Autor: Barriga Bravo, José Julián. 
 Las Cortes. 
 Triunfaron los regionalistas  :   
 También la región podrá ser entidad local. 
 Patria.    21/05/1975.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

LAS .CORTES

TAMBIEN LA REGIÓN PODRA SER ENTIDAD LOCAL

DE nuevo debates regionalistas en las Cortes. En lo que va de discusión del proyecto de ley de Bases de

Régimen Local son ya tres las sesiones que han girado en torno a la necesidad de dar un tratamiento

específico a la región en materia de Administración Local. La novedad reside en que ayer las Cortes

adoptaron ya una decisión, un tanto salomónica, al suprimir de la base primera un inciso por el que se

hacía inviable en el resto de la ley contemplar el fenómeno regionalista.

En definitiva, la región podrá figurar entre las entidades locales que integren la Administración Local. Sin

embargo, la discusión sobre este tema habrá de proseguir en días sucesivos, puesto que es en el apartado

quinto de la mencionada base donde específicamente se contemplan las entidades regionales.

LOS «REGIONALISTAS»

• El planteamiento surgió casi inesperadamente con la intervención del señor VALIENTE SORIANO,

que fue quien abrió e! fuego regionalista, con la siguiente observación: en la comisión se habla

incesantemente de! tema y, sin embargo, la palabra «región» no aparece en todo el proyecto de ley. Y

agregó: si la unidad nacional se mantiene viva es porque la están manteniendo las regiones. Estas no

fueron andamies que, una vez construida la unidad nacional, puedan ser retirados.

El señor ESCUDERO RUEDA —principal mentor del tema regionalista en estos debates— terció luego

diciendo que la comisión no podía dar la callada por respuesta, por cuanto el problema no se resuelve

ignorándolo o remitiéndolo a la creación de mancomunidades A estas últimas entidades las calificó como

invento fracasado en el año 1913 y que ahora se pretenden resucitar como solución a los planteamientos

regionalistas.

Si existen de hecho las regiones vino a decir el señor HERRERO FONTANA—, habrá de contemplarlas

el proyecto de ley, pues su existencia no tiene ningún´ impedimento de orden constitucional.

Continuaron pronunciamientos favorables a la tesis regionalista en palabras de los.señores VIOLA

SAURET. MEILAN GIL y ASÍS GARROTE. Este último sintetizó su pensamiento postulando el facultar

a los Municipios para que libremente puedan agruparse en entidades distintas de tos Municipios, bien en

comarcas ,o en regiones. Y cerró el turno de quienes de forma más abierta postularon una respuesta

explícita a los problemas regionalistas el señor MARCO TABAR, advirtiendo que no se pretende atacar

la unidad nacional, y que fueron los tradicionalistas quienes más ardientemente defendieron la región.

CAUTELAS REGIONALISTAS

• DON ANSELMO DE LA IGLESIA, después de señalar ,que las regiones no constituyen una

estructura básica de la Administración Local, dudó de la existencia de estas entidades

supramunicipales y se preguntó si las provincias vascongadas constituían verdaderamente una región.

• Tenemos —dijo el señor PEDROSA LATAS— un sentido enfermizo por las definiciones y con

ello se refería a la fórmula empleada por la Ponencia para delimitar la significación del municipio y de

la provincia. Discrepó de la que la provincia constituya una entidad básica y abogó, en todo caso, por

clasificar, dé acuerdo con su significación, las distintas entidades locales, entre las que debiera figurar

también la región.

• «Son inoportunas desde el punto de vista procesal las exposiciones de los señores VALIENTE y

ESCUDERO», comenzó manifestando el señor PERALTA ESPAÑA. «Si lo que se pretende es

—añadió— partir de la ley de Régimen Local para llegar a los estatutos regionales, formulados por la

República, discrepo y me reservo para el momento oportuno de la discusión.

• De acuerdo con la Ponencia se expresaron los señores ALONSO VILLA-LOBOS,

HENRIQUEZ DEL MORAL MEGIDO, ANDRÉS VÁZQUEZ y CLUA QUEIXALOS.

• MADRID DEL CACHO puntualizó que la región no es un hecho político, ni administrativo, no

simplemente cultural y MO-RRONDO GARCÍA discrepó de la consideración de la provincia cómo

entidad local, ya que a su juicio es una mera circunscripción territorial.

UNA PONENCIA PERMEABLE

Fueron suficientes unos minutos de descanso para que la Ponencia decidiera acoger alguna de las

sugerencias formuladas por los veintidós procuradores que habían intervenido en los debates hasta lograr

el acuerdo unánime de la Comisión.

El ponente, señor DE LA VALLINA VELARDE recordó que el Consejo Nacional en su informe sobre

los criterios políticos del Régimen Local había reconocido que el municipio y la provincia son entidades

preponderantes en la Administración Local, frente a otros entes que pudieran crearse. En este sentido

había calificado de «básicas» a ambas instituciones, aunque conoció la conveniencia de sustituir este

vocablo por el de «fundamentales».

Por otra parte, para no hacer inviable la existencia de otras entidades —entre ellas la comarca y la

región—, se suprimiría el inciso de «no territoriales». De este modo se posibilita el reconocimiento de la

región, aunque no con el carácter de «entidad básica» y sin representación política. Quedaba, pues, abierta

la puerta para un planteamiento de los temas regionales.

El texto aprobado como apartado inicia] de la base primera es el siguiente: «El municipio y la provincia

constituyen las entidades fundamentales de la Administración Local. También forman parte de la

Administración Local las entidades locales menores y los demás entes públicos de carácter local, a

quienes la presente ley reconoce asta condición.

El régimen de Administración Local y de sus Corporaciones, de conformidad con las garantías exigidas

por el bien común, viene de-terminado por ésta ley.»

JOSE J. BARRIGA BRAVO

 

< Volver