Autor: Pérez Fernández, Herminio. 
 Cortes españolas. 
 Rápido avance en el dictamen del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado  :   
 Ayer se planteó un debate sobre las subvenciones a las asociaciones políticas. 
 ABC.    12/12/1975.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

ABC. VIERNES 12 DE DICIEMBRE DE 1975. PAG. 11.

RÁPIDO AVANCE EN EL DICTAMEN DEL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS

Ayer se planteó un debate sobre las subvenciones a las asociaciones políticas

Madrid, (De nuestro redactor en las Cortes, Herminio Pérez Fernández.) La Comisión de Presupuestos

que acaba de iniciar el estudio del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado tuvo —como

apuntábamos ayer— unos inicios solemnes: tras el discurso del ministro de Haciendalas palabras

emocionadas y emocionantes del presidente de la Comisión, don Carlos Pinilla Turiño. rememorando los

hechos Históricos que España acaba de vivir:

EVOCACIÓN A FRANCO.—«La vida del hombre que. a lo largo de cerca de setenta años, se consagró

por entero, día a día y de modo exclusivo al servicio de la Patria, se apagó para siempre. Era la

madrugada del 20 de noviembre, casi a la misma hora en que fue segada, cara al. mar de la Cultura, la

granada esperanza encontrada en un hombre joven, intelectual y revolucionario. Tres palabras escuetas,

desnudas, irreversibles, anudaban las gargantas y humedecían los rostros viriles: «Franco ha muerto». Y

un escalofrío recortó la espina dorsal de la Patria y el pueblo extremecido, acongojado, abrió las

compuertas al llanto para aliviar un dolor inmenso, como océano sin orillas, que tenían embalsado en su

corazón...».

Tras el repaso emocionante a la vida, a, la obra, a la muerte del Caudillo y a su testamento político, el

señor Pinilla Turiño se refirió a la figura del Rey. y dijo:

EXALTACIÓN DEL REY.—«El pueblo, con su fino instinto, ha entregado ya y sin reservas su afecto y

lealtad al Rey. Cumple a los hombres con rectoría política prestar también, sin reservas, la colaboración

demandada. La rigurosa formación castrense del Rey, su prudencia demostrada, su valor sereno, su

voluntad firme, su amor a la Patria y al pueblo, su acendrada vocación de servicio, su Juventud ilusionada

y abierta, su natural sencillez, su talante pleno de humanidad. Todo ello es anuncio cierto de que la

herencia recibida, cuyo titular y destinatario es el pueblo español, no será dilapidada, sino acrecentada

con esfuerzo vigilante y activo.

Señores procuradores: unamos nuestras voluntades y decisiones a las decisiones y voluntades de los

demás españoles, para que el Rey de España, al iniciar su reinado, pueda dar a la rasa de los vientos este

mensaje de luz y de paz: Continúa la historia.»

Tras los grandes, aplausos que acogieron estas palabras, el señor Pinilla dedicó un encomiástico recuerdo

al que hasta hace unas semanas fue presidente de las Cortes Españolas, don Alejandro Rodríguez de

Valcárcel, exaltando luego las muchas cualidades y virtudes que adornan al nuevo presidente, don

Torcuato Fernández-Miranda. Terminó su brillante parlamento diciendo:

«Señores procuradores: Como síntesis de cuanto queda dicho, me atrevo a proponer a sus señorías que en

el acta de la sesión de hoy se hagan constar nuestros sentimientos de dolor y esperanza, de recuerdo y

promesa y que este acuerdo sea adoptado por aclamación.» Los aplausos clamorosos que acogieron las

palabras del señor Pinilla Turiño evidenciaron el total apoyo a su propuesta.

NO PROSPERO LA ENMIENDA A LA TOTALIDAD

Su Majestad el Rey recibió ayer por la mañana en el Palacio de la Zarzuela al Comité Ejecutivo de la

Organización Sindical, acompañado por don Alejandro Fernández Sordo, ministro de Relaciones

Sindicales.

El primer debate se planteó en torno a la única enmienda a la totalidad, presentada este año, pidiendo la

devolución de la ley de Presupuestos al Gobierno. La había formulado don Ramiro Cercós. Por estar

ausente, la defendió, con abundantes argumentos, su hermano don Alberto. Se echaba de meaos la

enmienda a la totalidad que tradicionalmente presenta a esta ley don Manuel María Escudero Rueda. Nos

aseguraba ayer qué quiso estar presente en la Comisión para apoyar la de los hermanos Cercos Pérez,

pero la niebla lo retuvo en su tierra norteña.

Don Alberto Cercós esgrimió abundantes argumentos contra la ley de Presupuestos: ocultación de datos,

como el relativo al déficit presupuestario de este año. que puede alcanzar los 70.000 millones de pesetas;

un presupuesto inflacionista; irregularidad de trato en las partidas: Agricultura crece un 17 por 100 —

menos porcentaje que en el pasado año—, mientras Secretaría General crece en un 52 por 100. Hay falta

de transparencia en la retribución de los funcionarios, falta de conocimiento de las cuentas de la

Seguridad Social crecimiento exorbitante de los impuestos en momentos en que la economía del país

tiene planteados serios problemas; el Estado adeuda a las empresas de Obras Públicas —dijo— 25.000

millones, por lo que amenazan con paralizar las obras que tienen encomendadas... Por todo ello terminó

solicitando una prórroga del Presupuesto en vigor y la devolución del proyecto de ley al Gobierno, para

que elabore un nuevo Presupuesto perfeccionado, que recupere la categoría de documento político que

debe tener.

Si los hermanos Cercos Pérez estaban unidos en su enmienda a la totalidad, los hermanos Serrats Urquiza

(don Salvador y don José. María) lo estuvieron también en su minucioso análisis crítico del Presupuesto.

Don Salvador insistió en su vieja aspiración de que el Presupuesto fuera precedido de un debate

informativo. Intervinieron sobre el tema los señores Esperabé de Arteaga, Madrid del Cacho, Fugardo

Sanz, Benzo Mestre y Peralta España. En nombre y representación de la Ponencia, el señor Abella

Martín, con abundancia de datos y argumentos, subrayó que las observaciones formuladas se refieren más

a la política presupuestaria que al Presupuesto. Consideró que no había base para la devolución de la ley y

así lo entendió también la Comisión que rechazó la enmienda a la totalidad con 27 votos contrarios,

cuatro a favor y tres abstenciones, aunque hubo dificultades para lograr el quorum a la hora de votar.

RÁPIDO AVANCE

La Comisión de Presupuestos, gracias en buena parte a la cordialidad, flexible y amable, que el

presidente, señor Pinilla-Turiño. está poniendo en la dirección de los debates, consiguió, en la sesión de

ayer. un rápido avance en el dictamen. Iniciados los trabajos sobre el artículo 1.°. se había alcanzado ya el

artículo 17 cuando abandonábamos el recinto de las Cortes.

El debate más sobresaliente de la tarde lo plantearon los señores Gallegos Romero y Esperabé de Arteaga,

en torno a las subvenciones concedidas a las asociaciones políticas. Hubo de intervenir el asesor de la

Administración, señor Barea Tejeiro, para manifestar que desde 1969 no se ha concedido ningún anticipo

sin el Informe favorable del Consejo de Estado. Reconoció que se han otorgado 125 millones de pesetas

con cargo al crédito extraordinario que figura en el presupuesto para las asociaciones y explicó que, en

caso de que este crédito no fuera aprobado, la ley marca el mecanismo para el reintegro.

 

< Volver