Cortes. Enmienda al proyecto de reforma del reglamento. 
 Que las Cortes puedan emitir juicio o valoraciones sobre la acción del Gobierno  :   
 Señor Fernández Santos. 
 Informaciones.    12/08/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

CORTES

ENMIENDA AL PROYECTO DE REFORMA DEL REGLAMENTO VALORACIONES SOBRE LAS

CORTES PUEDAN EMITIR JUICIO O VALORACIONES SOBRE LA ACCION DEL GOBIERNO

(SEÑOR FERNANDEZ SANTOS)

MADRID, 12. (Resumen de LOGOS.)—Cuarenta y seis enmiendas al articulado del proyecto de ley de

reforma del Reglamento de las Cortes presenta el procurador familiar por Salamanca, señor Esperabé de

Arteaga. Entre las modificaciones que propugna figura el derecho de los procuradores a reunirse con sus

electores, con otros procuradores, dentro y fuera de la Cámara, y agruparse en el seno de las Cortes para

el mejor cumplimiento de su misión. En otra enmienda señala que la inmovilidad del procurador debe ser,

además de física, política y administrativa.

Resulta que, modificada la ley de Orden Público —señala el señor Esperabé de Arteaga—, el procurador,

que ya antes podía ser multado, puede ser ahora reducido a prisión, sin necesidad,. de solicitar

autorización del presidente de las Cortes. Los suplicatorios —apunta también— debe ser la Cámara y no

la Comisión Permanente la que los conceda o deniegue. En todo caso resulta absurdo que acordado el

procesamiento de un procurador, e incluso conderado éste, siga perteneciendo a la Cámara. La salvedad

hace innecesaria la inviolabilidad.

INCOMPATIBILIDADES

Propugna también el señor Esperabé de Arteaga -que el cargo de procurador sea Incompatible con

cualquier cargo público de la Administración civil del Estado, del Movimiento o de la Organización

Sindical, de libre designación y que exija nombramiento por decreto; con los cargos judiciales de

cualquier jurisdicción, en todos sus grados o categorías.

OPINIÓN, INFORMES Y ORIENTACIÓN

AL GOBIERNO El señor Escudero Rueda, familiar por Guipúzcoa, presenta 98 enmiendas al articulado.

Propone que los procuradores puedan entender sobre las materias que no sean proposición de ley,

propuestas por treinta procuradores como mínimo. Los representantes del pueblo español, dice, deben

estudiar las cuestiones de importancia que se sus, ten y que de modo importante afecten a la vida de la so-

ciedad española, para emitir opinión, informe, dar consejo u orientación al Gobierno, transmitir mediante

ruego, gestionar una proposición de lev o efectuar una interpelación, todo ello como resultado de una

consideración colectiva de los procuradores.

Propone también el señor Escudero Rueda que "la comisión de suplicatorios esté presidida por el

presidente de las Cortes y compuesta por un procurador de los apartados d) (Organización Sindical), e)

(representantes de los Municipios),f), (representantes de la familia) y j) (de designación directa) y un

procurador elegido entre los dos apartados g) (rectores de Universidad),h) (instituciones culturales) e i)

(Asociaciones; Colegios y Cámaras).

FUNCIÓNDE FISCALIZACIÓN. El señor Fernández Cantos, representante familiar por Vizcaya, y autor

de 88 enmiendas, insiste, al igual que otros procuradores, en que "las Cortes podrán emitir juicio o

valoraciones de carácter político sobre la acción del Gobierno". El texto en sentido contrario —dice en la

justificación de su enmienda—, cuya inserción se propone por vez primera en la historia de las Cortes

Españolas, entendemos que resulta depresivo para las mismas, y mermaría notabilísimamente su función,

de forma que sería perjudicial para la identificación de nuestro pueblo con su Gobierno. "Nuestra opinión

—dice el señor Fernández cantos— es absolutamente contraria, por el bien del país, de llegar a tan grave

limitación para la Cámara, que constituye la más alta representación del pueblo español. En el mundo

entero, cualquiera que sea el régimen o sistema, los Parlamentos tienen una función de control. La

función de fiscalización general que pertenece a cualquier español no puede ni debe ser negado al "órgano

que le representa al más alto nivel".

La señora Veglison Jornet. representante familiar por Madrid, presenta 19 enmiendas. Justifica una de

ellas. señalando que «las Cortes deben prestar al país, al mismo Gobierno, la colaboración de su apoyo o

desacuerdo, de su valoración positiva o formulación, de reparos sobre su acción política. Deben ser a este

alto nivel expresión del contraste de pareceres existente en el pueblo». Por ello, mantiene que «una crítica

constructiva es necesaria a cualquier Gobierno».

ACTOS DEL JEFE DEL ESTADO

El señor Lamo de Espinosa, procurador sindical, presenta 29 enmiendas, entre ellas, la inclusión de este

párrafo al artículo segundo: «Las leyes aprobadas por las Cortes serán refrendadas por el presidente de las

Cortes».

El apartado segundo del artículo 8.° de la ley Orgánica del Estado —dice en la Justificación de la

enmienda— exige que todo lo que el Jefe del Estado disponga en el ejercicio de su autoridad deberá ser

refrendado, según los caso», por el presidente del Gobierno o el ministro a quien corresponda, el

presidente de las Cortes o el presidente del Consejo del Reino, careciendo de valor cualquier disposición

que no se ajuste a dicha formalidad. Y en el número siguiente se .declara que de los actos del Jefe del

Estado serán responsables las personas que los refrenden.

LA ORGANIZACIÓN DE LAS CORTES Y SU COMPETENCIA

El señor Morilla Alonso, procurador sindical, sostiene en . una enmienda que «la organización interna de

las Cortes es asunto que debe competir exclusivamente a las mismas», por lo que la frase «de acuerdo con

el Gobierno» debe ser sustituida por la frase «con conocimiento del Gobierno».

Si bien entre el Gobierno —poder ejecutivo— y las Cortes —poder legislativo—, dice en la justificación

de su enmienda, debe existir la colaboración y coordinación necesaria para conseguir servir los intereses

generales de la nación del modo más eficaz posible, ello no significa que la preponderancia del Gobierno

haya de configurarse dé tal modo que suponga una subordinación absoluta del órgano legislativo a aquél,

puesto que . en tal supuesto sería innecesaria y superfluo; por tanto, debe evitarse que parezca que. el

Gobierno: puede ejercer un derecho de. veto en la designación de determinados .procuradores en las

comisiones. en que deben formar parte.

 

< Volver