Autor: Pérez Fernández, Herminio. 
 Cortes Españolas. 
 El municipio y la provincia constituyen las entidades de la administración local  :   
 Un amplio debate en torno a la región a la región no logró su incorporación en el primer precepto de la Ley de Bases. 
 ABC.    21/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ABC, MIÉRCOLES 21 DE MAYO DE 1975.

CORTES ESPAÑOLAS

EL MUNICIPIO Y LA PROVINCIA CONSTITUYEN LAS ENTIDADES DE LA ADMINISTRACIÓN

LOCAL

Un amplio debate en torno a la región no logró su incorporación en el primer precepto de la ley de Bases

Madrid. (De nuestro redactor en las Cortes, Herminio Pérez Fernández.) La región fue el gran tema a lo

largo del extenso debate de las enmiendas a la totalidad del proyecto de ley de Régimen Local. En aquella

primera fase procesal, la incorporación de la reglón fue derrotada. Pero el tema sigue batiendo sus alas —

y seguirá por mucho tiempo— sobre la Comisión de Gobernación, que ayer reanudó sus trabajos en tomo

a las bases para el Estatuto de Régimen Local.

El debate fue amplio y prolijo. La Ponencia, brillantemente representada por el señor Vallina Velarde, se

mostró inclinada a recoger algunas matizaciones, formuladas en la última sesión de la pasada semana,

sobre la redacción dada al apartado primero de la base primera. Luego intervinieron 22 procuradores. Y,

al final, todo quedó en lo mismo que la Ponencia había ofrecido al principio: sustitución de la palabra

«básicas» por la palabra «fundamentales» y supresión de la expresión «no territoriales».

A la vista de este resultado, ¿puede decirse que el debate fue inútil? No, porque las intervenciones no sólo

fueron abundantes, sino también muy valiosas. Hay que destacar una espléndida lección del señor

Valiente Soriano, defensor de Incluir a la región entre las entidades locales, por entender que el artículo

45 de la -Ley Orgánica del Estado no lo impide. «A las Cortes no les corresponde la interpretación de las

Leyes Fundamentales —dijo—, pero sí su aplicación y este artículo no necesita ser Interpretado, porque

está muy claro; basta con aplicarlo. Las regiones —dijo también— son columnas vivas de la Patria, no un

andamio, que, una vez lograda la unidad nacional, se aparta a un lado. E3 gran problema político de esta

Ley es hacer una gran nación, no una gran Administración.» El señor Valiente se mostró partidario de una

ley de Bases.

También hablaron en apoyo de la región otros procuradores. Ampliamente y con apasionamiento, como

siempre, el señor Escudero Rueda, que hizo un minucioso repaso al pensamiento político de Vázquez

Mella en relación con la región y pidió que no se ponga en contraposición la regionalización con el

regionalismo. «No hay unidad sin variedad —afirmó—, pero este proyecto reconoce la variedad

solamente a efectos platónicos.» Afirmó que el resurgimiento de lo regional es un problema político de

los más profundos que hoy tiene España y terminó subrayando que en el Estatuto regional de la República

hay aspectos constructivos que deben ser perfeccionados.

El señor Peralta España se mostró en total desacuerdo con estas afirmaciones y consideró Inoportuno el

planteamiento del problema de la región dentro de este primer apartado de la ley.

Para don Antonio Pedrosa Latas las provincias no son entidades locales básicas. .«Sólo hay una entidad

básica, que es el Municipio. Las provincias no son sino agrupaciones de Municipios.»

A la inclusión de la región se opuso también don Anselmo de la Iglesia. El señor Viola Sauret, que

apoyaba la idea de región, no consideraba oportuno su tratamiento en este primer apartado.

LA REGIÓN, HECHO CULTURAL

Don Manuel Madrid del Cacho, en una de sus ya famosas intervenciones llenas de erudición, afirmó que

la región es simplemente hoy por hoy, un hecho cultural, no un hecho administrativo ni un hecho pero se

mostró partidario de una redacción que deje la puerta abierta a que la región sea contemplada en la ley.

Finalmente, los señores Alonso Villalobos y Clúa Queixalós hicieron un encendido elogio de la provincia.

Este último se proclamó catalán, español de la provincia de Tarragona, y dijo al señor Escudero Rueda

que sobre el Estatuto catalán no hablarían Igual los habitantes de Lérida, Gerona v Tarragona que los de

Barcelona.

Otra minuciosa e importante intervención del ponente señor De la Vallina Velarde precisó que este primer

apartado sólo trata de delimitar el ámbito de la ley y matizar conceptualmente la embocadura del

proyecto. Subrayó que la reforma del Régimen Local entraña hondos problemas constitucionales de

verdadera trascendencia política y distinguió al Municipio y a la provincia del resto de las entidades

locales, considerándolos como entidades de carácter necesario, además de estar constitucionalmente

reconocidas.

Con 48 votos a favor y une abstención se aprobó el nuevo texto del apartado primero de la base primera,

que dirá así:

Capítulo I.—Disposiciones preliminares.— Base 1º — La Administración Local. — 1 (nuevo). El

Municipio y la provincia constituyen las entidades fundamentales de la Administración Local. También

forman parte de la Administración Local las entidades locales menores y los demás entes públicos de

carácter local, a quienes la presente ley reconoce esta condición.

La ley ha comenzado a marchar

 

< Volver