Autor: Pérez Fernández, Herminio. 
 Cortes Españolas. 
 Dictaminado el proyecto de ley que crea el Instituto de reforma y desarrollo agrario     
 
 ABC.    18/06/1971.  Página: 41-42. Páginas: 2. Párrafos: 26. 

ABC. VIERNES 18 DE JUNIO DE 1971. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 41.

CORTES ESPAÑOLAS

DICTAMINADO EL PROYECTO DE LEY QUE CREA EL INSTITUTO DE REFORMA Y

DESARROLLO AGRARIO

La refundición de los texto legales que regulará su actuación respetará la normativa vigente, y

en especial las garantías, en favor de los particulares

Madrid. (De nuestro redactor en las Cortes, Herminio Pérez Fernández.) Dos sesiones le han bastado a la

Comisión de Agricultura, que tan eficazmente preside y dirige don Emilio Lamo de Espinosa, para dejar

dictaminado el proyecto de ley que crea el Instituto Nacional de Reforma y Desarrollo Agrario. El espíritu

de colaboración estrecha que, desde el primer momento, se puso de manifiesto entre ponentes y

enmendantes, alcanzó en la sesión de ayer tarde la máxima compenetración, lo que facilitó

extraordinariamente el avance en los debates.

El artículo tercero había quedado ya prácticamente ultimado en la sesión del martes. En él se crea el

director general del Instituto, un secretario general y los directores de los distintos servicios,

determinándose la fórmula de designación y funciones. Se afirma también que «el resto del personal será

nombrado por el director genera en la forma que prescriban las leyes y reglamentos».

Quedó pendiente tan sólo el apartado 5 y último, relativo a la creación de Delegaciones, porque al ser

sometido a votación obtuvo doce votos a favor y doce en contra. Al abrirse la sesión de ayer, la Ponencia

presentó de nuevo el mismo texto, después de haber reconsiderado su redación y fue aprobado por

unanimidad. Dice así:

Artículo 5.°. 5. El Instituto podrá establecer delegaciones para el cumplimiento de sus funciones, cuya

determinación, así como la de sus competencias, se hará reglamentariamente por el Ministerio de

Agricultura.

COMETIDOS DEL CONSEJO

Por el artículo 4." se crea el Consejo del Instituto Nacional de Reforma y Desarrollo Agrario, y se

establecen sus cometidos. Fue aprobado con muy breves intervenciones y dice así:

Artículo 4º 1. Se crea el Consejo del Instituto Nacional de Reforma y Desarrollo Agrario, con loa

siguientes cometidos:

a) Conocer e informar los planes generales y los presupuestos anuales del Instituto.

b) Conocer e informar sobre las propuestas que el ministro de Agricultura someta a su consideración y

especialmente las que hayan de ser elevadas al Gobierno, en orden a la declaración de zonas p comarcas

de actuación del Instituto.

e) Aprobar el precio y condiciones de adquisición y enajenación de las fincas que precise el Organismo

para la instalación de empresarios agrícolas y creación de explotaciones agrarias viables, así como las

permutas que se realicen con la misma finalidad, siempre que el valor del conjunto de las fincas

adquiridas, enajenadas o permutadas, supere los cinco millones de pesetas.

d) Conocer e informar las enajenaciones de bienes que por cualquier circunstancia se hayan hecho

innecesarios para los fines atribuidos al Instituto.

e) Conocer e informar la Memoria anual, que sobre las actuaciones del Instituto debe elevarse al

Gobierno.

En el apartado segundo de este artículo de determina la composición del Consejo cuya presidencia será

ejercida por el ministro de Agricultura. Dentro de este precepto se suscitaron numerosas peticiones de los

procuradores enmendantes. Sólo dos fueron aceptadas por la Ponencia: la inclusión de los vicepresidentes

de la Unión de Trabajadores y Técnicos y de la Unión de Empresarios y de una representante de la

Sección Femenina.

El debate más amplio se planteó en torno a si convenía o no establecer una Comisión Permanente. La

mayoría de las Intervenciones apoyaron su creación, ya que el elevado número de miembros que integran

el Consejo hace indispensable conjugar la representatividad con la eficacia, según palabras del señor

Ballarín Marcial La Ponencia, recogiendo la mayoría de las sugerencias formuladas, incluyó la Comisión

Permanente.

Puede decirse que el resto del articulado se aprobó con muy pocas intervenciones y aun éstas fueron más

bien encaminadas a introducir ligeras precisiones de sistemática o estética jurídica, aspecto en el que el

señor Hernández Gil tiene bien demostrada su pericia.

Por el artículo 5.º se suprimen todos los organismos que pasan a integrarse en el nuevo Instituto. En el 6.º

se regulan los recursos y reclamaciones que se interpongan contra los actos administrativos dictados por

él. El 7° determina los bienes y medios económicos de que dispondrá. Por el 8.º se refieren al Instituto las

subvenciones, exenciones o bonificaciones fiscales, beneficios, tasas, ingresos o privilegios concedidos

por la Legislación vigente a los organismos o centros suprimidos y, entre otras cosas, se le concede al

Instituto la vía de apremio para sus cobros.

El proyecto comprende, además, cuatro disposiciones adicionales: la primera se refiere a las Juntas

provinciales, comarcales o locales: la tercera se refiere a la aprobación de planes de conservación de

suelos agrícolas aceptados por los propietarios. Fueron aprobadas sin modificaciones.

NUEVA FORMULA DE ACTUACIÓN

Se puso especialmente de relieve, por la Ponencia, el singular interés de la adicional segunda que

«genera—dijo don Salvador Serrats—una nueva fórmula de actuación del Instituto no prevista en la

legislación vigente». Su texto dice así:

Disposición adicional 2.a — Cuando en una comarca previamente determinada conforme a la Ley se

realicen, a expensas del Estado, transformaciones en regadío u otras mejoras territoriales que, por razón

del caudal de agua disponible, motivos de orden económico u otros análogos, sólo puedan alcanzar a una

parte de la superficie que técnicamente pudiera beneficiarse en condiciones similares, se llevará a cabo la

reorganización de la propiedad, de forma que todos los empresarios agrícolas de la comarca previamente

delimitada, que lo soliciten, puedan beneficiarse de la mejora, sin rebasar los límites máximos que se

señalen en el correspondiente Plan.»

La adicional cuarta establece que «en el plazo de un año, a partir de la publicación de esta ley, el

Gobierno ordenará y sistematizará en un único texto legal, además de esta ley dictaminada, las que en el

texto se relacionan, que son un Real decreto-ley de 1927, un decreto-ley de 1955. quince leyes y «las que

en lo sucesivo puedan dictarse siempre que, por disposición expresa de las mismas, asi lo acuerden las

Cortes>.

Respecto a esta refundición, y a propuesta de don Baldomero Palomares, se adicionó lo siguiente:

2. El nuevo texto legal se promulgará bajo el título de ley de Reforma y Desarrollo Agrario, y su

elaboración se sujetará a las siguientes condiciones:

a) Respetará el contenido sustancial de la normativa hasta ahora vigente, y en especial las garantías

establecidas en favor de los particulares.

b) No podrán introducirse en el mismo modificaciones o supresiones de normas vigentes más que

en la medida necesaria ¡para lograr la máxima claridad, sencillez y armonía del sistema.

LOS FUNCIONARIOS

Hay también dos disposiciones transitorias: la primera se refiere al presupuesto del Instituto, y la segunda,

a los funcionarlos. Esta dice asi:

Disposición transitoria segunda.—Los funcionarios públicos propios de los organismos y centros

suprimidos quedarán integrados en la plantilla del Instituto y conservarán los derechos que tuvieren

legalmente reconocidos. Los que fueren funcionarios de la Administración del Estado pasarán, si así lo

solicitan, a la situación de supernumerarios, ocupando puestos de trabajo en el Instituto y percibiendo sus

retribuciones con careo al presupuesto del mismo.

La única disposición derogatoria se refiere a la ley de 14 de abril de 1962 sobre explotaciones familiares.

A las ocho y media de la tarde, al declarar dictaminado el proyecto de ley. el presidente dio las gracias a

cuantos han colaborado tan eficazmente en los debates. Una vez más la Ponencia, representada por los

señores Serrats Urquiza, Rosón Pérez y del Águila Golcoechea—el cuarto ponente, señor González Sáez,

se encuentra enfermo, y el quinto, señor Pardo Canalís. fuera de Madrid—, tuvo muy certeras

intervenciones. El subsecretario de Agricultura, señor García Oteyza, que asistió a las sesiones en calidad

de asesor designado por el Ministerio, aportó en varios momentos de los debates aclaraciones y puntos de

vista del mayor interés.

 

< Volver