Autor: Teba, Juan. 
 EL PSOE barrió en Andalucía. 
 Puede plantearse una nueva moción de censura     
 
 Diario 16.    29/10/1980.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Puede plantearse una nueva moción de censura

Alfonso Guerra anunció la posibilidad de una nueva moción de censura al presidente Suárez tras los

resultados de las elecciones al wsenado en Sevilla y Almería, en las que el PSOE ha barrido y la UCD y

el PSA han sufrido un importante descalabro.

Sevilla: Juan TEBA, corresponsal

El PSOE fue el gran triunfador de las elecciones parciales al Senado en Sevilla al obtener su candidato,

Cabrera Bazán, el 46 por 100 de los votos emitidos frente al 18,8 por 100 alcanzado por la candidatura

comunista personalizada en la abogado Aurora León. Con el avance considerable de AP, el grave

retroceso del PSA y el profundo descalabro de UCD se saldó el recuento de una jornada electoral que

registró el 61 por 100 de abstención.

En el transcurso de la madrugada y rodeado de la euforia de los responsables de la campaña del PSOE,

Alfonso Guerra anunció la «posibilidad de presentar otra moción de censura puesto que el país exige que

se gobierne y UCD no lo hace. Ante estos resultados, si Suaárez no reacciona, no lo hará nunca».

En este sentido el vicesecretario general del PSOE abundó en sus argumentos señalando que «Suárez

supo desactivar la dictadura, pero es incapaz de poner en marcha la democracia», para extenderse a

continuación sobre la valoración que le merecía el avance de Alianza Popular.

Torero

Al respecto, el líder socialista rehusó pronunciarse sobre si Fraga sería mejor interlocutor para los socia-

listas que el presidente Suárez toda vez qué «Fraga no lo fue nunca porque no llegó al poder, pero desde

luego Suárez no lo es. Para mí —añadió— Fraga es un toro que embiste por derecho y Suárez escarba con

la pezuña antes de atacar».

Tras anunciar que «mañana nos pasearemos los socialistas por el anillo del Congreso como Curro

Romero», subrayó el fracaso del nacionalismo del PSA, a quien le auguró una perdida progresiva entre el

electorado.

Autocrítica

El senador electo, José Cabrera Bazán, visiblemente satisfecho, estableció un símil comparativo entre el

Gobierno y la Federación de Fútbol con respecto al PSOE y a la AFE. «Si los socialistas —dijo— somos

los enemigos a batir por el Gobierno, la AFE es el diablo familiar de la Federación de Pablo Porta.»

El gran derrotado de la noche fue el andalucista Diego de los Santos, quien señaló que «en la selva

política hay que ser más duro y espero que lo de esta noche nos sirva de lección», para agregar que «la

polémica entre el 144 y el 151 ha despistado a mucha gente si nos atenemos a los resultados habidos. Ese

despiste vamos a intentar disiparlo en las inminentes discusiones del Estatuto de autonomía».

Por su parte, el candidato centrista consideraba el alto índice de abstencionismo como la qausa principal

de los resultados diametralmente adversos obtenidos por su partido y destacando la naturaleza de unas

elecciones parciales «muy proclives a cambiar las corrientes tradicionales de los votos».

El candidato aliancista mostró su satisfacción por haber superado el número de votos del partido

gubernamental, lo que era considerado por José Ángel Mancha como «un deslizamiento del electorado

hacia una derecha natural que no representa UCD. La democracia en España —agregó— no estará

consolidada hasta que Alianza Popular esté en el poder».

 

< Volver