El año 78 será decisivo para la economía española  :   
 Si no dominamos la inflación, la recuperación es casi imposible, ha declarado a Ya el vicepresidente para Asuntos Económicos, don Enrique Fuentes Quintana. 
 Hoja del Lunes.    02/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

"Si no dominamos la inflación, la recuperación es casi imposible", ha declarado a "Ya" el

vicepresidente para Asuntos Económicos, don Enrique Fuentes Quintana

El vicepresidente para Asuntos Económicos, don Enrique Fuentes Quintana, ha hecho unas declaraciones

a nuestro colega "Ya" en las que sitúa la problemática actual de nuestra economía, especialmente

interesantes en la perspectiva del año que comienza.

Dice el señor Fuentes Quintana al responder a la pregunta de "Ya" sobre perspectivas para el año 78: "El

próximo año 1978 será un año decisivo para la economía española. A lo largo de sus meses, con

innegables sacrificios, tendremos que asistir a la suficiente superación de dos de los desequilibrios

básicos—inflación y déficit exterior—para poder enfrentarnos con una cierta recuperación de los niveles

de producción y el consiguiente efecto positivo sobre el empleo. Pero, y perdonen la insistencia, todo se

volverá casi imposible si no dominamos la inflación."

Escasez de demanda y aumento de "stocks" en productos industriales

La actividad industrial con una moviéndose dentro de la desfavorable trayectoria de meses anteriores,

según la encuesta realizada- por el Banco de Vizcaya en el pasado mes de noviembre.

El flujo de nuevos pedidos a Corto presupuesto para la pesca Bn 01 sector de la pesca marítima, el

acuerdo de extender las aguas españolas a 200 millas no supondrá ventaja alguna importante, puesto que

la mayor parte de la plataforma marítima española es estrecha y, por tanto; pobre en bancos de pesca,

señala la revista "Situación", del Banco de Bilbao.

Por último, el plan de mejora de las estructuras de comercialización es otro intento más que no pasará de

ahí de- no mediar las inversiones necesarias. Es urgente realizar economías tanto a nivel de la producción

como de la distribución y comercialización, adoptando las medidas de orden estructural que se consideren

convenientes, pero para ello se necesita recurrir a grandes inversiones de capital, y como los presupuestos

presentados para él próximo ejercicio no hacen la provisión de fondos necesaria, se ¡puede adelantar que

las mejoras mencionadas difícilmente, pasarán de la fase de intento, las empresas consultadas ha vuelto á

debilitarse, especialmente en los grupos de bienes intermedios y bienes de consumo duraderos. Los

sectores más ´afectados por la contracción de la demanda han sido la fabricación de productos metálicos,

´excepto maquinaria y muebles, y la extracción de carbón.

Asimismo continúan acumulándose los´ "stocks" de productos terminados y no vendidos. El menos

afectado es el subsector de bienes de consumo no duradero. La financiación de los "stocks", unida

obviamente a las exigencias derivadas de la acción de otros factores de coste, ha impulsado nuevamente

al alza él índice de las necesidades crediticias que en medio de la política monetaria netamente restrictiva,

ha alcanzado las cotas más elevadas del año.

Todos los grupos, especialmente los de bienes de inversión y bienes intermedios, prevén un aumento de la

negociación de papel y demanda de crédito en los próximos tres meses con relación al mes anterior.

Aun cuando las pequeñas oscilaciones mensuales, a . menudo: apreciada es en este tipo de encuestas,

deben tomarse con suma cautela, podemos anotar como detalle positivo la breve mejoría experimentada

por las previsiones de inversión en algunos grupos, reflejada en una cierta contención de ritmo

desacelerador de la inversión global.

"HEMOS CONSEGUIDO COSAS IMPORTANTES!.

En cuanto al balance de su departamento en el año pasado, contesta el vicepresidente:

La sustancial mejoría experimentada por la balanza corriente y la atenuación del ritmo inflacionista

constituyen las dos notas más positivas cuando termina 1977. La más negativa, la que más me preocupa y

a la que estoy decidido a dedicarle los mejores esfuerzos es la que se refiere a las expectativas

empresariales y a las de ahorro de los particulares. Naturalmente, será imposible atender positivamente

esta preocupación si no mantenemos la tendencia a la reducción del déficit exterior y a 4a paulatina

disminución de las tasa de crecimiento de los, precios al consumo.

Creo que hemos, conseguido—al menos las hemos puesto en marcha y espero que irreversiblemente—

cosas importantes, en los seis meses transcurridos desde julio pasado. El sistema financiero hacia el que

caminamos es el propio de una economía de mercado moderna. "La libertad de tipos de interés y la

paulatina reducción de los circuitos privilegiados de financiación constituyen dos decisiones que

inevitablemente transformarán nuestros sistemas de financiación, dotándolos de la necesaria dosis de

competencia de la que hasta ahora carecían.

Por otra parte, el pacto de la Moncloa, negociado en base al programa de saneamiento y reforma

económica elaborado por el Ministerio de Economía, fija una serie de objetivos, detallando las medidas

adecuadas para conseguirlos, que transformarán sustancialmente las pautas de comportamiento de la

economía española y obligarán a profundas reestructuraciones de sectores claves. En muchos casos se ha

marcado la fecha topo de esas actuaciones y es intención de esta vicepresidencia cumplirlas y sobre todo,

cumplirlas bien."

 

< Volver