Autor: González Muñiz, Antonio José. 
 España desde dentro. 
 Interés político por el pleno de las Cortes españolas  :   
 La alta cámara ha de ser dialogante natural con el Gobierno al servicio de los intereses del pueblo. 
 Hoja del Lunes.    29/12/1969.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ESPAÑA DESDE DENTRO

INTERÉS POLÍTICO POR EL PLENO DE LAS CORTES ESPAÑOLAS

LA ALTA CÁMARA HA DE SER DIA LOGANTE NATURAL CON EL GOBIERNO AL SERVICIO

DE LOS INTERESES DEL PUEBLO

Por A. J. GONZÁLEZ MUÑIZ

CONOCIDO el Pleno de las Cortes españolas, que hoy se celebra en las postrimerías de un año de

importantes acontecimientos en la vida política nacional. Ha sido 1969 el año en que la

institucionalización española tiene una clarificación historica cara al futuro.Coincide también el Pleno

con la víspera del mensaje que por estas fechas, como balance y programa inmediato, dirige al Jefe del

Estado a todos los españoles. Es probable que a la vista de los acontecimientos políticos del año y de su

promoción al mañana el mensaje de Franco tenga, una importancia relevante en orden a nuestro

desarrollo. tanto político como económico y social.

Tiene pues, el Pleno de las Cortes Españolas atractivo político. No será un Pleno más,de mero trámite

legislativo, y lo abonan varias circunstancias. En él será como la presentación oficial del nuevo Gobierno

a la Alta Cámara. Pronunciará su primer discurso como presidente de las Cortes, ante el Gobierno en

pleno y ante el pleno de los procuradores, el señor Rodríguez de Valcarcel; se es-pera que su discurso

tenga trascendencia política.

Intervendrán en el orden del día los ministros encargados de materias tan hermanadas hoy día como son

la economía y la política social. El ministro de Hacienda, señor Monreal Luque, no se detendrá, tan sólo

en la defensa del proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado; abordará problemas

económicos y señalará directrices de actuación. Por su parte, el ministro de Trabajo, señor De la Fuente,

tampoco ceñirá su intervención exclusivamente a la exposición de la política de igualdad de la seguridad

social para con los trabajadores iberoamericanos y filipinos que trabajen en España, ni al tema de la

Seguridad Social para los trabajadores del mar. Su discurso será un programa de politica social.

He aquí, en las materias del Pleno, los tres aspectos para ampliar e1 desarrollo español: el político, el

económico y el social. Por eso aludíamos a la importancia que tendrá dicho Pleno, que las Cortes

Españolas celebran en la mañana de hoy.

PROCESO TRANSFORMADOR

Pero, de los tres puntos básicos señalados vamos a escoger el del aspecto politico, que tendrá su expositor

en el presidente de las Cortes Españolas, señor Rodríguez de Valcárcel.

En su discurso de toma de posesión dejó asentada la premisa de que nos encontramos en un proceso

transformador de la vida española. He aquí que las Cortes son deposiatrias de una soberanía nacional,

recuperada y transferida por Franco a todo el pueblo de España". Ese proceso transformador es el que hay

que potenciar, enriquecerlo, aportar a él cuanto contribuya a matizarlo. En síntesis, éstas fueron las ideas

principales del discurso de toma de posesión del señor Rodríguez de Valcarcel como presidente de las

Cortes Españolas. Ello hace suponer que esas ideas sean desarrolladas en su primer discurso ante el Pleno

de le. Alta Cámara legislativa.

Hace suponer esos supuestos al pensamiento político del señor Rodríguez de Varcárcel. Basta con seguir

sus actuaciones políticas últimas, sus discursos en asambleas, actos y otras actividades públicas;

señalamos como últimas las correspondientes al año que ahora termina, Es digna de atenpión, para sacar

consecuencias, su trayectoria política. Un nombre abierto al futuro. Así, en marzo pasado decía ante la

asamblea de Consejos Locales del Movimiento, de León, que "es preciso llegar a una situación en la que

la libertad política se afiance firmemente, en condición suficientes de justicia, de legalidad y de cultura".

Decía también que "es tarea y afán del Movimiento conseguir que 1a libertad sea posible desde las bases

reales del mejor nivel de vida, de la más extensa difusión de la cultura, desde la vigencia real de unas

leyes que aseguren la libre participación de los españoles en la vida política, sin la presión deformadora

de los partídos políticos, en auténtica libertad de dialogar y de discurrir constructivamente en torno a los

problemas auténticos de la sociedad".

Pudiéramos encontrar en ese discurso un anticipo de promesas para su actuación como presidenta de las

Cortes al hablar de la sociedad española, "que ha sabido responder positivamente a todos los sacrificios y

a todos los compromisos nacionales. Esta sociedad, que sabe bien que está en condiciones y cuenta, con

las posibilidades de lograr sus aspiraciones. Esta sociedad, con la que nosotros tenemos un grave

compromiso contraído, una hermosa obligación: la de hacer que todos esos cauces que todos los caminos

que se han arbitrado para su participación en una convocatoria general, nos conduzcan a la justicia

social".

NO PODEMOS DETENERNOS

Ensalzando estas palabras con las de su toma de posesión, diría el señor Rodríguez de Valcárcel

refiriéndose a las Cortes, que "ha de ser esta Cámara quien con más lealtad, con más voluntad positiva,

con más sentido del derecho y de la Justicia, ofrezca al Gobierno ese sentir y esa perspectiva de la

sociedad.

En Peñiscola, en septiembre último,el señor Rodriguez de Valcárcel se encaraba con el futuro de España

desde la plataforma de los acontecimientos políticos de los días 22 y 23 de Julio: "La Institucionalización

no es un fin en si misma, sino el procedimiento para proseguir sin interrupciones ni traumas la obra en

marcha de la transformación nacional Obra que no parte de cero. que tiene ya ni-veles importantes de

realización, pero que ha de continuarse, que ha de acelerarse en lo porvenir´, obra de transformación que

tiene aspectos de carácter material y dimensiones de índole espiritual y moral."

Diría, también, y es importante anticipar al pensamiento del señor Rodrigues de Valcarcel, que "cada

ciclo histórico guarda, en su propio seno, la potencia de su plenitud. Pues bien: es obligación nuestra,

insoslayable. Indeclinable, el alcanzar la plenitud de la paz de Franco, precisamente en este tiempo, en

este presente es-pañol, en este futuro próximo, inmediato, de nuestra Patria". Lo único que no nos es

permitido, lo único que la Historia se negaría a perdonarnos siempre es que nos detuviéramos en el

camino, fuera por pereza, por desánimo o por desconcierto. Nuestro imperativo primero, fundamental,

superior, es el avanzar, el de avanzar siempre hacia el futuro conquistado y sublimando cada parcela del

presente. De ese presente que es, en si mismo, un ambicioso camino de conquista y de lanzamiento hacia

la plenitud."

LAS CORTES ,DIALOGANTES CON EL GOBIERNO

Las Cortes Espanolas tienen una alta misión, que se ha ido potenciando en los últimos tiempos: abrir

diálogo con el Gobierno, al tiempo que es colaboradora leal suya y fiscalizadora de esa acción de

gobierno. Las Cortes, con su actuación, insistimos, como instrumento de integración política, tienen el

ineludible deber de ser dialogantes naturales con el Gobierno, al servicio de unos Intereses superiores, que

son los del pueblo español.

Decía el señor Rodriguez de Valcárcel no hace ocho meses, en Granada, que "se trata de construir una

sociedad nueva, abierta, dialogante y unida; una sociedad que sea capaz de, utilizando intensamente loa

medios legales de que dispone, ir progresivamente accediendo hasta su autogobierno, hasta nuevos modos

de democracia". Desde su alto puesto politico tiene el señor Rodríguez de Valcarcel la oportunidad de

contribuir con su colaboración a esos postulados. Porque la atención popular esta puesta en las Cortes, en

la que pudiéramos llamar su ´nueva etapa ante los recientes acontecimientos políticos y su proyección de

cara al futuro.

Por eso se espera con Interés el Pleno de las Cortes Españolas de hoy. Por lo que diga MI presidente en

los aspectos políticos; por lo que digan dos ministros en materias de economía y finanza y política social.

 

< Volver