Autor: Pérez Fernández, Herminio. 
   Continuaron en la comisión de Gobernación los debates en torno al tema regional  :   
 La Ponencia ha ofrecido un nuevo texto que recoge algunas enmiendas. 
 ABC.    27/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

CONTINUARON EN LA COMISIÓN DE GOBERNACIÓN LOS DEBATES EN TORNO AL TEMA

REGIONAL

La Ponencia ha ofrecido un nuevo texto que recoge algunas enmiendas

Que el problema de la región es importante lo sabemos todos. Nos lo han dicho hasta la saciedad

numerosos procuradores desde el día en que comenzó a debatirse la ley de Régimen Local en la Comisión

de Gobernación. Pero por si alguien no estuviera convencido bastaría decir que en las dos últimas

sesiones pasan de 40 las intervenciones en torno a ese tema.

Los momentos tensos se sucedieron en la jornada de ayer. Al señor Meilan, Gil le dolieron algunas

afirmaciones del señor Peralta España; al señor Alcaina le preocupaba el tiempo que. en su opinión, se

estaba perdiendo; a don Anselmo de la Iglesia le gustaban poco o nada algunas ideas que estaba oyendo

sobre estatutos y regionalismos y echó mano de un texto de Onésimo Redondo que molestó a los

procuradores catalanes; uno de ellos abandonó ostensiblemente disgustado la sala de sesiones.

Por fortuna, en medio de ese mar, si no agitado por lo menos con marejadilla, resonó como una balsa de

aceite la voz poderosa y cordial de don Baldomero Palomares, actuando en nombre de la Ponencia con

una diplomacia, un tacto, una habilidad dialéctica y un sentido humano tan entrañable y desbordado que

todos los asistentes estuvieron de acuerdo en elogiarle sin reservas. ¿Por qué acertó de lleno el señor

Palomares? Porque con serenidad, firmeza y concisión resumió las coincidencias, las discrepancias y la

propuesta de la Ponencia.

COINCIDENCIAS

«El tema es importante •—dijo—, porque afecta al sentimiento de los españoles, a los Intereses de las

tierras y de los hombres y al futuro de España.» «Coincidimos —añadió— en el más absoluto respeto a la

unidad de la Patria y en el reconocimiento pleno de la soberanía del Estado. Coincidimos en que nuestro

sistema político tiene dos pilares fundamentales: la unidad de la Patria y la justicia social. También

coincidimos en que existen en nuestra Patria regiones con rica y vigorosa personalidad y así lo ha

reconocido la Ponencia en su informe.» «Finalmente, coincidimos también —agregó— en unos lógicos,

necesarios y útiles criterios descentralizadores y en que el Municipio y la provincia constituyen las

entidades fundamentales de la Administración Local.»

Al referirse a las discrepancias, el señor Palomares se limitó a reproducir textualmente frases de

numerosos procuradores pronunciadas a lo largo de los debates, para poner de manifiesto los conceptos

tan diferentes que se han expuesto en la Cámara, en torno al tema de la región.

POSTURA DE LA PONENCIA

Por último, pasó a exponer la postura de la Ponencia, que, en su opinión, está bien clara en el informe.

Examinó y comentó las posibles interpretaciones que se derivan del artículo 45 de la Ley Orgánica del

Estado, cuyo texto puede dar pie a entender las reglones como entidades locales o como divisiones

territoriales, porque es un principio elástico que debe ser considerado con amplitud para dotar al país, en

cada momento, de la fórmula más adecuada.

Repasó las diferentes bases de este proyecto de ley, en las que se abre al tema regional un campo de

posibilidades que no son de coyuntura. «La Ponencia —afirmé— ha querido con ello crear un marco,

con base en nuestra Constitución, donde quepa la figura de la reglón.»

Terminó don Baldomero Palomares ofreciendo la nueva redacción, que, a la vista de las enmiendas

surgidas, ha preparado la Ponencia para el apartado 5 de la base primera de la ley. Dice así:

5.—Para la realización de algunos de los fines atribuidos a las entidades locales fundamentales, o que

puedan serles encomendadas por otras Administraciones públicas, podrán crearse entes regionales o

comarcales de carácter asociativo, de acuerdo con lo establecido en esta ley.

En este punto, el señor Pedrosa Latas sugirió la posibilidad de una reunión entre los enmendantes y la

Ponencia para elaborar, sobre la base del texto ofrecido, una redacción que merezca la aprobación por

unanimidad. El presidente no accedió a ello por considerar que, aplicando estrictamente el Reglamento,

no era posible.

Y continuó el debate con nuevas intervenciones, sin que se llegara a someter el tema a votación.—H. P. F.

 

< Volver