Cortes. 
 La ponencia de Matesa quiere oir a Vila Reyes     
 
 Madrid.    27/02/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 23. 

LA PONENCIA DE MATESA QUIERE OÍR A VILA REYES

Según informa "Ya", los miembros de la Ponencia de la Comisión especial de las Cortes están de acuerdo

en que el señor Vila Reyes se presente ante la Ponencia para informar sobre Matesa, completándose asi,

con aportaciones que pueden ser muy valiosas, el informe que dicha Ponencia ha de emitir, y que será

discutido por la Comisión especial. Con tal fin, los miembros de la Ponencia han expresado su deseo de

que comparezca ante ellos el señor Vila Reyes al presidente de las Cortes Españolas. Este es, parece ser,

según nuestras noticias, quien habrá de tomar la decisión y solicitar, si hubiera lugar, del juez especial la

presencia ante la Ponencia de las Cortes del señor Vila Reyes.

Ley de Caza

Artículos aprobados ayer: "Artículo 11. Refugios de caza.—1)El Gobierno podrá establecer por decreto

refugios nacionales de caza cuando por razones biológicas, científicas o educativas sea preciso asegurar la

conservación de determinadas especies de la fauna cinegética. La administración de estos, refugios

quedará al cuidado del Servicio de Pesca Continental, Caza y Parques Nacionales. 2) Podrán establecer

refugios de caza las entidades privadas cuyos fines sean culturales o científicos y las de derecho público.

La autorización para constituir-los compete al ministerio de Agricultura, previa petición conjunta del

propietario o propietarios interesados y de la entidad patrocinadora. Dichos refugios podrán denominarse

"estaciones biológicas o zoológicas", de acuerdo con los fines perseguidos, y serán administrados por las

entidades que hayan promovido su establecimiento, ateniéndose a las disposiciones generales de carácter

reglamentario y a las específicas que se ´fijen por el ministerio de Agricultura en cada caso concreto.

Cuando la creación de estos refugios tenga su origen en razones científicas o educativas la fijación de las

mismas se hará por el ministerio de Agricultura, oído el de Educación y Ciencia. 3) En estos refugios,

cualquiera que sea su condición, el ejercicio dé la caza estará prohibido con carácter permanente. No

obstante, cuando existan razones de orden biológico, técnico o científico, que aconsejen la captura o

reducción de determinadas unidades, aquéllas podrán acordarse por el Servicio de Pesca Continental,

Caza y Parques Nacionales."

"Artículo 12.—1.» En aquellas comarcas cuyas especiales características , de orden físico y biológico

permitan la constitución de núcleos de excepcionales posibilidades cinegéticas, podrán establecerse

reservas nacionales de caza. Dichas reservas se crearán, en todo caso, mediante ley:

2.° En dichas reservas nacionales la protección, conservación y fomento de las especies corresponderán al

ministerio de Agricultura, debiendo ajustarse, el ejercicio de la caza a lo establecido en la ley de su

constitución."

"Artículo 13.—Son zonas de seguridad aquellas en las cuales deben adoptarse medidas precautorias

especiales encaminadas a garantizar la adecuada protección de las personas y sus bienes.

Se considerarán zonas de seguridad las vías y caminos de uso público, las vías férreas, las aguas públicas,

incluidos sus cauces y márgenes, los canales navegables, los núcleos urbanos y lugares y las zonas

habitadas y sus proximidades.

Tendrán análoga consideración las villas, jardines, parques destinados al uso público, los recintos

deportivos y cualquier otro lugar que sea declarado como tal en razón a lo previsto en el apartado anterior

del presente artículo.

Reglamentariamente se prohibirá o condicionará, según los casos, el uso de armas de caza en las zonas de

segundad y en los lugares en que su ejercicio pueda perjudicar al ganado o a su normal pastoreo."

Besteiro, en las Galería de Presidentes

El retrato de don Julián Besteiro Fernández, presidente de las Cortés durante la II República, ha sido

colocado en la "Galería ,de presidentes" del primer piso, del palacio de la carrera de San Jerónimo. La

efigie del intelectual socialista permanecía hasta ahora arrumbada en una buhardilla. El señor Besteiro fue

presidente de las Cortes Constituyente de la II República española desde 1931 a 1933. Falleció en la

prisión de Carmona (Sevilla) en 1940.

 

< Volver