara legislativa, don Alejandro Rodríguez de Valcárcel.

"Veo en las Cortes, fundamentalmente—dijo también—, a la institución más genuinamente representativa

de nuestro orden político." "En las Cortes—añadió—ha de articularse, ha de hacerse elocuente y fecunda

la gran conciencia nacional, la irreversible comunicación de todos los españoles en los principios de

unidad, dignidad y justicia que definen el Movimiento Nacional."

«LAS CORTES TIENEN ANTE SI UN FUTURO DE CRECIENTE IMPORTANCIA EN LA VIDA

DEL PAÍS»

Afirmó en el acto de su toma de posesión el nuevo presidente de la Cámara legislativa, don Alejandro

Rodríguez de Valcárcel

EL PRESIDENTE SALIENTE, SEÑOR ITURMENDI, DESTACO LA INTENSA LABOR

DESARROLLADA DURANTE LA NOVENA LEGISLATURA

"Vengo a las Cortes con ilusión de servir los ideales a los que he consagrado mi vida y mis esfuerzos; con

ilusión y con humildad, con voluntad de acierto y con afán de entregar todo cuanto tengo y pueda, para el

engrandecimiento de España y de su pueblo", dijo en su discurso de toma de posesión el nuevo presidente

de las Cortes Españolas, don Alejandro Rodríguez de Valcárcel, ante un numerosísimo auditorio que se

congregó ayer, a la una de la tarde, en el salón de conferencias del Palacio de la Cámara.

- "Veo en las Cortes, fundamentalmente —continuó—, a la Institución más genuina-mente representativa

de nuestro orden político; la culminación de un sistema original de participación política y la clave de una

continuidad histórica basada en el espeto al Derecho, en la independencia ´ objetividad cíe las leyes, en el

deseo de combinar la afirmación de la unidad nacional con la necesidad de la evolución y del

perfeccionamiento."

Añadió que las Cortes "son la máxima esfera en que se manifiesta la libertad política de los españoles, el

ámbito supremo en que se realiza la concurrencia de pareceres, el diálogo constructivo al servicio de la

comunidad nacional; el fin de esa representatividad que en las Cortes se logra es el autogobierno del

pueblo español".

"En las Cortes—dijo seguidamente—ha de articularse, ha de hacerse elocuente y fecunda la gran

conciencia nacional, la irreversible comunión de todos los españoles en los principios de unidad, dignidad

y justicia que definen el Movimiento Nacional. Una coincidencia en la continuidad, en la permanencia de

las Instituciones y en su perfeccionamiento, en modos actuales, en la voluntad de proseguir todos, bajo la

capitanía de Franco y más alla del horizonte de la sucesión, el proceso de transformación en la justicia,

que es nuestra ambición y nuestro norte. Y ante ese horizonte de la sucesión, ante esa rotunda prueba de

la prudencia política de Franco, con la que ha dejado claro el porvenir institucional de nuestra Patria, sin

reservas, con limpia voluntad, asistimos tanto a la forma como a la persona que ha de encarnarla: el

Príncipe de España" (Aplausos.)

El señor Rodríguez de Valcárcel finalizó su discurso de toma de posesión manifestando: "Las Cortes

tienen ante sí un futuro de creciente importancia en la vida del país. Lo Que pasa en las Cortes Españolas

es algo que afecta a todos los ciudadanos y despierta su interés." Pidió a todos los procuradores que no

sea defraudada en ningún momento la dimensión social y popular que las Cortes han sabido alcanzar.

DISCURSO DE ITURMENDI

El acto se había iniciado con otro importante discurso del presidente saliente, señor Iturmendi, que hizo

una glosa histórica del abolengo de las Cortes en España, y subrayó su ingente labor legislativa, des-

tacando, como punto culminante, la aprobación de la Ley Orgánica del Estado y las grandes jornadas

vividas los días 22 y 23 de julio de este año, a través de las cuales la consolidación de la unidad de

mando, la continuidad de nuestro Estado de Derecho, inspirado en los postulados de la justicia, social; la

legitimidad de ejercicio de la Monarquía tradicional, católica, social y representativa a instaurar cuando se

produzca el hecho sucesorio y la permanencia de nuestras instituciones fundamentales, tuvieron su

culminación al preponer S. E. el Jefe del Estado a las Cortes, evocando su responsabilidad ante Dios y

ante la Historia, la persona del Príncipe don Juan Carlos de Borbón y Borbón como el llamado a

sucederle. Propuesta aprobada por acuerdo concluyente de las Cortes Españolas, ante las cuales el

Príncipe fue proclamado, para en su día, sucesor en la Jefatura del Estado, a título de Rey.

Recordó que en el curso de la novena legislatura han sido aprobadas ciento ochenta y cuatro leyes,

produciéndose dos interpelaciones, ciento ochenta y ocho escritos de ruegos y preguntas y ciento

dieciocho informaciones para, facilitar el cumplimiento de la misión de los procuradores. Destacó que a

partir del cuarto trimestre de 1965 tuvieron acceso a las deliberaciones de las Comisiones legislativas los

representantes de los medios de información, "medida que tuvo la virtualidad de proyectar los estudios,

trabajos y deliberaciones a la atención del pueblo español". Finalizó el señor Iturmendi Bañales su

discurso testimoniando su gratitud a todos los miembros del Gobierno, procuradores, funcionarios y

empleados de la Casa.

Una prolongada ovación acogió sus palabras, siendo ambos oradores cariñosamente felicitados por todos

los asistentes, entre los eme se encontraban los ministros de Asuntos Exteriores, Justicia, secretario

general del Movimiento, Gobernación, Hacienda, Plan de Desarrollo. Agricultura, Vivienda, Trabajo,

Obras Públicas, Comercio, Industria y delegado nacional de Sindicatos, así como varios ex ministros,

presidentes de altos organismos, consejeros del Reino, Mesas de las Cortes y del Consejo Nacional,

subsecretarios, directores genera-les y numerosos procuradores y personalidades.

 

< Volver