Autor: Muro de Iscar, Francisco. 
   Tierno     
 
 Arriba.    06/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

TIERNO

El profesor Tierno ha matizado su afirmación sobre una posible victoria de

fuerzas de la derecha —«la lucha volvería a las calles y a las fábricas»—. Dice

que ni es una amenaza ni un desacato a la posible voluntad del pueblo. Pero

añade: «Cualquier programa o comportamiento que pretenda continuar o

renovar las instituciones y modos de convivencia del franquismo no será tolerado

por el pueblo y causará un continuo desorden, difícil de vencer si no es

utilizando la dictadura y el terror».

Me permito un consejo final al profesor. Por favor, no opine en nombre del

pueblo hasta que éste no se haya pronunciado.

LOS CONSERVEROS

Entre los sectores con mayores problemas, el pesquero se lleva la palma. No

vamos a hablar ahora del «timo de la CEE» o de los acuerdos con países

africanos, ni de la destrucción progresiva de nuestra flota.

Ahora son los conserveros de pescados los que están con el agua al cuello.

Fábricas a punto de cerrar por falta de ayuda, por descapitalización, por

escasez de pescado, por desatenciones oficiales... Durante muchos años se ha

seguido una política en la Administración de hacer oídos sordos a las

reclamaciones —justas— de los sectores pesqueros. Lo que algunos temen —y entre

ellos los conserveros —es que esa política se sustituya por la de «cargarse» el

sector.

DEVUELVEN DINERO DEL TELEFONO

La compañía encargada de este tema ha decidido de volver a los usuarios del

teléfono aproximadamente mil pesetas en su próxima factura. Tal medida, sin

precedentes, se debe a que se ha llegado a la conclusión de que la empresa ha

ganado demasiado dinero en sus dos últimos ejercicios.

Aviso para lectores crédulos a punto de infarto: Tal medida ha sido adoptada en

Inglaterra por el «Post Office», que no tiene nada que ver con la Compañía

Telefónica de España, aunque sea otro monopolio.

De anunciar algo, aquí en España, lo que nos pueden decir es que suben las

tarifas. O subirlas sin avisar.

Francisco MURO DE ISCAR

8 Arriba

 

< Volver