Autor: González Muñiz, Antonio José. 
   Un Nuevo presidente de las Cortes Españolas  :   
 Don Alejandro Rodríguez de Valcarcel, un hombre joven y el plena madurez política. 
 Hoja del Lunes.    01/12/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ESPAÑA DESDE DENTRO

Un nuevo presidente de las Cortes Españolas

DON ALEJANDRO RODRÍGUEZ DE VALCARCEL, UN HOMBRE JOVEN Y EN PLENA

MADUREZ POLÍTICA

Por A. J. GONZÁLEZ MUÑIZ

Desde que se abrio la primera legislatura de las Cortes Españolas, el 17 de marzo de 1942. tres

presidentes ha tenido hasta hoy el alto órgano legislativo de la nación. Con cada uno de ellos Inician las

Cortes una etapa de evolución política. Así, el primer presidente, don Esteban Bilbao Eguía,

comienza una etapa decisiva del orden nueve, "en la que con claridad y rigor se establece un sistema

Institucional de plenitud Jurídica, que abre a las elementos constitutivos de la comunidad nacional un

cauce real para su colaboración en las tareas del Estado". En este período las Cortes dictaminan la ley de

Sucesión y proclaman la de Principios Fundamentales del Movimiento, por sólo destacar dos leyes de

gran transcendencia política.

Llega a las Cortes don Antonio Iturmendi Bañales, segundo presidente, en octubre de 1966, Bajo su

presidencia, las Cortes atraen la atención popular al hacerse más representativas y al darse difusión de

sus trabajos a través de la prensa. Señalaríamos también dos hitos de esta etapa: la proclamación de la Ley

Orgánica del Esta-do y la proclamación del Principe de España, su alteza real don Juan Carlos de Borbón

y Borbón, como sucesor , en n día. y a titulo de rey, de su Excelencia el Jefe del Estado. Con esta

designación se abre otra etapa política de las Cortes Españolas.

Y para. esta etapa que se inicia ahora, un nuevo presidente de las Cortes Españolas, don Alejandro

Rodríguez d« Valcarcel y Nebreda. ES «1 primer presidente de las Cortes designado de acuerdo con lee

disposiciones de la Ley Orgánica del Estado. Tiene, en relación con los dos anteriores presidentes —raiz

política tradicionalista—. el de ser un hombre alumbrado a la vida politice procedente de la Falange. Pero,

entendámonos es. un hombre, como los anteriores, del Movimiento surgido el 18 de julio de 1936. Llega

a tan alto puesto de la nación en plena madurez politica y con Juventud, Por ser presidente de las Cortes

Españolas lo es a su vez, del Consejo del Reino y del Consejo de Regencia. Pues tos responsable ante la

historia. Pueatos decisivos para el futuro de España, abierto ya por el Jefe del Estado con la designación

de su sucesor. Para tan altos puestos ha sido elegido un hombre que ha demostrado experiencia política y

que tiene visión política de futuro

DESARROLLO POLÍTICO

Entran, pues, las Cortes Españolas, con la etapa que pudiéramos decir se abre con su nuevo presidente, en

una actividad que ha de mirar más al mañana que al ayer y al hoy. El desarrollo político de España desde

que se abrió la primera legislatura de las Cortes, en 1943, ha sido progresivo y constante. Pero desde que

se proclamó la Ley Orgánica del Estado, hace tres años, en las Cortes ese desarrollo se ha acelerado y

perfeccionado.

Decía Franco al inaugurar en 1967 la actual legislatura: "A las Cortes que ahora comienzan su trabajo les

aguarda un gran futuro, del que deberán hacerse dignas, Nacida en un momento importante de la

evolución política española, están llamadas a desarrollar en los próximos años una labor que puede ser

decisiva para el destino inmediato de nuestro país." Esa evolución política anunciada a las Cortes por el

Jefe del Estado ya se inició en las sesiones plenarias y extraordinarias del mes de julio pasado, pero falta

continuar y coronar esa evolución politica, y para esa alta tarea ha sido designado el señor Rodriguez de

Valcárcel.

El nombramiento para presidente de las Cortes Españolas de don Alejandro Rodriguez de Valcarcel en el

momento político actual español ha sido acogido con satisfacción por las condiciones políticas que

emanan del nuevo presidente.Ello nos hace recordar estas frasea de un discurso del Jefe del Estado; "La

mejor y mayor riqueza de una nación son siempre los hombres, con sus reservas inagotables de fe, de

interés supremo, de trabajo y de virtudes."

En su discurso de toma de posesión, el señor Rodríguez de Valcarcél dijo: ´"No necesito decir, por

conocido, de dónde vengo. Estoy en la realidad de hoy. de mi, tiempo, y quiero ir, siendo fiel al destino

del mañana." He aquí, en estas frases, el origen y la continuidad del Movimiento al que sirve, cara al

futuro, el nuevo presidente de las Cortes. Ratifican también el espíritu abierto de la línea política de la que

procede y ha servido con fidelidad el señor Rodríguez de Valcárcel. En estas frases esperanzadoras que

animan al nuevo presidente de las Cortes creemos ver, como en otros pasajes de mi discurso, la nueva

corriente que imprimirá al alto organismo legislativo.

LAS CORTES Y EL PUEBLO ESPAÑOL

Las Cortes—dijo también señor Rodriguezde Valcárcel—han de servir al pueblo español, a la sociedad

antera, sin exclusiones, sin discriminación, sin segregacionismos. y no sólo es que ellas hayan de servir al

pueblo, sino que han de sentirse pueblo también. Han de ser su síntesis. Y desde, ese amor insobornable

al pueblo español, que es su sustancia y su medula, han de realizar la funciones trascendentes que en ellas

recaen. La más alta de esas funciones es probablemente la de legislar. En muchas ocasiones he dicho que

sólo en el respeto y aun en el mar a la ley estriba la libertad de loe nombre». Pero es -preciso que la ley

trascienda del plano de lo teórico al de la conciencia social de los hombres. Es preciso que las leyes se

personalicen se encarnen en la vida diaria de loa hombres, de unos hombres que se sienten personas y

realmente libres en la ley."

Dijo tambien: "Creo en España, en su unidad nacional intangible, en la dignidad humana de sus hombres,

en la justicia social irrenunciable. Y creo que esos ideales de unidad, dignidad y justicia han de ser

realizados esforzadamente, diariamente, con los modos y las formas que a cada, tiempo corresponden, a

lo largo de un proceso transformador, de una evolución politica en la que no nos está permitida el

abatimiento, el desmayo o la desgana. Estoy firmemente convencido de que ese proceso, que tiene su

origen en el 18 de julio, realizado bajo la norma de Franco, bajo su capitanía inigualable, bajo la

seguridad histórica que nos confiere su previsión del futuro de nuestro país, puede y debe alcanzar cada

día más óptimo resultados. En ese proceso hemos de aportar todo lo que contribuye a matizarlo, a

enriquecerlo, a potenciarlo. Lo único que no podemos es paralizarlo o sumirlo en vías de retroceso."

HACIA EL FUTURO

En ese párrafo queda expresado el pensamiento política de! nuevo presidente de las Cortes Españolas. En

los juicios políticos de de hombrea pasan de una manera decisiva las actividades en que la persona se

desenvuelve. El señor Rodríguez de Valcarcel es hombre de leyes, de ahí, como el mismo expresaba, su

amor a la ley y el rigor de su ordenado pensamiento, Como político, ha mirado más al mañana que al hoy,

pero arrancando su pensamiento político de futuro de la promesa de su raíz histórica en el pasado, de la

cuna de so origen falangista. Desde aquí, cara a la realidad del mañana, que ya empieza a ser hoy.

Desde la presidencia de las Cortes Españolas, el señor Rodriguez de Valcárcel Inicia su tarea después del

acontecimiento político más importante hasta ahora de los últimos años: el de la sucesión en la Jefatura

del Estado. Desde este arranque histórico hay que hacer asegurar las fórmulas de permanencia de todo lo

conseguido en los treinta anos de paz; ganar ahora, con Franco, la culminación nacional del país. A esa

concepción política es fiel el señor Rodriguez de Valcárcel, el hombre designado, en un momento de

trascendencia hacia el futuro, para presidente de las Cortes Españolas y del Consejo del Reino

 

< Volver