Hoy, pleno en las Cortes. 
 Rodríguez de Valcárcel: "Las Cortes deben ejercer el control demócrático del poder"     
 
 Madrid.    29/12/1969.  Página: 1,24. Páginas: 2. Párrafos: 10. 

LAS CORTES Rodríguez de Valcárcel:

"Las Cortes deben ejercer el control democrático del Poder"

"Tres son, a mi juicio, las funciones decisivas de esta Cámara, que hemos de esforzarnos en afirmar y

potenciar: la función de legislar, el examen democrático del Poder y servir de cauce a la opinión de la

sociedad mediante el contraste de pareceres", dijo esta mañana el presidente de las Cortes, don Alejandro

Rodríguez de Valcárcel, en el discurso que pronunció en su primera comparecencia presidencial ante el

Pleno de dicha alta Cámara.

En el Pleno de hoy, primero del actual año legislativo, se aprobaron un total de 94 asuntos; cuatro de

ellos, los Presupuestos Generales del Estado.

La sesión se abrió a las diez y cuarto, con la lectura y aprobación del acta de la última sesión, celebrada

el 22 de julio, en la que el general Franco propuso al Príncipe Juan Carlos como sucesor en la Jefatura del

Estado a título de Rey. Después juraron los dieciséis nuevos procuradores designados desde el anterior

Pleno ordinario del 30 de junio—entre los que se encuentran cuatro ministros, los señores Castañón,

Baturone, López de Letona y Sánchez Bella-. Desde esa misma fecha han sido destituidos por la

autoridad competente veintisiete procuradores.

A las diez y media el nuevo presidente del Alto Organismo comenzó su esperado discurso, en que, tras

recordar las figuras de sus predecesores y aludir a la sesión en que se aprobaron las propuestas sucesorias,

trazó el siguiente panorama de las Cortes:

Las Cortes deben ejercer el control democrático del Poder lealmente, pero firmemente. Ello supone un

examen de los actos de gobierno, una aportación de criterios y de perspectivas que el Gobierno debe

estimar en todo su alcance. Esta interlocución supone un vivo ejemplo democrático para la sociedad

entera, que entraña eficacia. Para esa sociedad que tiene opinión y criterio y que reclama que la acción de

las Cortes a través de una información adecuada y veraz tenga una dimensión de comunicación, de

referencia al hombre de la calle.

Las Cortes Españolas son uno de los marcos, singular marco, en que la concurrencia y el contraste de

pareceres ha de darse en ´toda su autenticidad, en toda su eficacia. La concurrencia de pareceres, su

contraste, el diálogo en torno a la acción de gobierno ha de ser plenamente de hecho el camino orgánico

de la democracia social española.

Precisamente porque las Cortes creen en la libertad es por lo que han de rechazar todo partidismo;

precisamente porque quieren suscitar una democracia irreversible en la sociedad española es por lo que

han de avanzar hacia la consolidación de los mejores modos de relación y convivencia civil.

Porque los procuradores que integran las Cortes no están ligados por mandato imperativo alguno, porque

representan a todo el pueblo, porque deben servir y sirven al bien común de la nación, son más libres que

,en cualquier sistema de partidos, de aquellos de los que España guarda tan priste memoria. (Apleusos.)

Los hombres del parlamentarismo liberal, del sistema de los partidos políticos, carecen de autonomía y de

libertad, puesto que sus decisiones y sus actitudes no responden ,a un sentido de responsabilidad, respecto

al servicio del bien común, sino a la conveniencia táctica de su propio partido en defensa de sus intereses.

Lo que no puede hacer nuestro proceso político es confundir su sentido y, acaso pensando que avanza

hacia formas de progreso, volver hacia atrás. De ahí que sea necesario combinar, con exacto sentido de la

proporción, la voluntad de avanzar con la imprescindible prudencia de comprobar a cada paso si el ho-

rizonte hacia el que vamos es realmente aquel al que queremos arrivar.

Esa clave ha de ser también la que inspire las reformas que hayan de hacerse del Reglamento de las

Cortes con el objeto de conseguir una mayor eficacia, una mayor profundidad, en el cumplimiento de

nuestras funciones."

Monreal defendió los Presupuestos

 

< Volver