El presidente y el secretario del PSP difieren sobre las perspectivas electorales     
 
 Informaciones.    03/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

El presidente y el secretario del P.S.P. difieren sobre las perspectivas electorales

• DON RAÚL MORODO: «EL SOCIALISMO DEMOCRÁTICO OBTENDRÁ UNA CLARA

MAYORÍA DE VOTOS»

• PROFESOR TIERNO: «EL PAÍS ESTÁ DESCONCERTADO, DESCONFÍA»

BARCELONA, 3 (Resumen de agencias).

La realidad del país, realidad política compleja, exige una negociación entre el Gobierno y la oposición.

No se trataría ya de conversaciones informales, que hemos mantenido, y que han resultado positivas en

cuanto a distensión, sino de adelantar hacia negociaciones en regla y con agenda.»

«Cuando propugnamos estas negociaciones, afirmamos también que deben ser ya negociaciones

colectivas, de mesa redonda, entre Gobierno oposición. Y, en todo caso, las negociaciones y los

resultados a que se llegue deben ser previos al referéndum y a las elecciones anunciadas. La ley Electoral

jugará un papel muy importante en esta primera consulta popular.

Dado el carácter semiconstituyente que puede tener el Parlamento que se va a elegir, es lógico que estén

representadas todas las tendencias que forman la opinión publica. Y es lógico, igualmente, que este tema

sea también uno de los puntos claves de discusión entre oposición y Gobierno, y no como algunos

informan malévolamente, se presente una ley Electoral pactada entre el Gobierno y el "bunker", lo que

seria realmente muy grave. Estoy convencido de que si existen negociaciones, como lo creo, y llegan a

los acuerdos de una manera clara y franca, la democracia en España será un éxito», ha dicho Raúl

Morodo, secretario general del P.S.P., en unas declaraciones concedidas a «La Vanguardia».

UNIDAD SOCIALISTA

«El P.S.P., desde su constitución como partido, ha propugnado siempre la unidad de la oposición

democrática, y dentro de ella, la unidad del socialismo actuante en todo el Estado español, en sus distintas

tendencias. Entre otras razones, al menos por estas dos: la primera, porque el fraccionamiento socialista,

que existe hoy en España, y que es una consecuencia de cuarenta años de dictadura, sólo favorece a la

derecha y, especialmente a la derecha autoritaria, franquista residual o neofranquista que hoy quiere

aparecer como una fuerza democrática y la segunda, porque sin unidad socialista no hay estabilidad

democrática en la España actual y del futuro, debemos, en ese sentido, no seguir el ejemplo de Italia.»

Sobre las posibilidades de su partido en las próximas elecciones, el señor Morodo afirmó:

«Yo creo que la opinión pública española está dentro de una concienciación política que podríamos

definir como centro-izquierda, y que el franquismo residual, se llame Alianza Popular o adopte cualquier

otra denominación será totalmente barrido. Dentro de esta hipótesis, es decir, de un triunfo centro-

izquierda, el socialismo democrático —si está unido o, al menos, si se presenta unido— obtendrá una

clara mayoría de votos en las anunciadas elecciones de 1977. Se deduce de lo anterior que,

personalmente, soy partidario de que, si hay elecciones, si existe un contexto democrático válido, el

socialismo vaya coordinado a las mismas.»

DECLARACIONES DE TIERNO GALVÁN

El presidente del P.S.P., el profesor Tierno Galván, después de pronunciar una conferencia en el teatro

Chapi, de Villena, ha celebrado una rueda de Prensa en esta capital.

Entre otras cosas ha dicho, respecto a ia posible fusión del P.S.P. con el P.S.O.E.: «Las perspectivas no

son malas. Hay diferencias cuantitativas y cualitativas. Cualitativas, que pesan a la hora de la fusión de

dos partidos con imagen propia. Creo posible, no obstante, llegar a ella con método, deprisa pero con

cuidado.»

En relación con cierta posición personalista del secretario general de su partido, si pudiera ser otro de los

obstáculos, ha manifestado: «En absoluto, Felipe González y Raúl Morodo están condenados a entenderse

por edad y cierta afinidad anímica, de concepción del mundo.» Más adelante, y con relación al papel a

jugar por la izquierda en las elecciones, e1 profesor Tierno no se manifiesta tan optimista como el señor

Morodo: «El país está desconcertado, no vota hace tiempo, no tiene aclarados los sistemas, ni ve

perfectamente las categorías políticas. Desconfía. Se suele votar a quien nos dice lo que nos gusta y no al

contrario. A esto yo le llamo demagogia de la complicidad.»

Pasando ya al punto de un diálogo Gobierno-oposición, ha dicho que «llegará; los problemas políticos

hay que iluminarlos hoy con la coyuntura económica», en cuanto a la posición democrática, no se ha

pronunciado sobre las declaraciones del vicepresidente Gutiérrez Mellado, y se ha limitado a decir lo

siguiente: «Correcto. A veces no hablamos porque no se nos pregunta; para mí son sensatas, responsables

y serias. Nos parece de un subido valor positivo que un general hable de ejército popular y no dé clase.»

En cuanto a la figura del presidente Suárez, ha manifestado: «Ha salido mejor de lo que esperábamos

según la imagen que tenían algunos —yo no le conocía—. El cargo no le ha venido grande. La imagen

que tengo ahora es la de una persona que hace esfuerzos sinceros para consolidar al Trono.»

 

< Volver