Jornadas de reflexión. 
 Escasas novedades en el documento de Trabajo     
 
 El País.    29/09/1978.  Página: 43. Páginas: 1. Párrafos: 28. 

EL PAÍS, viernes 29 de septiembre de 1978

Escasas novedades en el documento de Trabajo

El documento central que sirvió de base durante la jornada de reflexión de ayer al repaso de lo realizado a

lo largo del año en el aspecto económico y social es, en opinión de todos los asistentes, incluso de la

propia Administración, un informe simple y que aporta escasas novedades sobre lo que es de común

conocimiento, tanto de fuerzas sindicales como empresariales, y son escasos los datos novedosos que el

citado documento, denominado Aspectos básicos de la política de saneamiento económico en 1978,

aporta.

El informe, que es acompañado por numerosos anexos estadísticos y sectoriales, consta de diecisiete

páginas y de veintidós puntos, a lo largo de los cuales, de forma muy coloquial y superficial, se abordan

las diferentes coordenadas económico-sociales durante 1978.

Tras señalar los desequilibrios fundamentales existentes a finales de 1977, realiza una corta historia sobre

los fines y objetivos que llevaron a firmar los pactos de la Moncloa,"el informe pone de manifiesto que

los resultados obtenidos en 1978 merecen valorarse, no solamente desde el ángulo del ajuste de

determinados desequilibrios económicos, sino, también, desde la perspectiva del grado creciente de

integración social producido mediante una más libre y activa presencia y participación de las fuerzas

sociales.

Precios

En este apartado se significa que de enero a junio de este año el incremento de los precios fue del 8,2%,

cifra.muy inferior al 11,5% que se estipuló en los acuerdos de la Moncloa y que habría exigido, una

revisión de la vertiente . económica. Así las cosas, parece altamente probable que el índice de precios no

alcance en diciembre de 1978 la cota del 16-17%.

Esta evolución permite suponer que, medido en promedio anual, el crecimiento de los precios ha sido más

favorable de lo previsto, situándose en 1978 sobre 1977, entre el 19,5 y el 20%, mejorando en dos puntos

las previsiones de los pactos.

El poder de compra así generado por la reducción del ritmo de aumento de los precios ha permitido´ un

incremento del consumo privado del orden de 1,5 puntos.

Inversión

En este apartado se reconoce el primer fracaso, ya que si en el Programa de Saneamiento y Reforma

Económica se preveía para este año una caída de dos puntos, en base a los datos obtenidos hasta el

momento, es previsible que este descenso sea más acentuado y se sitúe en torno a cuatro puntos.

Una parte de este retroceso se debe a una posible reducción de la formación dé stocks que está teniendo

lugar como consecuencia del alto costo de financiación de los mismos.

Las causas que han ayudado a la caída de la inversión hay que buscarlas en los altos tipos de interés y el

acortamiento de los plazos del crédito, así como al bajo nivel de actividad que acompaña a la fase inicial

de todo proceso de ajuste.

Las variaciones descritas hasta ahora han motivado un ligero crecimiento de la demanda interna de bienes

y servicios, en lugar del retroceso del 0,6% contemplado hace un año.

Sector exterior

El incremento real de las exportaciones de bienes y servicios en un 12 % ha sido alcanzado en un marco

de crecimiento de nuestros mercados de tan sólo un 5%. Esto se ha debido fundamentalmente al es-

tancamiento de la demanda interior y en las mejoras llevadas a cabo en la financiación de las ex-

portaciones.

Las importaciones han retrocedido en un 3%, a pesar de que la tasa de crecimiento del PIB ha sido

superior en punto y medio a la inicialmente contemplada.

Balanza de pagos

Es probable que la balanza por cuenta corriente termine el año en equilibrio, circunstancia que no ocurría

en nuestro país desde antes de la crisis energética y que contrasta con los 2.500 millones de dólares de

déficit en 1977 y déficit superiores en años anteriores. En esto ha influido de forma importante el

incremento sustancial de los ingresos por turismo. El resultado muestra una sustancial mejora sobre las

previsiones formuladas en los pactos de la Moncloa.

Cuentas de explotación

En 1978, por primera vez desde 1974, el excedente neto de explotación de las empresas aumentará

ligeramente su participación en la renta nacional. Esta evolución general engloba, no obstante, situaciones

muy dispares. Las rentas del sector agrario y las de aquellas actividades relacionadas con el turismo han

aumentado en 1978 a un ritmo superior al promedio.

Desde 1974 a 1977, el excedente neto de explotación de las empresas había disminuido su participación

en la renta nacional en cinco puntos y había financiado incremento de 2,2 puntos en los salarios

netos y de 2,8 puntos en las cotizaciones sociales en el conjunto de los cuatro años de dicho periodo.

Ahorro interior

Por primera vez desde la crisis´ energética, el ahorro interior ha sido de suficiente entidad para financiar la

inversión. Esto no significa que la situación de 1978 sea deseable en una óptica de medio plazo. La

economía española necesita crecer al mayor ritmo que permita el respeto de los equilibrios básicos y ello

debería ser compatible con déficit moderados en la balanza por cuenta corriente.

Empleo

El número de parados se incrementó en 100.000 personas hasta el segundo trimestre de 1978 y es

previsible que en el último trimestre el aumento global se eleve hasta 190.000 personas.

Este incremento es superior al contemplado en el programa de saneamiento para el conjunto de 1978 y se

ha producido a pesar de la reflexión registrada en las tasas de actividad y de que el crecimiento del PIB

haya sido superior al inicialmente contemplado. El documento no ofrece ninguna cifra de parados para

este año.

Política monetaria

La política monetaria ha intentado mantener la oferta de dinero dentro de la banda de 2,5 puntos por

encima y por debajo del 17 % inicialmente previsto. El control monetario se ha visto dificultado

por el fuerte crecimiento de las reservas.

A pesar de los esfuerzos realizados y de las medidas adoptadas, las disponibilidades líquidas han crecido

aun ritmo superior al previsto, lo que ha motivado en septiembre u na, modificación de los objetivos

inicialmente contemplados para evitar de este modo excesivas tensiones financieras a las empresas,

situándose el crecimiento de las disponibilidades liquidas alrededor del 19,7 % anual.

Política tributaria

El informe dedica su mayor espacio a hacer recuento de lo conseguido con la reforma fiscal. En esté

sentido hay que reseñar que a finales del mes de agosto la recaudación estatal, excluyendo los fondos

procedentes de la emisión de deuda pública y de los préstamos a largo plazo recibidos del exterior,

superaba en más de un 29 % a la obtenida en el mismo. periodo del año anterior. En una previsión

conservadora el crecimiento global de los ingresos se situaría en torno al 3.0.5 %.

Desde la perspectiva de los gastos estatales su importe hasta el mes de agosto era un 26 % superior a los

afectados durante el mismo período del año anterior, lo que dada la evolución de la recaudación,

presupone una reducción del déficit respecto al mismo período del año anterior.

Puesto que durante los últimos meses del año resulta habitual una aceleración en el ritmo de crecimiento

de los pagos, es razonable prever que su volumen global crezca durante este año alrededor del 30 %, hasta

alcanzar aproximadamente la cifra presupuestada de 1,43 billones de pesetas.

Dada la evolución proyectada de ingresos y gastos, el déficit monetario previsible a la liquidación del

presupuesto ascendería a una cifra ligeramente superior a la calculada al formular el mismo.

Concretamente, la diferencia entre el déficit previsible y el presupuesto respondería a la minoración de

ingresos impositivos derivada del comportamiento del sector exterior, estimable como máximo en unos

25.000 millones de pesetas.

Seguridad Social

Con los datos disponibles hasta el mes de julio puede afirmarse que los ingresos se situarán con proba-

bilidad en cotas del orden del 19 al 20 % para el conjunto de 1978, aunque con disparidades entre las

empresas derivadas del nivel de salarios de las mismas, como consecuencia, básicamente, de la

unificación de tarifas.

En lo relativo a los gastos, su incremento superará las previsiones iniciales, tanto en lo referente al

capítulo de pensiones como al de asistencia sanitaria. Aquí tampoco se dan datos.

Por lo que se refiere a las pensiones, el incremento adicional viene explicado tanto por el aumento

experimentado en el número de pensionistas, como por el aumento que ha conocido el nivel medio de los

pensionistas. Los gastos atribuibles al capítulo de asistencia sanitaria también verán aumentada su cuantía

respecto a la cantidad prevista inicialmente.

Para reducir el déficit así originado, la Seguridad Social ha emprendido una serie de acciones

encaminadas a frenar el ritmo de crecimiento de los gastos. En esta misma perspectiva se ha acelerado el

cobro de las cotizaciones atrasadas y se han reducido los márgenes de liquidez con los que la Seguridad

Social venía operando tradicionalmente.

 

< Volver