El dirigente del SOC Francisco Casero, hospitalizado. 
 Huelgas de hambre y encierros se extienden por Andalucía tras la muerte de un jornalero     
 
 El País.    29/04/1981.  Página: 1, 53. Páginas: 2. Párrafos: 16. 

Huelgas de hambre y encierros se extienden por Andalucía tras la muerte de un jornalero

RODOLFO SERRANO

Huelgas de hambre y encierros de protesta por la situación del campo se extienden por Andalucía, tras la

muerte accidental de un jornalero en Teba (Málaga). Diamantino García, presidente del Sindicato de

Obreros del Campo (SOC), acompañado por el teniente de alcalde de Jerez y el alcalde de Villamartín,

intentaba ayer en Madrid buscar una salida a la situación esperando ser recibido por el ministro de

Agricultura.

Al mismo tiempo, se conocía el ingreso en la residencia sanitaria de la Seguridad Social de Sevilla de dos

jornaleros de Villamartín (Cádiz) —uno de ellos, el secretario general del SOC. Francisco Casero, y se

llevaba a cabo el entierro de otro jornalero muerto accidentalmente durante el encierro que desde el

pasado día 23 venía manteniendo con otros compañeros en la iglesia parroquial de Teba (Málaga). El

PSOE de Andalucía, por su parte, urgía al Gobierno a tomar medidas urgentes en el tema y solicitaba un

aumento en la asignación de fondos para el empleo comunitario.

La petición del PSOE andaluz contradecía las declaraciones que aquella misma mañana hacía Diamantino

García en Madrid, rechazando de plano la fórmula de aumentar dichos fondos, calificándola de

humillante y de «parche inútil» en la solución del problema.

Por otra parte, según la agencia Efe, la Comisión Delegada para Asuntos Económicos, reunida ayer,

aprobó la dotación de 1.200 millones de pesetas para el empleo comunitario del mes de mayo. Se trata de

la primera reacción oficial al problema suscitado.

«Si el problema de los jornaleros andaluces no se resuelve y no es afrontado con toda seriedad, se crearía

una situación mucho más peligrosa que la actual, y la acción pacífica que supone la huelga de hambre

iniciada en los pueblos de Andalucía no sabemos en lo que podría desembocar», manifestó Diamantino

García, presidente del Sindicato de Obreros del Campo (SOC), en el transcurso de una conferencia de

Prensa celebrada ayer en Madrid, añadiendo que el fondo de empleo comunitario está fomentando «los

vagos y maleantes en el campesinado andaluz».

Mientras Diamantino García explicaba ayer en la sede de la Asociación Pro Derechos Humanos la

situación de las 90.000 familias afectadas por el paro, llegaban las noticias de la muerte de uno de los

encerrados en la iglesia parroquial de Teba (Málaga) y el ingreso urgente en la ciudad sanitaria García

Morato, de la Seguridad Social, de Sevilla, de dos jornaleros —uno de ellos el secretario general del SOC,

Francisco Casero—, ante la delicada situación física en que se encontraban después de treinta días en

huelga de hambre.

Precisamente la noticia de su ingreso había provocado el regreso apresurado del alcalde de Villamartín

(Cádiz), pueblo al que pertenecen los tres jornaleros, que acompañaba, junto con Manuel Cintado,

teniente de alcalde de Jerez, al presidente del SOC en sus gestiones ante la Administración. Gestiones

sobre las que al cierre de la presente edición no se tenían noticias sobre sus resultados.

La huelga de hambre se extiende a otros pueblos

JOSE AGUILAR.Sevilla El conflicto del campo andaluz, centado en las huelgas de hambre de

Marinaleda y Villamartín adquirió ayer una dimensión nueva al secundar esta actitud grupos de

trabajadores de otras poblaciones y emplazar el PSOE de Andalucía al Gobierno a tomar medidas

urgentes contra el desempleo agrario.

En un comunicado redactado en lenguaje poco habitual desde el 23 de febrero el PSOE de Andalucia

emplaza al Gobierno pura que en el próximo Consejo de Ministros apruebe las actúaciones necesarias

para paliar las consecuencias de1 paro rural en la región, «actuaciones repetidamente demandadas y sobre

cuya puesta en práctica se han ofrecido ya bastante falsas promesas», y le hace enteramente responsable

de la intensabilidad política y social que pueda generarse en el futuro.

Las medidas solicitadas consisten enel en la duplicación de los fondos del empleo comunitario para 1981

(12.000 millones de pesetas para todo el país) y una nueva regulación de este sistema de ayudas contra el

paro. PSOE, PCA, CC OO y UGT ha convocado para el próximo sábado una concentración de alcaldes,

concejales, diputados y sindicalistas en la Diputación Provincial de Sevilla con el mismo objetivo, en

tanto que el parlamentario comunista Fernando Soto ha presentado en el Congreso de los Diputados una

interpretación sobre política agraría.

Lo más relevante del comunicado socialista es. sin embargo, la ruptura de sus cordiales relaciones --se ha

llegado a hablar en algún caso de auténtica luna de miel- con el gobernador civil de Sevilla, José María

Sanz Pastor. Según el PSOE, la especial conflictividad de esta provincia «es achacable fundamentalmente

a la actuación del gobernador civil, que se ha comportado objetivamente como provocador y que ha hecho

gala de un escaso sentido político desde su llegada a la provincia», subrayando que Sanz Pastor crea e

incrementa los conflictos. Ayer fue imposible para EL PAIS conocer la reacción del Gobierno Civil ante

estas manifestaciones.

Junto a la toma de postura del PSOE, que coloca a Sanz Pastor en una posición de enfrentamiento con

toda la izquierda sevillana, hay que destacar que los encierros y huelgas de hambre se extendieron durante

la jornada de ayer a las poblaciones sevillanas de Osuna, Los Corrales y Lebrija y las cordobesas de

Espiel y Villanueva. Grupos reducidos de personas realizan huelgas de hambre solidarías en las ciudades

de Sevilla. Granada y Jaén según fuentes del SOC.

Por lo que se refiere a la huelga de Marinaleda, continuó ayer por septimo día consecutivo, y siempre

protagonizada por unas quinientas personas, catorce de las cuales fueron atendidas médicamente como

consecuencia de diarreas, lipotimias y afecciones renales.

 

< Volver