Autor: Pérez Fernández, Herminio. 
 Cortes Españolas. 
 La Comisión de Asuntos Exteriores aprobó tres convenios internacionales y un protocolo  :   
 En ruegos y preguntas se habló sobre el Sahara, las relaciones comerciales con África y los países árabes, el oro de Moscú y los problemas de nuestros pescadores. 
 ABC.    07/05/1975.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

A B C. M I E R C O L E S 7 DE M A Y O DE 1975. PAG. 15

CORTES ESPAÑOLAS

LA COMISIÓN DE ASUNTOS EXTERIORES APROBÓ TRES CONVENIOS INTERNACIONALES

Y UN PROTOCOLO

En ruegos y preguntas se habló sobre el Sahara, las relaciones comerciales con Africa y los países árabes,

el oro de Moscú y los problemas de nuestros pescadores

Madrid. (De nuestro redactor en las Cortes. Herminio Pérez Fernández.) Se reunió ayer la Comisión de

Asuntos Exteriores, bajo la presidencia de don Alberto Martín Artajo. La sesión íue breve, en lo que se

refiere a los asuntos que figuraban en el orden del día. pero, como ya es habitual, se prolongó más el

capítulo de ruegos y preguntas, porque fueron varios los procuradores que expusieron sus inquietudes en

torno a temas internacionales de evidente interés y actualidad.

Sin intervenciones, pues no había enmiendas presentadas, se aprobaron los cuatro asuntos de la

convocatoria: Convenio general entre el Gobierno de España y el de la República francesa, sobre

Seguridad Social y su protocolo; Convenio internacional para prevenir la contaminación por los buques,

de 1973. y protocolos anexos; Convenio básico de cooperación técnica entre el Gobierno de España y el

Gobierno de la República de Nicaragua y protocolo III. establecido en Berna, por el Que se aumenta la

contribución de los Estados miembros a la Oficina Central de Trans-portes Internacionales señor

Ferrocarril (O. C. T.I)

CONTAMINACIÓN DEL MAR

El Convenio para prevenir la contaminación por los buques dio lugar a la intervención, del director

general de Cooperación Técnica Intei nacional, don Enrique Larroque de la Cruz, que en nombre del

Ministerio de Asuntos Exteriores informó minuciosamente .sobre el desarrollo de este Acuerdo, su

finalidad y su alcance en cuanto a evitar la contaminación de los mares por los barcos mercantes que

transportan hidrocarburos y sustancias químicas, así como los sistemas de arbitraje dispuestos para los

casos de infracción.

ADHESION A LA POLÍTICA SOBRE EL SAHARA

Todos los Convenios fueron aprobados. Y se entro en el turno de sugerencias: Don Fernando Mateu de

Ros solicitó que la Comisión dejara constancia de su identificación con la política del Ministerio de

Asuntos Exteriores en relación con el Sapara y se refirió luego a la insuficiente dotación que. tanto en

personal como en medios, tiene la representación diplomática española en dos zonas de extraordinario

interés, por las posibilidades económicas en aumento que ofrecen para España: son, concretamente,

África por un lado y los países árabes por otro. «Para las dos partes del Congo —dijo- — . España sólo

tiene un embajador en Congo-Kinsasa. lo que hace que esté indebidamente atendida la zona del Congo-

Brazaville. En todo el golfo Pérsico y Arábigo España sólo tiene también dos embajadores —agregó el

señor Mateu de Ros—. para solicitar que se reestructure la atención política hacia estas zonas.

LA SANGRÍA DE DIVISAS Y EL ORO DE MOSCÚ

El señor Rosillo Herrero se extendió en amplias consideraciones sobre el alarmante desequilibrio de la

balanza comercial española, sin que. en este aspecto, se vean perspectivas, alentadoras, ni una voluntad

firme de cortar esa situación. Se refirió a la posibilidad de que el Gobierno español establezcan relaciones

diplomáticas plenas con la Unión Soviética y señaló que este tema debe plantearse, no sólo en el plano

político, sino también en el económico, para tratar, de llegar a un reconocimiento, por parte de la U. R, S.

S., de la deuda que tiene pendiente con España por la retención del oro español, cuya elevada cuantía

debe sernos compensada con el suministro de petróleo a. bajo precio. En cuanto a la sangría de divisas

que sufre nuestro país, el señor Rosillo se mostró partidario de reducir las importaciones y aprovechar la

reforma fiscal para imponer gravámenes que limiten la utilización de productos extranjeros.

LOS PROBLEMAS DE NUESTROS PESCADORES

Don Martín Fernández Palacio dejó constancia del grave problema que viven los pescadores españoles,

con la constante ampliación de las aguas jurisdiccionales por diferentes países. >¿Los pescadores

españoles están siendo zarandeados —afirmó— por los buques de guerra marroquíes y franceses, y ahora

también por los portugueses.» En definitiva, están pasando por la peor época de su vida, y hay que tener

presente que la pesca constituye la segunda riqueza de nuestro país, después de la agricultura. Destacó la

necesidad de que la Comisión de Asuntos Exteriores tome conciencia de este problema.

En relación con el tema del Sahara, don José Ramón Alonso y Rodríguez-Nadales rogó al presidente de la

Comisión que se indique al Ministerio de Asuntos Exteriores la conveniencia de que se envíe a las Cortes,

a disposición de los procuradores, una copia de la documentación enviada por España al Tribuna!

Internacional de La Haya.

El señor Llera López solicitó que se aclare, de una vez. por el Ministerio de Asuntos Exteriores, si la

resistencia del Mercado Común a la incorporación de España obedece a razones políticas o no.

Finalmente, el señor Muñoz Carressón expuso atinadas consideraciones en torno a los problemas que

pueden plantearse a las mujeres españolas, casadas con extranjeros y residentes fuera del país, en la

utilización de pasaportes como consecuencia de la reciente reforma del Código Civil y del Código de

Comercio, en relación con el régimen jurídico de la mujer casada.

Don Alborto Martín Artajo anunció que constará en el diario de sesiones todo lo expuesto por los

miembros de la Comisión y se dará cuenta al presidente de las Cortes de cuanto proceda.

 

< Volver