Tierno Galván, a Heraldo de Aragón. 
 Las elecciones las ganarán las derechas, afortunadamente  :   
 Si nos han llevado a esta situación, que carguen con ella. 
 Pueblo.    31/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Tierno Galván, a "Heraldo de Aragón"

Las elecciones las ganarán las derechas, afortunadamente

("si nos han llevado a esta situación, que carguen con ella")

ZARAGOZA. (Logos.)—«Si el Gobierno no quiere aceptar las condiciones mínimas exigídas y no tiene

el valor para establecer los valores democráticos en toda su calidad, atenta contra la paz pública del futuro

y la estabilidad nacional», según dijo Tierno Galván en una entrevista que publicó «Heraldo de Aragón».

A la pregunta ¿ve usted este acuerdo en la negociación muy próxima? responde:

—Soy optimista por obligación, que es la forma más racional de ser optimista, pero también lo soy por

naturaleza. Tengo un optimismo natural y racional que pongo entre paréntesis para una supervisión real.

Creo en el buen sentido común, en los hombres de bien y en ciertos valores morales. Por otro lado, no

estamos hablando con necios, muy lejos de eso, y tampoco con irresponsables.

Más adelante dice: «El triunfo de las izquierdas democráticas me parece inexorable y próximo. No quiero

decir en las próximas elecciones, no es eso. Siempre he dicho que las elecciones las ganarán las derechas,

afortunadamente.»

—¿Qué quiere decir afortunadamente?

—Si, porque ellas, que nos han llevado a esta situación, que carguen con ella. Pero poco tiempo después

de la iniciación del proceso democrático, el país comprenderá que los únicos que podemos iniciar y rea1 i

z a r cambios serios en el equiparamiento y superación de europeos. tanto en el orden moral, vital como

político, somps las izquierdas. Las derechas son la expresión del .cansancio histórico.

—Se ha dicho que la oposición que usted encabeza es la oposición que el Gobierno quiere.

—Realmente, creo que esta afirmación tiene todos los inconvenientes de las frases brillantes, y es que

ocultan o disfrazan la verdad. Es la oposición que los momentos aconsejan y las circunstancias objetivas

permiten. Yo estoy seguro que si esta cohesión no estuviese como está en el fondo, tampoco hubiese

respondido con una conducta tan unánime frente a las detenciones últimas. El Gobierno hubiese preferido

que la respuesta hubiera sido menos unánime. Que los presos hubiesen quedado más aislados, aunque no

ha tenido en cuenta que uno de ellos pertenecía a la comisión negociadora. La oposición es consciente de

que tiene posibilidades limitadas de acción, que debe aprovechar. Sabe que no ha de caer en las extremas

derechas ni en las izquierdas.

 

< Volver