Regionalización del crédito     
 
 Ya.    28/08/1977.  Páginas: 2. Párrafos: 9. 

REGIONALIZACION DEL CRÉDITO

DEL ultimo Consejo de Ministros es forzoso destacar, eomo uno de sus acuerdos mos importantes, la aprobación de un real decreto del Ministerio de Economia por el

que se regulen los órga- nos de gobierno y las funciones de las cajas de ahorro y se regio- nalizan sgs inversiones.

EI tema es importante por la entidad de las instituciones afecta- das y por las novedades que en su .funcionamiento y régimen interno se esiablecen. En cuanto a su

entidad e importància, porque en el conjunlo de nyestro dispositivo financíero las cajas de ahorro reunidas en su Confederación, mos. la Caja Postal del Estado, vienen

a significar aproximadamente casi la tercera parte de los recursos totales de éste.

EN muy grandes líneàs las cajas de ahorro han rècibido del público alao mas de dos billones de pesetas, mas unos treinta mil millones del Banco de Crédito Agrícola,

para préstamos por euenía de éste, y créditos del Banco de España por veinte mil millones.

Estàs ingentes sumas son empleadas. en ayuda al sector publico con la compra y teneneia de fondos públicos por un importe de casi doscientos cincuenta mil millones

de pesetas, y en financiación del sector privado, por un importe de un billón setecientos mil millones, en forma da créditos y préstamos por algo mas de un billón de

pesetas, y en tenencia de valores industriales, principalménte obligaciones y. títulos de renta fija, por ttlgo mas de seiscientos mil millones.

Era vieja aspiración de las cajas que entidades de credito y ahorro, que manipulaban semejantes eantidades de cientos de miles de millones de pesetas, fueran

asimiladas en un fodo al resto de los arganismos del sistema financiero, concretament* de los bancos, y dejaran de funcionar con unos compartimientos estances en que

porcentualmente habíttn de invertir el dinero que les aporta n Tos ahorradores.

Al parecer; la nuevo reglamentación significa en buena parte esto mismo, y a efecto de operaciones bancarias se liquida toda posibilidad cfe discriminación entre

bancos y cajas de ahorro y estàs entidades podran tomar dinero del publico y empleario en créditos y descuentos sin diferencia notòria en cuanto a la regulación de esas

operaciones, aunque parece oportuna pensar que se hcibía concedido una fase transitòria de paso paulalino de la antigua

regulación—distintes coeficientes de caja, de inversion —a !a nueva, mucho mas homogénea.

f A única limitación a diferencia que se´ establece, y que en el fondo no lo es, sinó Iriunfo de un sano criterio de etnpteo de los recursos, es la regionalización del

Crédito de las cajas; puesto que estàs aciúan en una sola província o región, parece lógico que la parte principal de sus inversiones se concenfre allí donde obtienen sus

recursos y deien la función de trasvase de fondos de unas regiones a ofrcts a quienes estén establecidos en la totalidad del país. Que el ahorro de Castilla s» invierta

primortfialmenfe en el agro castellano, y el catalán en Cataluña, y el andaluz en Andalucía, es servir a la pròpia natura leza de las cosas y actuar mas eficazmente en

esa función de intermediàries entre quien cede el uso de su ahorro y quien necssita de moyores recursos productivos.

En el tejna puede maliciosa- mente razonarse en términos de oportunismo política cuando aplicada con mesura se basa en sólidos postulados económicos de

productividad, eficàcia y òptima localización de recursos

La otra reforma, llevar a los empleades y a los ahorradores a organismos de control y de gestión de las cajas, viene facilitada por el hecho obvio de que, al carecer las

cajas de ahorro de accionistas y copropietarios de la empresa, como los bancos, es mucho mas asequible reunir en arganos colectivos a todos los elementos interesados.

Però junto a la afirmación del principio esta el matiz y la cuantía de su realización, y solo tras un conoeimiento preciso del texto del decreto podrà enjuiciarse de la

importància y oportunidad del mismo.

QUE en las empresos públicas, y las cajas de ahorro lo son en gran medida, aparezca el usuario del Servicio y el sector trabajo asociados a la responsabilidad y gésfión

de la empresa es un progreso. No cabé sinó desear que su formulación se haya hecho en términos que permitan asegurar el buen funcionamiento de la reforma.

 

< Volver