Comercio exterior. Eduardo Peña, presidente de FOCOEX. 
 Una empresa estatal para llenar huecos     
 
 Diario 16.    16/03/1978.  Página: VI. Páginas: 1. Párrafos: 32. 

Eduardo Peña, presidente de FOCOEX

Una empresa estatal para llenar huecos

Eduardo Peña Abizanda es el actual presidente de FOCOEX (Fomento de Comercio Exterior, S. A.).

Aparte de ser economista y diplomático, en su curriculum tiene en su haber puestos como consejero

comercial de España ea Bruselas, Montevideo y Buenos Aires. Eduardo Pena fue subdirector de

Relaciones Económicas en el Ministerio de Asuntos Exteriores y Secretario General Técnico del

Ministerio de Industria, en el primer Gobierno de la Monarquía.. Después de haber sido subsecretario de

Comercio cuando era ministro Liado, pasó a ocupar en junio de 1977 la presidencia de FOCOEX.

Según confesó a D16, ésta es la primera vez que FOCOEX aparece como tal ante el público y éstas son

sus primeras declaraciones a la prensa:

D16.—¿Por qué una empresa estatal de comercio exterior?

Eduardo Peña.—El porqué de la creación de una empresa estatal de comercio exterior, cuando hay

empresas y grupos de empresas que han funcionado bien hasta ahora, requiere unos matices. Hay tres

grupos de sectores o empresas que exportan: las empresas, los grupos de empresas exportadoras como

Sercobe, Construnaves, exportadores de calzados, de cítricos, etc.— y hay empresas comerciales. Dentro

de estas últimas, yo destacaría la labor dé Cofei y Camer, que han sido pioneras en la exportación y hoy

han desaparecido prácticamente por las dificultades y riesgos que tiene la exportación.

En las empresas exportadoras sólo saben exportar algunas, y éstas son las grandes. Las pequeñas y

medianas no saben, y si saben, no pueden por los costes de desplazamiento tan elevados que las

operaciones implican. Las empresas comerciales se han dedicado preferentemente a la importación, ya

que se tienen menos riesgos. Pero la nota característica de todas ellas es el problema de financiación.

Estos son los motivos que justificó en un moni e n t o determinado la creación de una empresa estatal. Se

hizo con la finalidad de completar el esfuerzo que en el comercio exterior realizan las empresas privadas.

FOCOEX se propone, como su gran vocación, intervenir en el campo de la exportación

fundamentalmente.

D16.—¿Por qué han entrado en FOCOEX y no han creado una empresa nueva de comercio exterior?

E. P.—En un principio, FOCOEX era del Banco . Exterior de España y mas tarde entró el INI (Instituto

Nacional de Industria). En la última etapa, entró también el Ministerio de Comercio.

Es evidente que nos interesan estos tres puntos de apoyo para elaborar una fuerte política comercial

exterior. El Banco Exterior es el principal financiador de la exportación española —financia más de la

mitad de toda la exportación—. Nos interesaba mantener esta financiación, máxime cuando el Exterior es

un banco semiestatal, ya que el cincuenta corna veinticinco por ciento de su capital !o controla .el Estado.

Por otro lado está el INI. El hecho de asociarse con el INI no significa que la empresa se vaya a dedicar

únicamente al sector público. FOCOEX está al servicio del sector público y del privado. Pero la

posibilidad que nos brinda el INI en el juego de compras y ventas, —ya que las empresas pertenecientes

al INI son muy fuertes en exportaciones e importaciones— es importante y, además, permite equilibrar

estas exportaciones e importaciones a nivel estatal, lo que en definitiva es útil para todo el país.

Y éstas son las razones que explica este casamiento entre el Ministerio de Comercio, el INI y el Banco

Exterior de España con FOCOEX. En mi opinión, se ha construido una empresa formidable, de gran

potencia —sobre todo por la calidad de sus socios—. Y esta empresa está llamada a jugar un papel muy

importante en el comercio exterior de España:

Intermediarios, pero no especuladores

D16.—Entonces, "¿son ustedes intermediarios dentro del sector, con el encarecimiento del mismo que eso

produce?

E. P.—Pues de eso precisamente se nos ha acusado y es la justificación que utilizan algunas empresas,

que se nos han echado encima y que defienden claramente sus intereses. Aparentemente somos

intermediarios y encarecedores de las operaciones. Pero como somos una empresa estatal y, por

consiguiente, nuestro objetivo no es el lucro, nuestra intervención se limita a facilitar y apoyar, y no

hacemos especulaciones. Nunca intervenimos para encarecer y entorpecer. Nosotros vamos donde no va

nadie. O vamos donde los demás van mal. O participamos, añadiendo siempre algo en la gestión

comercial o financiera. Participamos en la concreción de alguna operación o con nuestra capacidad de

negociación como empresa pública, ya .que esto da garantías al comprador y acepta más fácilmente las

operaciones.

Por ejemplo, los países socialistas prefieren negociar con empresas públicas —en algunos casos no

exigen—. Ellos tienen un comercio de Estado y «compran a quienes le compran». El problema de los

acuerdos comerciales con los países del Este son los acuerdos de compensación que conllevan. El

exportador español que quiere vender en los países socialistas se encuentra con el hándicap de que tiene

que corresponder comprándoles otras cosas, y probablemente no le interese. FOCOEX está para

compensar esto.

Los países árabes prefieren negociar con empresas públicas, puesto que les ofrecen las garantías de que

no pueden quebrar. Asimismo, en Latinoamérica tenemos la ventaja de que ellos utilizan mucho la

negociación directa —de Gobierno a Gobierno— y se tiene que hacer a través de una empresa estatal.

En definitiva, nosotros hemos venido a llenar huecos. Queremos complementar lo que hacen los

exportadores y dar mayores facilidades al comercio español. Queremos abrir nuevos mercados y fomentar

los intercambios comerciales, sobre todo en el campo de la exportación.

En busca de mercados lejanos

—D16.—¿Qué hueco ocupa FOCOEX dentro del sector de la exportación y cuáles son sus objetivos?

E. P.—En el campo de la exportación española queda mucho por hacer. Hay muchos mercados sin

explotar que la iniciativa privada no los ha investigado. FOCOEX se propone crear mercados, inventarlos.

Se viajará para ello, se crearán oficinas comerciales y todo lo que se consiga se pondrá al servicio de la

exportación española. Entre los merca-idos inexplotados, nosotros tenemos un objetivo: Cubrir lo

máximo de ellos que se pueda. Tenemos los ojos puestos en Japón (al que prácticamente sólo exportamos

pescado), y todo el Extremo Oriente. Países como Indonesia, la India y Filipinas nos interesan

muchísimo. Por no hablar del África Negra. En este campo está todo por hacer.

Otro campo de acción que se propone FOCOEX es el servicio a las pequeñas y medianas empresas. Por

su pocas posibilidades económicas, éstas rio pueden salir al exterior ni abrir departamentos comerciales.

Nosotros pensamos crear un departamento para estas pequeñas y medianas empresas que, en un principio,

será de información, pero luego se convertirá en un auténtico departamento de exportación de las

pequeñas y medianas empresas.

Otro objetivo nuestro son las grandes operaciones comerciales, los grandes proyectos. Estas grandes

operaciones requieren una financiación y él aunar unos esfuerzos tremendos; empresas de ingeniería,

suministrado res de equipo, constructoras, montadoras, desplazamientos de trabajadores y técnicos.

etcétera. Creemos que nuestro papel más importante aquí es el aunar todo esto en beneficio de la

economía española y evitar así la competencia entre las empresas españolas.

D16.—y en el sector de importaciones, ¿qué aspiraciones tienen ustedes?

E. P.—En este campo, nuestra labor es más delicada. Casi la totalidad de las importaciones españolas está

liberalizada y no se necesitan canales nuevos y, mucho menos, estatales.

FOCOEX pretende intervenir en algunos sectores de la importación. De hecho, ya hay un comercio de

Estado, intervenido, en el café, azúcar, carne, aceites comestibles y una parte del petróleo. El Ministerio

de Comercio es quien decide, en estos temas, dónde comprar, cómo comprar, cuánto comprar y a qué

precio, pero no realiza la comercialización efectiva, que pasa a manos de empresas comerciales privadas.

Ahora estamos interviniendo en el cafó, pero nuestra aspiración es llegar a dominar la parte comercial del

comercio de Estado. Los beneficios de esta comercialización están yendo a parar a empresas privadas,

podrían ser para el Estado. La intervención de FOCOEX en la comercialización, por ejemplo, de los

cereales podría llevar a que se conozca la transparencia del mercado, se conocerían las eo-nales de

distribución y la elaboración de precios.

Entre las operaciones más importantes que hemos realizado últimamen te, quisiera destacar que estamos

importando café de Madagascar y lo vamos a importar también de Costa de Marfil y Colombia. En

Rumania hemos conseguido un crédito de cincuenta millones de dolares, ampliables -a- cien millones,

para exportación de bienes de equipo españoles, sin ningún tipo de contrapartida por nuestra parte.

También hemos salvado una operación de trece millones de dólares con Brasil y de veinte millones con

otro país latinoamericano para la construcción y equipamiento de un hospital. Junto con la empresa de

ingeniería del INI —INITEC—, por ser empresas estatales hemos-firmado un acuerdo con Arabia Saudí

de cuarenta millones de ; dólares para electrificación de unas zonas rurales de aquel país y, asimismo, he-

mos sido llamados a Argentina —-precisamente por ser una empresa estatal— para coordinar una posible

oferta de un puerto de aguas profundas por un valor de mil millones de dólares.

Seminacionalización del comercio exterior

D16. — ¿Puede suponer FOCOEX un comienzo de nacionalización del comercio exterior?

E. -P. — Nosotros no prejuzgamos qué modelo económico va a querer seguir el país en el futuro. Pero en

el presente, estamos en una economía social de mercado y, por lo tanto, capitalista. ´

El asunto de la nacionalización es un tema por donde nos están atacando. Y es un ataque lógica. Una

empresa estatal, eh él marco de una economía- capitalista, significa aparentemente un principio de

nacionalización de la exportación. También se nos achaca de que quede ser el núcleo de una futura

socialización del comercio exterior.

Pero alio no es así. FOCOEX, lo que pretende, es ser un testigo en el comercio exterior y aportar una

mayor transparencia a los beneficios que se producen en dicho comercio.

Empresa estatal de exportación

FOCOEX quiere pegar fuerte

La empresa Fomento de Comercio Exterior, S. A. (FOCOEX) fue oreada con un capital social de un

millón de pésetes por el Banco Exterior de España en junio de 1900. Luego entró en ella el INI, quien se

asoció con FOCOEX y subió su capital social a 20 millones de pesetas. Posteriormente —hace un año y

medio— el Ministerio de Comercio se encontró con el problema de querer potenciar la exportación

española a través de una empresa propia. Esto le llevó a introducirse en FOCOEX, participando en la

sociedad a través del IRESCO.

BALANCE AL 31 DE DICIEMBRE DE 1976

En la actualidad FOCOEX cuenta con un capital social de 165 millones de pesetas. De este capital

social, el 60 por 100 le corresponde al Ministerio de Comercio, el 24 por 100 lo tiene el Banco Exterior

de, España y el 16 por 100 restante pertenece al Instituto Nacional de Industria.

La sociedad se dedica fundamentalmente al fomento, promoción y desarrollo del comercio exportador

español, en permanente colaboración con los tres organismos antes citados. En la última Memoria de

FOCOEX el balance al 31 de diciembre de 1976 fue el siguiente.

 

< Volver