Autor: Pérez Fernández, Herminio. 
 Pleno de la Cámara legislativa. 
 Las Cortes son una institución viva que ha de seguir haciéndose en el transcurso del tiempo, siguiendo fielmente al pueblo español. Rodríguez de Valcárcel     
 
 ABC.    01/12/1970.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC. MARTES I DE DICIEMBRE DE 1970. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 21.

PLENO DE LA CÁMARA LEGISLATIVA

«LAS CORTES SON UNA INSTITUCIÓN VIVA QUE HA DE SEGUIR HACIÉNDOSE EN EL

TRANSCURSO DEL TIEMPO, SIRVIENDO FIELMENTE AL PUEBLO ESPAÑOL» (RODRÍGUEZ

DE VALCARCEL)

El estatuto de la Viña, del Vino y de los Alcoholes, aprobado

ADECUACIÓN TEMPORAL DE LOS PLANES DE MODERNIZACIÓN DÉLA RENFE A LA

PLANIFICACIÓN ECONÓMICA GENERAL DEL PAÍS

También fueron aprobados dos proyectos de ley: uno que establece los sueldos para el personal de! C. A.

S. E. y otro que modifica los ascensos en e! Cuerpo General de Policía

Madrid. (De nuestro redactor en las Cortes, Herminio Pérez Fernández.,» A las cinco y diez de la tarde

comenzaron a sonar, en todos los rincones del Palacio de la Cámara legislativa, los timbres Que

insistentemente reclamaban la presencia de los señores procuradores en el hemiciclo, para dar comienzo a

la primera sesión plenaria de la etapa legislativa en curso. Lentamente, los escaños se fueron llenando y

unos minutos después el presidente de las Cortes, don Alejandro Rodríguez de Valcárcel, declaraba

abierta la sesión; le acompañaban en el estrado presidencial los dos vicepresidentes, señores Martin Sanz

y conde de Mayalde; los secretarios señores Romojaro, Lapiedra, Dávila y Zamanillp, y el oficial mayor,

señor De la Rica. Los presidentes de las diferentes Comisiones legislativas ocupaban su escaño, tras el

reservado al Gobierno, en el que se hallaban presentes el vicepresidente, almirante Carrero Blanco, y los

ministros de Justicia, Ejército, Hacienda, Gobernación y Obras Públicas a la derecha de la Presidencia; y

los de Trabajo, Industria, Agricultura, Aire, Secretaria General del Movimiento, Comercio, Información y

Turismo, Vivienda y Plan de Desarrollo a la izquierda. Faltaban los de Asuntos Exteriores y Educación,

que se encuentran fuera de España; el de Marina, ausente de Madrid, y el delegado nacional de

Sindicatos, aún convaleciente de la enfermedad que sufrió recientemente.

Leída el acta de la sesión plenaria última por el secretarlo señor Romojaro, fue aprobada y acto seguido se

dio cuenta de las excusas de asistencia y modificaciones producidas en la lista de procuradores, que

representan doce bajas (tres por fallecimiento y nueve por ceses) y siete altas, correspondientes éstas a los

nuevos procuradores don Manuel Díez-Alegría Gutiérrez y don Jose María Valiente Soriano, designados

por el Jefe del Estado; don Luis Soriano Rodríguez, consejero nacional; don Alfonso Fuente Alonso,

representante de los Municipios de Santander: don Guillermo Lorenzo Suárez, representante de la

Diputación Provincial de Oviedo; don Ramón Malluguiza Rodríguez de Moya, representante de los

Municipios de Alicante, y don Andrés Moya López, por los de Cuenca. Llamados todos ellos al estrado y

puestos en pie todos los asistentes, el señor Rodríguez de Valcarcel les tomó juramento con el ceremonial

acostumbrado.

RECUERDO A LOS PROCURADORES FALLECIDOS

El presidente de la Cámara tomó luego la palabra para dedicar un sentido recuerdo a tres procuradores

fallecidos: «Desde el magisterio que encarnaba la personalidad del señor Martín Sánchez Julia—dijo—,

pasando por la fidelidad a la voz de las provincias del señor Escalante Huidobro, hasta el afán del campo

español que se personalizaba en el señor Esponera Andrés, de los tres hemos recibido estímulo y

ejemplo.» Tuvo también emotivas frases de recuerdo para don Esteban Bilbao y Eguía, «un hombre que

vivió al servicio de sus ideales y al servicio de España». Recordo luego el señor Rodríguez de Valcárcel

que acaba de cumplirse el primer aniversario de su tema de posesión de la Presidencia de la Cámara y dio

a todos las gracias por la colaboración que le han prestado.

«La Institución de las Cortes, que físicamente representamos nosotros—dijo—, la hemos de seguir

haciendo entre todos. Nosotros, los procuradores en Cortes, somos los principales responsables, los

Intérpretes o protagonistas, pero necesitamos y recabamos la colaboración de todos: del Gobierno, que

puede y debe prestarnos su comprensión en abierta sensibilidad para la aportación que, responsable y

democráticamente, se le ofrece; los medios de comunicación, que deben servirnos de estímulo y acicate al

hacer de interlocutores con el hombre de la calle, y del pueblo, al que hemos de representar sin exclusión

alguna y del que tendremos su crédito y mi audiencia en la proporción que merezca nuestra eficacia. Las

Cortes—añadió—son una Institución viva, que ha de seguir haciéndose en el transcurso del tiempo,

sirviendo fielmente el ánimo del pueblo y procurando darle su perfil. Quienes las integramos hoy, no

creemos, por supuesto, haber empezado una obra, exclusiva; arranea del impulso de nuestros antecesores,

que nos proporcionaron las plataformas de lanzamiento hacia, un futuro esperanzados Pero sí es a

nosotros a quienes corresponde perfeccionar la obra, que permita a los que nos sucedan la armonía de la

convivencia y la adecuación natural a su tiempo. Si cada día ha de traernos su afán —terminó el señor

Rodríguez de Valcárcel—, el de esta obra de las Cortes es el de interpretar y perfilar los medios y los

modos que demanda el autogobierno del pueblo español, partiendo del pasado, identificado con su

presencia y con clara voluntad de su futuro.»

EL ESTATUTO DE LA VIÑA

Largos aplausos acogieron las palabras del presidente de las Cortes, y acto seguido ocupó el podio de los

oradores el procurador don Salvador Serrats Urquiza para hacer la defensa del Estatuto de la Viña.

 

< Volver