Autor: Criado, Luis. 
   Sobre un banco nacional     
 
 Pueblo.    14/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

SOBRE UN BANCO NACIONAL

La pequeña y mediana empresa está sola ante la crisis, o casi sola. La gran empresa se siente más

acompañada, mejor asistida, porque casi siempre su estructura de capital no es ajena a los grupos

financieros. Asi las cosas, resulta interesantísimo que un partido político, precisamente de izquierdas,

haya lanzado un ambicioso proyecto para buscar vías de solución a los problemas financieros de la

pequeña y mediana empresa: se trata de crear un banco nacional especializado para las unidades de

producción de mediano y pequeño tamaño.

Hay que reconocer, asi, de entrada, que la idea es un acercamiento a un grupo electoral muy numeroso,

sin menoscabo de que el proyecto en si sea importante y signifique dar en el quid, poner el dedo en la

llaga de un problema vital para la economía del país.

A grandes rasgos, el Banco Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa, que propone el Partido

Socialista Popular, parte de la idea, compartida por gentes no exclusivamente socialistas, de que el crédito

es un servicio público. A partir de aqui se pretende crear un banco con la participación del Estado, de las

Cajas de Ahorro, de los trabajadores y los empresarios.

Aparte de que uno no encuentra explicación a la inclusión de las Cajas en la estructura de capital del

nuevo banco, lo que si está claro es que en esta película hay tres protagonistas: el Estado, los trabajadores

y los empresarios. El titular jurídico de las acciones estatales quizá debiera de ser el I.N.I., no el Banco de

España. Otra cuestión discutible es el trasvase de fondos desde la Banca privada. La Banca se opondrá y

con razón. Otra cosa será que los créditos que ella conceda a la pequeña y mediana empresa —en cuyas

estructuras de capital no participe la Banca privada— se computen en el coeficiente de inversión. Esto

puede que le interese a todos, desde el Banco Nacional a la Banca privada y, naturalmente, a dichas

empresas.

En fin, la propuesta del Partido Socialista Popular es lo más sugestivo y representa un esfuerzo para hallar

soluciones a problemas concretos. Esto siempre es loable, porque significa una aproximación a la realidad

desde la ideología política. También tiene mucho de positivo y de práctico por la habilidad al plantear el

tema de la nacionalización, desde la izquierda, sin afectar demasiado los intereses económicos

establecidos.

Luis CRIADO

 

< Volver