Guerra de cifras en al referéndum andaluz. 
 Córdoba vivió la disparidad numérica     
 
 Diario 16.    29/02/1980.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Córdoba vivió la disparidad numérica

Córdoba (Corresponsal) — La disparidad enorme entre los datos oficiales y los ofrecidos por los partidos

políticos de uno y otro signo es la característica principal de la jornada de referéndum celebrada en

Córdoba, juntó con la total ausencia de cualquier tipo de incidentes. A la una de la tarde, según datos

oficiales, se había alcanzado una media del 14 por 100 de votantes correspondiendo el 16 por 100 a la

capital y del 12 al 15 por 100 en la provincia.

A las nueve y quince de la mañana emitió su voto el alcalde de Córdoba, el comunista Julio Anguita, y a

las diez de la mañana lo hacía monseñor Infantes Florido, obispo de la diócesis.

Según parece, el presidente del Senado, Cecilio Valverde, retrasó la emisión de su voto hasta última hora

de la tarde para evitar que pudiera ser utilizado publicitariamente a favor del referéndum.

Los últimos datos ofrecidos por el Gobierno Civil, correspondientes a las seis de la tarde —

sorprendentemente no estaba previsto facilitar nuevo parte hasta las once de la noche—, registraban un

índice de participación del 55 por 100 de media y el 59 por 100 en la capital.

Los partidos de la oposición ofrecían a la misma hora porcentajes que oscilaban entre el 60 y el 80 por

100 y se mostraban, en líneas generales, eufóricos.

Se han producido errores de bulto en la mayoría de los censos, donde siguen figurando personas ya

fallecidas y donde hay gran cantidad de incomprensibles traslados incluso de jóvenes que ya votaron en

las últimas elecciones municipales.

 

< Volver