Se pasaron al PSOE. 
 El PSP acusa a los disidentes     
 
 Diario 16.    14/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Se pasaron al PSOE

El PSP acusa a los disidentes

MADRID, 14 (D16). "La escisión protagonizada por algunos militantes madrileños

no tiene importancia. Estas cosas suelen ocurrir en los partidos que alcanzan

escasa representación en las Cámaras", dijo ayer Enrique Tierno Galván,

presidente del Partido Socialista Popular, ante la noticia difundida por toda la

prensa del abandono del PSP por un centenar de militantes y su n u e v a

integración en el PSOE.

Como consecuencia de estas deserciones, se han producido en las últimas horas

una auténtica guerra de comunicados. Mientras Jorge Enjuto Bernal, secretario de

Organización del PSP, hacia publica una nota muy dura contra los "desertores",

estos contestaban negando los términos de este comunicado. También los

componentes del PSP de Euskadi y Valencia han publicado notas informativas

insistiendo en la validez de su partido y negando que los abandonos sean

masivos.

Sancionados o no sancionados

Jorge Enjuto dice en el comunicado que "se está llevando a cabo un intento de

desestabilización perfectamente organizado". Acusa a los "disidentes" de "ser

personas que nunca debieron estar en el partido por su ideología o falta de

ella" Dice también que "dos miembros de la ejecutiva saliente de Madrid-región,

que» han capitaneado esta operación, y otros que les acompañan, se encontraban

en proceso de suspensión del partido por faltas graves a nuestra disciplina".

Por su parte, los acusados han contestado negando estos extremos. "Ninguno de

los componentes que hemos decidido abandonar el PSP estábamos previamente

expedientados." Como muestra, alegan que la mayoría de los disidentes "figuraban

en las diversas candidaturas para el Comité Ejecutivo de la asamblea regional

del PSP, cuya elección será el próximo 16 de Julio".

El comunicado termina negundo que los nuevos miembros del PSOE hayan abandonado

el PSP movidas por intereses de obtención de cargos, privilegios o remuneración

de ningún tipo, actitud que atenta contra la dignidad de cualquier militante

socialista".

 

< Volver