Autor: Osuna, Eladio . 
 Optimismo andaluz, pese al fracaso del referendum. 
 Un sí para el Estatuto de Carmona     
 
 Diario 16.    01/03/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Un sí para el Estatuto de Carmena

Los socialistas, tras los resultados positivos de Córdoba, se muestran partidarios de que UCD se guarde el

Estatuto que tenía reservado para Andalucía y se ponga en práctica el de Carmena. Estas impresiones

socialistas son matizadas por otras fuerzas políticas, que se inclinan moderadamente por la vía del 143.

Córdoba (ELADIO OSUNA, corresponsal) — En la ciudad de Córdoba se respira bastante optimismo

ante los resultados del referéndum, cuyo porcentaje de «síes» sobrepasa el 60 por 100.

Las primeras valoraciones de los principales líderes políticos no se han hecho esperar y todas apuntan

hacia el mismo objetivo, agilizar al máximo la vía del 143 una vez que el resultado apunta a una

inequívoca voluntad autonómica del pueblo andaluz.

En este sentido, Julio Anguila, alcalde de la ciudad por el Partido Comunista, ha calificado la victoria de

«increíble y fulminante» e invita al Gobierno a que haga una lectura política de los resultados.

Refiriéndose al retraso de los Gobiernos Civiles de facilitar los primeros datos, afirmó que estaba

convencido «se buscaba impedir, que la gente saliera a la calle a festejar el triunfo».

Preguntado sobre la persona con la que hoy le gustaría hablar del triunfo afirmó literalmente: «Me

hubiera gustado esta mañana hablar con el presidente Suárez.»

Que se lo guarden

Rafael Vallejo, diputado por el PSOE, y consejero de la Junta de Andalucía, ha manifestado qué éste sí

tiene que ser un sí al Estatuto de Carmena y «que se tiene que guardar la UCD el Estatuto que tenía

reservado para Andalucía. No estamos de acuerdo en el PSOE con que se haga una simple mancomunidad

de Diputaciones.

José Javier Rodríguez Alcaide, diputado por UCD, valoró positivamente el resultado del referéndum «que

demuestra que el pueblo andaluz es un pueblo maduro y autonomista capaz de gobernarse a sí mismo

como lo van a hacer otras regiones».

Refiriéndose al camino pendiente, afirmó que Andalucía no puede esperar un frenazo y que todas las

fuerzas políticas tienen que sentarse por el camino del 143 en busca de una autonomía que contemple

como mínimo un órgano superior de justicia, una asamblea legislativa elegida por sufragio universal,

libre, secreto y directo y un título de Hacienda que equipare a Andalucía con Galicia y Cataluña.

El senador Joaquín Martínez Pjiorkman, del PSOE, ha manifestado que el resultado ha sido un triunfo

definitivo de las fuerzas progresistas de la provincia, y que en la capital, tras recorrer, todos los colegios

electorales y analizar su resultado, ha podido ver que en los barrios obreros el triunfo ha sido total;

superior en los colegios ubicados en las zonas de las capas medias y que sólo en ciertos sectores que

representan a la burguesía y los intereses ajenos, por tanto, a Andalucía, es donde se ha mantenido el

resultado.

«Ha sido un sí a un andalucismo democrático y progresista que contradice las normas impuestas por un

Gobierno de Madrid, incluso contra los intereses del propio.»

El diputado comunista Ignacio Gallego ha destacado la unidad más amplia de los trabajadores, incluso

con capas medias de la burguesía, que no han seguido consignas impuestas.

La consulta se ha realizado en un planteamiento a veces tenso que no ha impedido la firmeza del pueblo.

 

< Volver