Perspectivas     
 
 Arriba.    10/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

PERSPECTIVAS

«Creo que tenemos muy buenas perspectivas, pero hay que a p r o v echarlas, lo

que no va a ser fácil. No va a ser fácil, entre otras cosas, porque el

Parlamento se ha elegido muy de prisa, las listas de los candidatos a veces no

estaban cernidas con el necesario cuidado, y, quizá, este Parlamento no vaya a

tener la capacidad de trabajo necesaria en unas circunstancias tan difíciles

como las actuales. Se puede poner el ejemplo de las Cortes españolas del Trienio

Liberal: de mil ochocientos veintiuno a mil ochocientos veintitrés, las Cortes

trabajaron de una manera que hoy nos sorprende. Aunque se les recriminara que

más que unas Cortes parecían una Universidad, siglo y medio después apreciamos

que la mayor parte de lo que hicieron lo estamos aprovechando. Pero me temo que

estas Cortes no van a ser tan capaces como lo fueron aquéllas, y eso ya es en sí

un elemento que oscurece el porvenir. Con ello no estoy aludiendo a la valla de

cada uno de sus miembros en particular, sino al hecho de que son unas Cortes muy

heterogéneas e improvisadas como consecuencia de que no se ha cernido realmente

el proceso de tal manera que resultaran eficaces en vista a una legislación

cuantiosa y múltiple.

Otro factor que también hace necesario que tengamos mucho cuidado en el

aprovechamiento de las perspectivas de futura es que pasamos por una crisis muy

grave de carácter económico. Va a ser imprescindible adoptar decisiones muy

radicales para poder salvar la situación, sí es que no queremos seguir

trampeando, continuar con las cesiones, con la corrupción ... No se han acabado

los compromisos con el pasado, y me parece que están surgiendo también

compromisos muy fuerte en el presente.

Y luego está el problema de las luchas sociales, y políticas. Las hienas

sociales que —no nos hagamos ilusiones— pueden resurgir y quizá resurjan,

movidas las clases trabajadoras por necesidades apremiantes. Y, en segundo

lugar, las tensiones políticas, porque ha habido un gran perdedor en estas

elecciones, la derecha más radical, y no sé yo si esa derecha no va a aprovechar

cualquier circunstancia para provocar tensiones. Lo que, por otra parte, está

dentro del juego político normal: hay que pensar que muchos españoles pueden

reaccionar y echar de menos un proceso de derechas radical si no se solucionan

rápidamente los problemas que tenemos.»

(Enrique TIERNO, en «Triunfo")

 

< Volver