A diferencia del PCE y PSOE, el alcalde, el alcalde elegido por sufragio. 
 PSP: Las asociaciones deben canalizar las municipales     
 
 Diario 16.    17/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

MADRID DESDE LOS PARLAMENTARIOS (IV)

El Partido Socialista Popular (PSP), sin aspavientos, sin decir que los líderes

estaban de vacaciones para retrasar la contestación, acudió puntualmente a la

cita con D16 y ha dejado muestra escueta, pero precisa, sobre el Madrid que

puede ocurrir después de las elecciones municipales. Contesta Raúl Morodo,

secretario general.

A diferencia del PCE y PSOE, el alcalde, elegido por sufragio PSP: Las

asociaciones deben canalizar las municipales

Las asociaciones de vecinos deben canalizar primero y controlar después el

desarrollo y funcionamiento de las elecciones municipales y la posterior

actuación de los elegidos, suponiendo una cadena continua de interacción

Ayuntamiento-ciudadanos, es el criterio del Partido Socialista Popular (PSP),

por medio de su portavoz y secretario general, Raúl Morodo, en declaraciones a

este periódico.

El PSP hace un giro de 360 grados sobre este tema en relación con lo que creen

el PCB y el PSOE sobre el papel que tiene que jugar el movimiento ciudadano en

las municipales.

El giro sigue en cuanto a la elección de alcalde. Mientras que comunistas y

socialistas obreros españoles consideran que éste debe ser elegido entre los

concejales, Raúl Morodo entiende que la elección debe ser por "sufragio

universal directo y secreto del alcalde y de los concejales".

Plan de asentamiento de población

Se le preguntó al Partido Socialista Popular si habría que potenciar o, por el

contrario, evitar el crecimiento de las ciudades-dormitorio y ésta es su

contestación: "No se trata ni de lo uno ni lo otro, sino de realizar un plan

general de asentamiento de la población conforme a criterios racionales.

Obviamente esto supone una reorientación total de la política de asentamiento

industrial."

Esta misma contestación del PSP es válida aplicada al cinturón industrial de

Madrid y si se deberían crear nuevas zonas. Morodo hace observar especialmente

"la irracionalidad de la creación de ciudades artificiales, mientras van

quedando desiertas zonas enteras del territorio nacional y vegetan casi

abandonadas ciudades históricas como Ávila o Segovia".

Autogobierno: Autofinanciación

Sobre si debe o no debe haber "carta" especial para Madrid, el Partido

Socialista Popular contesta que "este régimen debe ser considerado en cuanto a

su subsistencia a la luz del régimen general de Administración Local que se

adopte en el futuro. En principio Madrid —dice Morodo—, como cualquier

otra ciudad con su volumen de habitantes y sus problemas, debe tener un régimen

local que le permita resolverlos sin necesidad de acudir a instancias exteriores

a la propia comunidad municipal. En este senado, el autogobierno municipal

supone la autofinanciación".

En este orden de cosas los socialistas populares se muestran partidarios de

"sólo si realmente la capitalidad supone unos gastos ajenos a los intereses

específicos de Madrid, debe la ciudad percibir una ayuda por este concepto. La

determinación de si estos gastos realmente existen debe hacerse —dice

Morodo— por una omisión parlamentaria interregional". También en este tema

discrepan los populares" de los "obreros" y de los comunistas.

En cuanto al transporte público y sus soluciones, el secretarlo general del PSP

propone que debe ser colectivo y debe municipalizarse. Sobre el Metro, Morodo

manifiesta que "el retraso en su municipalización supone un auténtico escándalo

si se consideran sus espacialísimos modos de financiación de su

infraestructura".

Sanidad, derecho automático

Merecen especial atención los criterios del PSP sobre cuál seria la solución

para una adecuada política sanitaria en los pueblos. Dice Raúl Morodo que hay

que nacionalizar la sanidad en base a la articulación existente de la Seguridad

Social, que debe configurarse como un derecho automático de cualquier

ciudadano mediante la simple presentación de cualquier documento de

identificación como español.

Sobre el programa de viviendas sociales que el partido propugnaría como idóneo,

el PSP entiende que el enfoque debe orientarse intentando integrar la vivienda

en el medio geográfico y cumpliendo radicalmente los niveles de calidad que las

normas tecnológicas de edificación publicadas por la propia Administración

prevén. "Vivienda social —dicen— no tiene que ser sinónimo de vivienda barata,

ni de masificación. Por otro lado, debe mantenerse la arquitectura regional en

este tipo de promociones."

El Partido Socialista Popular considera por último que sólo la municipalización

del suelo urbanizable dentro de una ley marco de nivel nacional sobre urbanismo

integral resolvería la especulación y la escasez de terrenos.

 

< Volver