Autor: Cruz Gutiérrez Gómez, Juan de la. 
 Tierno Galván. 
 Que los partidos colaboren y no discutan     
 
 Ya.    29/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Tierno Galván

QUE LOS PARTIDOS COLABOREN Y NO DISCUTAN

El profesor Tierno Galván acaba de hacer unas declaraciones en el diario

"Hierro", de Bilbao, donde destaca una frase: "Somos espectadores de nuestra

profesión". Y sobre la misma he hablado con el secretario general del PSP en la

sede de Marqués de Urquijo.

—¿Cuál es el verdadero significado, el autentico contenido de esa frase?

—Que aunque tenemos conciencia de la gravedad de la situación, aún no se ha

optado por decisiones suficientes para salir de la crisis. Por otra parte,

quiere decir que el pueblo carece de información bastante y que no se le

incorpora como un colaborador a la solución del problema. Estoy seguro que todos

aceptaríamos cualquier sacrificio si se nos dijese exactamente cual es el

sacrificio, qué razones lo aconsejan, hasta dónde vamos a llegar con él y que lo

vamos a compartir todos. El problema no está en aumentar nuestro miedo hablando

del miedo, ni de los remedios hablando de los remedios, sino en contribuir todos

a remediar la crisis económica y de autoridad que sufre el país.

--¿De qué son consecuencia estas crisis económica y de autoridad?

—Debemos ser conscientes que son resultado del tiempo pasado en un porcentaje

bastante elevado, y de los errores presentes, el otro tanto por ciento. Pero

tanto lo que queda de los errores pasados, que es mucho, como de los presentes

tienen que sustituirse por aciertos. Económicamente, me parece que hace

falta un plan global y no una simple reforma fiscal y monetaria, importante,

pero no suficiente. La de autoridad, que puede ser sustituida por el

autoritarismo, en responsable la clase política, que lucha por el

poder cuando debería olvidarse de ello y dedicarse a resolver los problemas

nacionales.

—¿Quiere decir que e1 Gobierno se ve impotente ante estos problemas?

—Creo que, evidentemente, el Gobierno no puede resolver el terrorismo, que en un

fenómeno prácticamente universal, pero al puede sustraerle de un contexto social

que le ayude, bien por miedo, indiferencia o consentimiento. El terrorismo

pierde sentido cuando se convierte en un hecho aislado sin eco social ni

político. Pero no se trata de eso, se trata de evitar perturbaciones

innecesarias, gozar de la confianza del país en lo que se refiere a

administración y funcionamiento del Estado, etcétera.

En realidad, si se pierde la autoridad moral en una democracia, se pierde la

democracia. Hace falta hoy, quizá, un Gobierno de integración económica, social

y política, por lo menos es la fórmula que doy al Gobierno de concentración, que

los partidos políticos colaboren y no discutan. Asentemos la democracia

primero y discutamos sobre quién ha de administrar y poseer el poder político

después. Insisto: la situación es mala, pero es peor el miedo a la crisis. Y

podemos salir con sacrificio y esfuerzo; reduciendo el paro, frenando la carrera

de los precios, reduciendo las importaciones y aumentando las exportaciones...,

pero para ello hay que cooperar. Necesitamos del capital, del esfuerzo del

trabajo, y como no avanzaremos será discutiendo si son galgos o podencos los

males que nos atosigan.

Juan DE LA CRUZ

 

< Volver