Pleno de la Cortes Españolas. 
 Aprobada la modificación de sueldos de los funcionarios  :   
 Afecta a más de 800.000 beneficiarios y requerirá un esfuerzo financiero de 9.000 millones de pesetas en el ejercicio actual y 30.000 en el de 1975. También se aprobó -con 51 votos en contra y 10 abstenciones- la ley que establece pruebas de aptitud para. 
 ABC.    24/07/1974.  Página: 15, 19-23. Páginas: 6. Párrafos: 71. 

ABC. MIÉRCOLES 24 DE JULIO DE 1974. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 19.

PLENO DE LAS CORTES ESPAÑOLAS

IMPORTANTES DISCURSOS DE LOS MINISTROS DE HACIENDA Y DE EDUCACIÓN

Y CIENCIA

El presidente de la Cámara, al dar cuenta de la delegación de funciones del Jefe del Estado, exaltó las

figuras de Franco y de! Príncipe de España

"ES VITAL ELIMINAR LOS DESPILFARROS QUE EN LA VIDA ESPAÑOLA HA

INTRODUCIDO LA SENSACIÓN DE PROSPERIDAD" (Barrera de Irimo)

"La consolidación de un Estado social, y más concretamente de una Monarquía social, tiene en la

educación uno de sus pilares fundamentales" (Martínez Esteruelas) el Príncipe de Espato, Don Juan

Carlos de Barban, había asumido las funciones de Jefe del Estado. Leído el texto íntegro del comunicado,

el señor Rodríguez de Valcárcel. añadió:

«Señores procuradores: Este escrito, lacónico y exacto, contiene la intima emoción humana y la

dimensión histórica del Estado. Con 1a serenidad de siempre, sencillamente, con Idea clara, y acto justo,

desde su magisterio de hombre excepcional, Francisco Franco, una vez más. ha sido fiel a la hora y a la

Ley. Y una vez más, desde la emoción estremecida, España le responde también con fidelidad, con la

fidelidad de cada uno estar en su puesto, con naturalidad.

Elogió elocuentemente el magisterio de Franco y dijo que en carne joven, de estirpe regia, con leyes de

solidez petrificada, estableció la garantía del futuro, abierto sin zozobras a la esperanza y al afán de

perfección.

«Sobran palabras —añadió—. Sólo las escuelas para que desde esta Cámara, que es síntesis del pueblo

español, al pueblo le afirmemos que la vida sigue. Para decir al Gobierno, a las Fuerzas Armadas y a

todas las Instituciones que sirven a la armonía, a 1» seguridad y al desarrollo del Estado, nuestro

testimonio de solidaridad, de trabajo y de unidad. Para decir a Su Alteza Real el Príncipe de España y Jefe

del Estado- en funciones, con la sencillez del lenguaje aprendido del ser de Franco, que a su fidelidad, a la

hora y a la circunstancia de España, le correspondemos con nuestra fidelidad.

ELOGIO DEL PRINCIPE DE ESPAÑA

«Cinco años se cumplen hoy, precisamente, del hecho trascendental celebrado ante estas Cortes. Fiel al

espíritu del 18 Se Julio y a su legitimidad histórica, en estos cinco años, de serenidad y de prudencia, de

ejemplo de virtudes y lealtades, entre el Príncipe y el pueblo se ha establecido una corriente mutua de

amor y de respeto, que deposita en el ánimo de la familia y la política, la paz y la esperanza. Y hoy, la

afirmación del Príncipe de España ante esta Cámara, la tradición no puede ni debe ser estática; hay que

mejorar cada día», ilumínala el horizonte del futuro.

GRITOS DE «FRANCO, FRANCO. FRANCO»

«Señores procuradores: En esta hora de normalidad, cuando se ejercitan las leyes que estaban y se

cumplen, hay tan solo una anormalidad. Pero una anormalidad dolorosa que pedimos y confiamos ver

desaparecida: la íntima y entrañable que tienen todas las familias que componen, el pueblo de España,

seguras ante la solidez del Estado y su -futuro, pero afligidas por la enfermedad que sufre el hombre para

el que hay todos los deseos de verle y de tenerle, para seguirle amando y obedeciendo, con su propio

amor y sencillez. (Una clamorosa ovación acogió estas palabras del presidente de la Cámara. Los

procuradores, puestos en pie, aplaudieron largo rato, mezclando con sus aplausos los gritos de «¡Franco,

Franco, Franco!»)

»Para él —siguió el señor Rodríguez de Valcárcel, poniendo fin a su intervención—-y para la mujer que

acompaña su vida, desde aquí, tranquilos como Cámara de la´ nación, pero con emoción dolorida como

hombres, el deseo de que Franco venza a la enfermedad como venció siempre las posiciones para su

pueblo. Este deseo, como aliento, yo pido a la Cámara que se lo ofrezcamos del modo que mejor

sincroniza con la enseñanza de su estilo´ con el natural, serio y sencillo trabajo que por España nos

.corresponda en el Orden del Día.»

Se renovaron los aplausos, y una vez acallados, el presidente de las Cortes declaró abierta la sesión. El

hemiciclo registraba ya una-elevada concurrencia. En el banco azul todos los ministros —excepto el de

Agricultura, señor Allende— ocupaban sus escaños, con el presidente del Gobierno, don Carlos Arias

Navarro. También la Mesa de las Cortes se encontraba completa.

La presencia de los procuradores en Cortes don Nicolás Franco Baíiamonde. y su hijo, don Nicolás

Franco y Pasqual del Pobil, causó en todos una grata Impresión, pues confirmaba las alentadoras noticias

recibidas a primera hora de la mañana sobre la recuperación del Jefe del Estado. Fueron innumerables los

compañeros de la Cámara que se acercaron a ambos para interesarse por las últimas novedades que tenían

sobre el tema que a todos Interesaba y preocupaba.

El secretario, don Tomás Romo jaro, leyó el acta del Pleno anterior, que fue aprobada. Dio cuenta de que

se habían producido desde el último Pleno, los ceses de don Rodrigo Lozano de la Fuente y don José

Perelló Morales, y las altas de don Pedro La. mata Mejías y don José Antonio Meliá Pericas.

Seguidamente los dos nuevos procuradores subieron al estrado presidencial para prestar el juramento

reglamentario, que fue seguido por todos los asistentes puestos en pie.

EMOCIONADO RECUERDO DEL PRO-FESOR MUÑOZ ALONSO

El señar Rodríguez de Valcárcel tomó nuevamente la palabra para decir:

«Se ha verificado el juramento de las nievas altas en la Cámara. Pero estas Cortes son un cuerpo vivo y

tienen también sus bajas. En Santander, al pie de la Universidad que tanto debe al desvelo infatigable de

su prodigiosa capacidad intelectual y a su ejemplar magisterio, ha muerto Adolfo Muñoz Alonso, una de

las voces más altas y hondas de esta Cámara.» Adolfo Muñoz Alonso era un río caliente cíe palabras

edificantes. El solo era todo un equipo maravilloso: filósofo, teólogo, escritor, orador, sociólogo,

trabajador infatigable, maestro en todo con la sencillez y la humildad de los auténticos maestros, que

saben que para salvarse así filiamos han de quemar su vida en la salvacíon de los demás. De tanto

acordarse de los demás, Adolfo se olvidó de sí mismo. Pido a las Cortes que nunca le olvidemos a él.»

El presidente de la Cámara tuvo también -palabras de emocionado recuerdo tiara don Gaspar Gomes de la

Serna que pertenecía al Cuervo de Letrados de esta Cámara, esos nombres que en su misión ponen

sordina al brillo y en -verdad brillan por la eficacia. Con el dolor de su muerte —añadió— nos deja una

estela profunda de obras al servicio del Derecho y la cultura.. Gaspar Gomez de la Serna, de una familia

que prestigia o, la Patria, ha sido uno de los más destacados escritores y juristas españoles de su tiempo,

ejemplo de caballerosidad y de hombría de bien. Para su recuerdo, el testimonio dolorido de la Cámara.

INTERVENCIÓN DEL SER IRURZUN

A las diez y media, el presidente concedía la palabra al primer orador comprendido ya en el orden del día:

don Pío Miguel Irurzun Goicoa, que, en una minuciosa exposición, realizó una expresiva «síntesis de la

labor llevada a cabo por la Comisión de Hacienda de las Cortes, en el proyecto de ley de Modificación de

retribuciones de los funcionarios, Resaltó la coincidencia de criterios de cuantos intervinteron en el

estudio y preparación del dictamen, puesto que las divergencias consistieron más en matices que en el

fondo y el espíritu de la ley. Subrayó asimismo que la coincidencia entre enmendantes y ponentes se

debió, principalmente, a la aceptación a trámite, por parte del Gobierno, de numerosas enmiendas,

presentadas, a pesar de que significaban un aumentó considerable del gasto público». El señor Irurzun

puso, de relieve que los dos enmendantes a la totalidad atacaron el proyecto de ley «por considerarlo

estrecho en su ámbito y mezquino en sus resultados prácticos», aunque reconocieron que había mejorado

sustancialmente, merced a la admisión, autorizada por el Gobierno, de muchas enmiendas. Señaló las

mejoras que la ley representa para los funcionarios y terminó su intervención diciendo: «Quinientas mil

familias, afectadas per este proyecto, esperan vuestro voto favorable para mejorar ¡sus ingresos». Fue

muy aplaudido.

«LLEGAMOS AL CABO DEL MES DE JULIO CON UN SINNÚMERO DE DIFICULTADES, PERO

SIN VER CUMPLIDO NINGUNO DE LOS PRONÓSTICOS CATASTRÓFICOS»

Sin embargo, no es posible abrigar el deseo fácil de que las circunstancias desfavorables hayan pasado ya

BARRERA DE IRIMO DEFENDIÓ EL PROYECTO DE LEY DE MODIFICACIÓN DE SUELDOS

DE LOS FUNCIONARIOS

A las once menos cuarta de la mañana ocupaba el podio de los oradores el ministro de Hacienda, don

Antonio Barrera de Irimo. Durante más de media hora tuvo pendientes de su palabra a la totalidad de los

procuradores, que siguieron, con interés creciente, su minuciosa exposición. Alterando el orden de su

texto, queremos resaltar de modo especial los pasajes que dedicó á contemplar la marcha económica de

nuestro país en el semestre que acaba de transcurrir y las perspectivas para el futuro inmediato.

«Pese a la escasa perspectiva de estos meses —dijo— es posible advertir ya. la consolidación en la

economía mundial, y la profunda repercusión en España, de una serie de nuevos hechos que caraoterizan

la hora presente del mundo-económico.»

Se refirió a las dos grandes preocupaciones que atenazan el equilibrio económico y social de todos los

pueblos: el intenso proceso ínflacionista y la aparición de un radical desajuste en la capacidad de la

balanza de pagos de los países desarrollados, para hacer frente al súbito encarecimiento de las materias

primas y del petróleo, que ha dislocado la tradicional estructura de los costes de producción en el mundo.

Se refirió luego al cumplimiento dé las predicciones formuladas en. estos ¡meses: decaimiento general del

nivel de actividad en el mundo, fuerte elevación de los precios, drásticas disminuciones en las reservas de

divisas, con los consiguientes reflejos en él turismo,"en la.emigración, en. las perspectivas de los

mercados y aún en las directrices de los empresarios.

.«¿Estamos claramente ante un estado de crisis mundial», afirmó el ministro de Hacienda. Frente a él —

agregó— los pueblos deben adoptar posiciones- resueltas.»

LOS IMPACIENTES DEL PESIMISMO

«No faltaron al comienzo de este ejercicio los impacientes del pesimismo, deseosos de sumergirse

estrepitosamente en la catástrofe. Mes a mes la inquietud que el mundo vive ha venido reflejándose en

pronósticos de subida de precios alaquiantes, de súbito decaimiento de la actividad, de fuertes excedentes

en los recursos humanos por el paro propio o e! retorno de los emigrantes, de íncertidumbre en cuanto al

tipo de cambio, de desconfianza, en fin, en las expectativas del crecimiento futuro. llegamos al cabo del

mes de julio con Tin sin número de dificultades, pero sin ver cumplido ninguno de esos pronósticos.»

Comentó luego el señor Barrera de Irimo que los precios de consumo españoles dudante este semestre

han reflejado un aumento inferior al del semestre precedente, prácticamente semejante al del primer

semestre de 1973 e inferior a la media europea «y esto, precisamente en el momento en que una economía

briosa como la española tenía que aceptar y aceptó la pesada factura del petróleo...»

POLÍTICA DE CONFIANZA

«Nuestros niveles de paro —dijo también— se han mantenido durante él semestre en limites de máxima

ocupación, que tienen escaso precedente en la historia del empleo en España, pesé a la reducción de casi

un- 40 por 100 en el saldo neto de emigración a Europa. Lógicamente las estadísticas de salarios en los

cinco primeros meses reflejan en sus estimaciones un aumento de la retribución medía par hora, trabajada

que se mueve entre él 20 y 26 por 100, sobre iguales períodos del año precedente. Las estimaciones

iniciales sobre el ritmo de crecimiento económico inducen a pensar que, pese a la dilatada prolongación

de una situación de auge, se ha mantenido un crecimiento de la economía española entre el 6 y 7 por 100.

La peseta, a despecho de los recelos que inspiró su flotación, hace seis meses, se presenta, revaluada,

sobre los cambios de hace un año, en más de un 10 por 100. Todo esto ha sido posible a través de una

política de confianza en los recursos de la economía española y de serenidad ante decisiones capaces de

dislocar el orden tradicional de los comportamientos».

Resaltó luego el ministro de Hacienda la importancia de la política comercial abierta frente al exterior y

sobre todo, la de una política compensatoria pública- que, desde el Presupuesto del Estado, ha introducido

moderación en los precios de los productos más encarecidos. «Sin esta política compensatoria —afirmó—

los precios hubieran subido más violentamente y nuestra expansión se hubiera visto disminuida a casi la

mitad.»

Se refirió mas adelante el señor Barrera de Irimo a las medidas adoptadas para introducir «mayores dosis

de justicia social» mencionando los incrementos de gravámenes en las plusvalías, la reducción del tipo

del impuesto sobre los rendimientos de! trabajo personal y la intensificación dé las medidas recaudatorias

en los impuestos directos, «Ninguna de estas acciones fiscales —resaltó— ha acudido al remedio

socorrido de retocar la imposición indirecta.»

LA INFLACIÓN PERSISTE

El ministro de Hacienda agregó inmediatamente que «sería ingenuo deducir de esta contemplación una

actitud triunfalista». «Se trata tan solo de advertir en qué medida el ejercicio coherente y disciplinado de

una política ha -permitido contrarrestar efectos tan graves como los «u«, con razones semejantes,

atenazan hoy a toda la economía del mundo». «Igual realismo en el juicio debe acompañarnos a la hora,

de tender la mirada hacia el camino que queda por recorrer en la segunda mitad de este ejercicio y en el

año 1975, No es posible abrigar ese otro deseo fácil de que las circunstancias desfavorables hayan pasado

ya. La inflación persiste. Los países del mundo adoptan fuestes medidas de estabilización, con el

consiguiente decaimiento de la actividad y del empleo. Las reservas monetarias de las naciones

industrializadas y de buena liarte de las no industrializadas, «e ven desprovistas de horizonte, ante la

profunda mutación dé los equilibrios en el comercio internacional. España ha perdido en este primer

semestre más de 700 millones de dólares dé sus reservas d« divisas. Nuestro déficit contercia,! asciende a

238.000 millones de pesetas. Frente a esta circunstancia difícil hemos de proponernos una estrategia más

garantizada, que ajuste nuestra economía a una situación en la que no es posible permanecer

profundamente disociadas del contexto de la coyuntura mundial.

Tras afirmar que el signo de la grave dificultad qué tenemos por delante no es sin embargo, la

íncertidumbre, dijo el se-ñor Barrera de Irimo: «Creo qué, una llf2 más, es necesario proponer con

realismo objetivos que sepamos podemos conseguir y asegurar y encaminar hacia ellos las acciones

legislativas, la tarea de Gobierno y la colaboración de la sociedad española, en la convicción de que esa

política habrá de permitirnos preservar los valores fundamentales, como el mantenimiento de un nivel de

alto empleo y de un crecimiento consistente, pero eliminando el riesgo de las altas velocidades sobre las

que la lucha contra la inflación, objetivo prioritario paa a poder desplegar con garantía esa política,

resultaría más dificultosa. No se trata de nuevo del recurso habitual a las oscilaciones pendulares de las

estabilizaciones, sino de la moderación que es indispensable introducir en todos los comportamientos para

facilitar el equilibrio exterior de la economía española y aminorar las tensiones inflacionistas. La

moderación implica renuncia, sacrificios, elección 7 preferencia; y será necesario que en los meses

próximos la comunidad española pueda apreciar lo qué significa y vale cuanto, tiene. y opté

exigentemente por aquellos bienes y servicios que contribuyen al mantenimiento de una mayor justicia y

calidad en la vida».

ELIMINAR DESPILFARROS

Seleccionar entre recursos escasos es la esencia de toda tarea económica, pero de una manera más

acuciante en situaciones como las que vive hoy el mundo, y esta reírla habrá de aplicarse tanto a las

decisiones públicas presupuestarias, como al comportamiento de la inversión y del consuno privados. En

la andadura próxima es vital eliminar los despilfarres, a veces excesivos, que en la vida española ha

introducido la sensación de prosperidad. Una rigorosa valoración de las inversiones, na replanteamiento

moral en los hábitos de consumo, una mayor responsabilidad pública en la gestión de los recursos

colectivos, son sumamente indisipensables para el bienestar que la sociedad española puede también

conquistar en esa circunstancia difícil.

En este marco de evolución gobernada y consciente de nuestra economía habrán de desenvolverse

nuestras acciones inmediatas y a él habrán de acomodarse las iniciativas que el Gobierno vaya adoptando

y sometiendo a las Cortes: para ordenar los presupuestos próximos, conforme a la exigencia de esos

criterios: para asegurar la suficiencia fiscal de nuestro sector publico; para introducir mayores proporcio-

nes de justicia en la distribución de las rentas: para facilitar una aplicación mas flexible y justa de los

recursos financieros privados entre las distintas actividades económicas: ,para restablecer un mayor

equilibrio en el juego de nuestras cuentas frente al exterior y para potenciar, en fin, el desarrollo de

nuestros propios recursos naturales.».

NUEVO CONCEPTO DEL DESARROLLO

AI recomponer la marcha tras la sacudida económica que el inundo ha sufrido en los meses pasados -—

dijo también el ministro de Hacienda—, es necesario reconocer que el cuadro en que se inspiraba el

quehacer económico de España para lograr el progreso y el cambio de su sociedad, se ha visto

irremediablemente alterado hacia el futuro. El desarrollo económico de los años 60 no puede proyectarse

más para los años por venir. Aquella política se ha hecho más inestable, más difícil y menos deseable en

su viejo contenido y composición.

Inestable, porque las. oscilaciones y vaivenes exteriores afectan hoy al sector privado de nuestra

economía, a través de ese peso creciente y dominante que el mundo exterior ha alcanzado en la

producción y en la renta nacionales. Difícil, porque no se repiten ya las tres premisas del comienzo de los

60: recursos productivos baratos, retardo tecnológico de. nuestras empresas y crecimiento intenso de la

economía mundial. Las expectativas de estos tres renglones están hoy sumamente disminuidas y agotadas.

Desarrollo incluso menos» deseable, porque detrás de esas desilusiones del progreso que han denunciado

los moralistas, los sociólogos y los economistas, aparece el deseo de los consumidores y los anhelos de

muchas sociedades, por una producción más culta, más civilizada y mejor distribuida de los bienes y

servicios que el progreso pone a disposición de los pueblos.

Y todas esas tareas requieren un sector público y por consiguiente unos funcionarios conscientes de sus

deberes, flexibles en sus acciones, eficaces en sus medidas, ejemplares en sus comportamientos.

RENOVACIÓN DE LA VIDA ADMINISTRATIVA

El ministro dedicó elogios a la labor de los funcionarlos públicos y recalcó la necesidad de establecer

nuevas bases en el régimen de la remuneración que se les debe reconocer. «En ellas está —dijo— el

punto de partida para una renovación de la vida administrativa—. Sin atender a estas exigencias

económicas primarias, es utópico el objetivo de la eficacia administrativa. Y sin ésta, es imposible

asegurar el progreso en el orden, justicia y bienestar de nuestra comunidad, en suma, el servicio a esos

intereses supremos que encarnan el bien común de los españoles.»

Destacó el Interés del proyecto de ley por razones cuantitativas: 500.857 funcionarios figuran como

previsión de efectivos directos del Estado en los vigentes presupuestos; 48.718 más, sirven en los

Organismos autónomos: 123.194 en las Corporaciones locales. Si a ellos se añaden 65.335, sujetos a la

legislación laboral; 61.868, principalmente docentes, sujetos a contratación administrativa y 27.374, en

regímenes varios —como carteros rurales, camineros— resulta un total de 827.346. Cifra que por sí sola

proclama la importancia de la demanda pública de trabajo y el interés que debe atribuirse a su presencia y

oscilaciones.

Sobre este tema, el señor Barrera de Irimo dijo también;

• El Estado y las demás entidades públicas ocupan más de un seis por ciento de total de la población

activa, cifra que no superan en España más que tres sectores económicos: la agricultura, el comercio y la

construcción.

• Tan solo la constatación del número de hogares españoles que están vitalmente vinculados al objeto

del presente provecto de ley, sería bastante razón para, persuadiros de su trascendencia social.

• Una comparación rigurosa con la situación de otros países muestra la moderación con que España ha

vivido el fenómeno universal del crecimietno de la Administración Pública.

• En España no sólo no se amplifica, sino que, al contrario, se reduce el fenómeno universal del

crecimiento de la burocracia.

• La atención a esos numerosos efectivos personales alcanza el 32 por 100 del presupuesto total de gastas

y él 46 por 100 de los gastos corrientes. Cuantía no despreciable, ya que supone el 6 por 100 de la renta

nacional española.

• Reclutar el personal que sirva al que-hacer público con eficacia es asegurar los objetivos que pide hoy

de la Administración, la comunidad política.

• Sólo una política de retribuciones que contemple el cuadro de profesiones y las necesidades de la

Administración puede garantizar la captación de los funcionarios adecuados, asegurar su permanencia al

servicio continuado de los intereses público: y sostener su moral.

• Tres son los propósitos básicos de esta ley: actualizar las retribuciones —activa y pasivas—;

recomponer la significación en el sistema del sueldo base e introducir, po vez primera en nuestras leyes,

el principio de revisión anual de los sueldos de los funcionarios.

Terminó esta parte de su exposición e señor Barrera de Irimo señalando que la atención de las

obligaciones que impone esta" ley requiere un esfuerzo financiero por parte del Tesoro del orden de 9.000

millones de pesetas en el ejercicio actual y de más de 30.000 en el de 1975.

Tras los aplausos que acogieron el brillante discurso del ministro de Hacienda a las once y veinte de la

mañana el presidente- de las Cortes sometía a votación el proyecto de ley de modificación de sueldos de

los funcionarios caviles y militares, que fue aprobado con solo una abstención.

INTERVENCIÓN DE DON BALDOMERO PALOMARES

En nombre de la Comisión de Educación, que aprobó el proyecto de ley llamado de selectividad,

Intervino el procurador don Baldomero Palomares Díaz, para exponer la labor realizada en el

perfeccionamiento de este texto legal. Destacó el ambiente polémico con que fue recibido por su espíritu

de exigencia y rigor, calificándolo de «símbolo e inicio de un camino a recorrer en nuestra política

educativa, que impida que se malogren los anhelos e ilusiones despertados en nuestra sociedad por la ley

General de Educación. «En estos momentos —afirmó— la Universidad española reclama su tradicional

rectoría educativa, investigadora y social, y demanda las medidas para que ello sea posible.»

El señor Palomares, que desde la Ponencia que informó este proyecto de ley fue un ardoroso y a la vez

riguroso defensor de su contenido, resumió asi las tres importantes modificaciones introducidas por los

ponentes, basándose en las enmiendas de los procuradores: una completa descripción de las

características de las pruebas; la Inclusión de pruebas para el ingreso en las Escuelas Universitarias; el

aplazamiento de la entrada en vigor de las pruebas para el curso 1974-75. Al resumir la labor de la

Comisión resaltó las aportaciones positivas que llegaron incluso por el camino de las enmiendas a la

totalidad que sumaron 22, cifra récord en la historia de las Cortes españolas. Expuso, con toda

minuciosidad y brillantez, los puntos más sustanciales de los debates y rebatió, con bundantes

argumentaciones, la acusación e antisocial y clasista que se habla hecho contra el proyecto de ley, del que

terminó diciendo que «si no constituye la panacea que resuelva todos los problemas que nuestra sociedad

y nuestra Universidad tienen planteados, sí es el punto de partida para una política de compromiso y de

responsabilidad... Esta ley —dijo—no es un salvoconducto para nadie; es un compromiso que hay que

cumplir. Si damos nuestro respaldo, con él iniciamos un camino de exigencia.»

Una larga ovación acogió las palabras del señor Palomares Díaz, al que sucedió momentos después en el

estrado el ministro de Educación y Ciencia, don Cruz Martínez Esteruelas.

«EL PRIMER PATRIMONIO DE UN PUEBLO SE ENCUENTRA SIEMPRE EN EL CEREBRO Y EN

LOS BRAZOS DE SUS HIJOS»

«La calidad y eficacia de todo el sistema de enseñanza exige una garantía de que los que van a ingresar en

la Universidad cuentan con la aptitud necesaria»

DISCURSO DE MARTÍNEZ ESTERUELAS EN DEFENSA DEL PROYECTO DE LEY DE

SELECTIVIDAD

A las doce menos cuarto de la mañana el ministró de Educación Iniciaba su exposición en defensa del

proyecto de ley te pruebas de aptitud para el acceso a la Universidad. De su largo, brillante y ordenado

discurso, extraemos algunas de las afirmaciones más sobresalientes:

• «No hay duda de que disponemos abofe de una mayor riqueza, que tenemos que impenarnos en

aumentar y distribuir como o exige el propio afán de justicia. Pero un así, el primer patrimonio de un

pueblo e encuentra siempre en el cerebro y en los brazos de sus hijos.

• Este hecho sitúa por si mismo la trascendencia de la educación en la vida de una comunidad. De otra

palie, el estudio De historia y la contemplación del mundo moderno muestran que cada vez que ríanla el

materialismo es el hombre el ine pierde. Sin un adecuado sistema de os valores espirituales, el hombre

queda educido a un ser sin sentido. También en este orden te educación tiene la res-puesta fundamental.

• De ninguna forma podrán alcanzarse las nuevas e imperiosas aspiraciones sociales sin más educación,

sin mejor educación y sin una generalización de valores vividos que sólo te educación puede asegurar. La

consolidación dé un Estad» social, y más concretamente de una Monarquía social, tiene en la educación

uno de sus pilares fundamentales.

• ¿Cuales son los principales problemas que te educación encuentra en la perspectiva actual? Podemos

reducirlos a tres órdenes principales: de la situación actual se deriva una enseñanza de insuficiente

«andad, una inadecuada estructuración profesional y graves defectos en cuanto * te participación de la

sociedad en la creación y disfrute de los bienes de la cultura.

LA CALIDAD DE LA ENSEÑANZA

• La calidad de te enseñanza es ahora más necesaria que nunca y tenemos que estar dispuestos a

defenderte con todos los medios a nuestro alcance.

• Partimos de una pirámide que se encuentra invertida en te propia base de las diversas, enseñanzas, con

alumnos en las Facultades y Escuelas Técnicas Superiores en numero superior al de los alumnos de las

Escuelas Universitarias y superior también al de todas las enseñanzas dé Formación Profesional. Podemos

imaginar a donde puede conducirnos esta grave anomalía si dejamos que los estímulos sociales y te

propia estructura del sistema educativo sigan contribuyendo a agravar una situación que ya es de suyo

causa de preocupación.

• Desde el marco jurídico que constituye el decreto de Ordenación de la Formación. Profesional se

realizarán todos los planes y acciones que requiere este importante sector de enseñanza, pero estos planea

y estas acciones deben empezar reforzando lo que aquéllas más requieren, es decir, una corréela,

valoración, una rigurosa valoración de te formación profesional.

• Debemos fosear una absoluta generalización de te cultura por todos tos medios y en todos los ámbitos.

La cultura por si misma, como potencia y capacidad de fruición y te cultura como vehículo de poder,

tiene que ser nn bien para todos.

• Siempre que sea necesario, constituye deber del Estado asumir te defensa de te Universidad, asegurar el

cumplimiento de te misión que a ésta corresponde. Se defiende a te Universidad porque es una pieza

fundamental de la nación.

• La nación y el Estado de ninguna forma pueden admitir que la Universidad sea un mero instrumento de

titulación y de acceso a esferas de poder.

• La condición de universitario, es decir la de profesores, estudiantes y graduados, tampoco es ni puede

ser un privilegio, sino que, por el contrario, supone deberes específicos.

• Todas las clases y condiciones profesionales tienen que tener acceso al eje»v. ció de la función

política...

LA MISIÓN DE LA UNIVERSIDAD

• La auténtica misión de te Universidad es te ciencia. Aparte de la obligada función formativa, te esencia

se centra en te ciencia, en su enseñanza y en su investigación.

• En todo el ámbito de te educación es el Estado quien tiene que asumo1 el control necesario...

La ealUftd y eficacia de todo el sistema de enseñanza exige una garantía de que los que van a ingresar en

te Universidad cuentan coa te aptitud necesaria. Pero nadie debe ver ea este garantía de aptitud en ningún

tifo de exhibición memorís-ttea, sino en te prueba de te madurez intelectual indispensable para las tareas

universitarias.

• Unas pruebas -como tes que se proponen son nn evidente estímulo para te totalidad de tes instituciones

educativas. Por ello, la medida redundará en beneficio no solamente del futuro de te Universidad, sino

también en todos los órdenes de te enseñanza.

• Lo que te educación requiere en nn país en fen. avanzadas vías de desarrollo como el nuestro no es sólo

una política de tos aspectos aislados, sino ante todo una política educativa en plenitud.

o La plenitud de te política educativa nos obliga a atender, en vrlmer término, a todos tos aspectos del

profesorado y del alumnado, al constante perfeccionamiento de te organización administrativa, al equi-

librio de tos recursos financieros y a te necesaria participación.

o De sobra sabemos hasta qué ponto es insustituible te función del profesorado en te enseñanza... En toda

te medida de to posible se atenderán todas y cada ana de tes necesidades y justas demandas del

profesorado. Pero también se exigir» a rajatabla el estricto cumplimiento de todos los deberes. Esta noMe

exigencia necesaria de una elevada misión ha de comenzar por el reclutamiento que debe hacerse por

procedimientos exigentes en todos tos niveles del profesorado.

Enumeró el ministro en este punto el uerzo que el Ministerio está realizando para ampliar el profesorado

por los cauces establecidos. Y añadió:

PARTICIPACIÓN DE LOS ALUMNOS

Este mismo rigor y seriedad es el que debe marcar la relación con los alumnos. El compromiso de

nuestros muchachos qon la sociedad, al que tienen que hacer honor resolviendo así su futuro, es el centro

donde reciben su formación. Por tratarse de su futuro tenemos el deber de estimularles en todo momento.

Pero ello ni está reñido con una actitud de amor entrañable hacia nuestra juventud, ni con la admisión de

su talante generacional.

En un diálogo personal con estudiantes universitarios he podido comprobar, hace bien pocas semanas,

cuántas de sus Inquietudes estaban justificadas o encontraban al menos fácil explicación.

Refiriéndose a la política de becas, el ministro recalcó:

Aquí ha empezado una nueva política en la que la condición de becario y la simple condición de

estudiante se encontrarán crecientemente igualadas... No parece que tengamos derecho a acumular a la

debilidad de una posición social la mayor exigencia de facultades o cualidades que a otros no se exigen.

Cuando hay que hacer frente a las necesidades de casi siete millones de alumnos y de más de doscientos

mil profesores y cerca de veinticinco mil centros estatales de todos los niveles que incluyan en la

Enseñanza General Básica casi cien mil unidades escolares es fácil comprender que necesitamos una

máquina administrativa ceda vez más ágil y cada vez más fuerte.

La batalla de la educación ae ganará con mayores recursos Intelectuales y con mayor organización, pero

se ganará también con mayores recursos económicos. Ya estamos recibiendo el debido apoyo y

necesitaremos más porque es la realidad la que nos pide más. Puedo testimoniar el desvelo del Gobierno y

de la Hacienda Pública para conseguir las metas que todos deseamos.

Todos los estamentos de la educación han de participar de alguna manera y de acuerdo con la naturaleza y

nivel de cada entidad de enseñanza, en la gestión del propio centro. El camino del´ restablecimiento de los

estatutos es una prueba en este sentido, aunque éstos necesiten en muchos aspectos una serena

reconsideración.

LA LABOR DEL GOBIERNO

En la última parte de su discurso el ministro hizo un repaso a algunos aspectos diferenciados de la

enseñanza. Subrayó que en el próximo año al implantarse el octavo curso de Enseñanza General Básica

demandará un puesto escolar en estos centros más de seiscientos mil muchachos que forman la nueva

promoción que cumple los seis años. Recordó que el Gobierno acaba de establecer una desconcentración

de funciones cerca de las Corporaciones locales en las tareas de escolarización. En cuanto a Educación

Preescolar señaló que el Ministerio ha emprendido ya un primer programa que concentrará los recursos de

que se dispone para ello en los puntos de mayor necesidad. En relación con el Bachillerato dijo que se ha

Iniciado ya un proceso de ordenación de las enseñanzas del Bachillerato que en los próximos meses dará

fruto de regulación en todos sus aspectos. El objetivo que se persigue es afirmar y perfeccionar un

Bachillerato que debe ser adecuado vehículo de cultura, instrumento de preparación vl-tal para los

jóvenes. Afirmó también que el Ministerio no dejará de buscar y .estimular la colaboración del sector

privado en este caíiRo. Refiriéndose a la Formación Profesional aseguró que «no es una sola y estricta,

formación para el trabajo, sino que es una formación integral». Todo el frente de la Formación

Profesional contará con la formación humanista que requiere en nuestra época.

Bachillerato y Formación Profesional de segundo grado son dos órdenes non misiones paraleas: en uno u

otro ha de e.star todo joven español sin que ni la cultura —ni a la postre la posibilidad de acceso a la

Universidad cuando se acredite la madurez suficiente— sean ajenos a ninguno y con Independencia del

valor aue en si tenga cada uno de dichos órdenes.

Respecto a la Universidad, el ministro afirmó:

El fin de la Universidad no es sólo preparar para unas profesiones y fomentar el desarrollo científico, sino

Que ineludiblemente le corresponde la formación humanista integral de los jóvenes que llegan a ella en

una edad particularmente importante.

El ministro de Educación puso fin a su intervención con estas palabras:

«Todos compartimos cierta imagen de España: seria, completa, exigente, entrañable, y moderna. Esta es

la imagen que la política educativa del Gobierno pretende servir. Es por esta imagen «ue pido vuestra

colaboración.»

APROBACIÓN DE LA LEY DE SELECTIVIDAD

Una prolongada ovación acogió el discurso del señor Martínez Esteruelas, acompañándole hasta que

ocupó su escaño en el banco azul, desde el que tuvo que corresponder varias veces a los aplausos. In-

mediatamente después se inició la votación nominal —por haberlo pedido así un número suficiente de

procuradores y haberlo considerado pertinente la Presidencia—. que duró desde las 12,18 hasta las 12,50,

arrojando el siguiente resultado: Votos a favor de la ley, 384; en contra, 51: abstenciones, 10. El Gobierno

y la Mesa votaron en último lugar. En la Mesa se produjeron dos votos en contra, de los secretarios

señores Puig Maestro-Amado y Arteaga Padrón. El resultado de la votación fue acogido también con

largos aplausos.

A la una de la tarde inició su intervención el último orador, correspondiente al orden del día: don

Venancio Hernándea Claumarchlrant, que en nombre de la Comisión de Justicia solicitó la aprobación del

proyectó de ley sobre actualización de la base económica de determinados artículos de las leyes de

Enjuiciamiento Civil y Criminal. Breve, concisa, escueta y clara fue la certera intervención del señor

Hernández Claumarchirant, que mereció cálidos aplausos. El proyecto fue aprobado por unanimidad.

En la última parte de la sesión los secretarios señores Puig Maestro-Amado y Arteaga Padrón dieron

cuenta al Pleno de los dictámenes aprobados por las Comisiones de Asuntos Exteriores y Presupuestos y

de dos decretos-leyes.

A la una y cuarto de la. tarde el presidente de las Cortes ponía fin al Pleno con estas palabras:

«Con el deseo fervoroso de «ue las noticias felices que esperamos nos lleguen cuanto antes y deseándoles

a todos unas venturosas vacaciones, se levanta la sesión.»

 

< Volver