La desgravación fiscal a la inversión, aplazada hasta los pactos. 
 El Gobierno convocará la próxima semana las reuniones para negociar un nuevo pacto económico     
 
 El País.    31/10/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

E1 Gobierno convocara la próxima semana las reuniones para negociar un nuevo pacto económico

E1 Gobierno iniciará esta misma semana contactos informales y secretos con las fuerzas políticas y

sociales para determinar la posibilidad de un nuevo acuerdo de carácter económico-social, según declaró

el vicepresidente Abril Martorell en la rueda de prensa convocada por el ministro de Hacienda para

presentar los Presupuestos Generales del Estado. £1 señor Abril dijo que la próxima semana el Gobierno

convocará a los interlocutores para esta negociación y no quiso desvelar cuáles serán o cuáles querría que

fuesen los convocados.

En cuanto al programa económico que el Gobierno propondrá en las negociaciones, el señor Abril no

anticipó otra cosa que los objetivos generales y parte de la formulación del cuadro económico que tiene

previsto. Los datos básicos de este cuadro, que fueron anunciados por el señor Abril, son los siguientes:

crecimiento de! 4% al 5%; aumento del índice de precios en tasa media anual deí 12% (algo menos del

10% diciembre sobre diciembre); crecimiento de la inversión de) 8%, tres puntos de Jos cuales serán

cubiertos por el sector público, según Jas previsiones de gastos de inversión de los Presupuestos del

Estado que están en las Cortes; aumento de las disponibilidades líquidas del 16,5% al 17%; crecimiento,

tanto de las exportaciones como de las importaciones, del 8%. Este cuadro se ha definido para cumplir

dos objetivos básicos: contención de la inflación y ruptura de la tendencia decreciente del nivel de

empleo, según Las explicaciones del vicepresidente económico.

El señor Abril insistió en rebordarlos resultados económicos de los pactos de la Moncloa en el presente

año. El cuadro final de 1 978 se cerrará, según eJ vicepresidente para Asuntos Económicos, con un

crecimiento superior al 3 %, un aumento del desempleo de 150.000 a 190.000 trabajadores, un aumento

de las disponibilidades líquidas del 20%, un crecimiento medio de los precios dei 19,5%, que supone un

16% a fin de año y un superávit de la balanza de pagos del orden de trescientos a. quinientos millones de

dólares. Las previsiones de los pactos de la Moncloa eran, respectivamente: crecimiento deí 1,1%;

precios, 22%; desempleo, 100.000 trabajadores; disponibilidades al 17%, y déficit de 2.500 millones de

dólares en la balanza de pagos.

El vicepresidente puso de relieve el hecho de que el índice de precios úe septiembre (+ 0,9%) permite casi

garantizar salvo catástrofe o imprevisto, que el año se cierre con una tasa de crecimiento próxima o

incluso inferior al 16%. Las previsiones de Economía sobre ¡os precios en octubre y noviembre son de

que el aumento no sobrepasará en cada uno el 0.6%, lo que deja margen para un tradicionalmente

inflacionario mes de diciembre. Para el señor Abril, el dato de septiembre y la certidumbre de que el año

acabará en el 16% supone un elemento fundamental para la futura negociación. Según indicó en la rueda

de prensa, acabar el año al 16% pone de relieve (a eficacia de los pactos de la Moncloa y la necesidad de

un nuevo acuerdo.

Uno de los puntos destacados en la rueda de prensa fue el hecho de que el Presupuesto se haya anticipado

a la formulación de la política económica del Gobierno.

Tanto el señor Abril como eí ministro de Hacienda, Francisco Fernández Ordóñez destacaron la

beligerancia del sector público en el próximo año a la hora de invertir. Tanto las consignaciones

presupuestarias para inversión, con especial relevancia en eí caso del Fondo de Acción Coyuntural,

dotado de 80.000 millones, como el crédito oficial (+ 21,5% respecto a 1978) y los programas de

inversión de las empresas públicas suponen aportar más del 3% de crecimiento dé la inversión o

formación bruta de capital en 1979.

Seguridad Social al 12%

Junto al presupuesto del Estado se presentó un resumen, de seis hojas del presupuesto de la Seguridad

Social, que según indicó el ministro de Hacienda tiene carácter de cerrado. Las previsiones de ingresos y

gastos se cifran en 1.594.782 millones de pesetas. Los ingresos se cubren en un 90% con cuotas y en algo

menos del 10% por transferencias del Estado. Los ingresos por cuotas suponen un aumento sobre Ja

recaudación prevista en este año del orden del 16%. El ministro de, Hacienda, explicó que esíe

incremento se conseguirá coa aumentos de Jas cuotas de la base tarifada del orden de! 12,1%. El restante

3,9% se consigue a base de incrementos de la base complementaria, de la revisión de las cuotas agrarias y

de empleadas de hogar, del aumento de empleos y fundamentalmente de la mejora de la gestión.

Impuesto del patrimonio y renta de petróleos

Entre las partidas de ingresos presupuestarios en que se plantea un incremento notable hay que destacar el

Impuesto sobre el Patrimonio y la renta de petróleos. A preguntas de los informadores el ministro de

Hacienda señaló qué el Impuesto del Patrimonio se espera que permita recaudar 14.000 millones (8.000

en este ejercicio) en base a una mayor veracidad en la declaración de las bases. El ministro indicó que

resultará más barato declarar bases elevadas que pagar luego la correspondiente plusvalía en el impuesto

sobre la renta. Sobre el aumento de la renta de petróleos (pasa de 28.000 millones en 1978 a 55.000 en

1979) el ministro dijo que la previsión se centra en la expectativa de una revisión de precios de ¡a energía

después de un año de precios estables y en la decisión de retirar subvenciones.

Desgravación fiscal a la inversión

Del proyecto de ley de Presupuesto ha desaparecido. la parte dedicada a la desgravación fiscal a la

inversión, anunciada por el Ministerio de Hacienda hace varias semanas corno medida de sacrificio del

tesoro para apoyar la inversión privada. La desgravación se cifraba en un 15%. La reacción poco positiva

de ¡as Fuerzas empresariales parece que ha impulsado al Gobierno a retirar esta medida del Presupuesto y

a aplazarla hasta la negociación del acuerdo económico.

 

< Volver