Autor: Jalón Holgado, Diego. 
   Tres proposiciones     
 
 ABC.     Página: 45. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

PAG. 45________

MERIDIANO ECONÓMICO TRES PROPOSICIONES

Con acentos de socialismo a lo Soares —eso al menos me parece a mí— el profesor Tierno Galván ha

manifestado su preocupación ante la crisis económica española, en el mitin del Partido Socialista Popular

celebrado en el Colegio Mayor Pío XII.

Tres de sus afirmaciones, tal y como aparecen redactadas en las referencias de Prensa, son

particularmente interesantes: «La situación del país es gravísima y es menester que al mismo tiempo que

se intenta cualquier clase de negociación política busquemos una solución para el problema económico,»

«El problema es grave y no sólo en lo que se refiere a la clase trabajadora, sino también estructuralmente:

las empresas tienen que cerrar, los pedidos no se renuevan, el almacenaje aumenta, el dinero escasea...»

«...que se negocie con el Gobierno un plan de austeridad al que vamos a ir todos.>

Hace bastante tiempo —al menos en mi caso— que no leía o no sabía de proposiciones tan razonables

emitidas desde la ideología a la que está adscrito el profesor Tierno Galván: Debe buscarse una solución,

la crisis también afecta a los empresarios y se podría negociar un plan de austeridad.

¡Lástima grande habrá sido, seguramente, que el lanzamiento de tales ideas no se hiciese ya en enero de

este año! Pero mayor lástima será aún que las sensatas palabras del ilustre profesor y relevante líder

político no alcancen más eco del que se suele atribuir a las prédicas en desierto.

Aunque todo es posible, no creo nada fácil que las demás cabezas pensantes del socialismo español se

sumen a estas proposiciones y emprendan la tarea de su divulgación. Mas difícil se me antoja todavía

borrar, deshacer, cambiar ahora, en un dos por tres, la imagen que se ha venido ofreciendo a las clases

trabajadoras sobre la crisis económica y sobre la austeridad. Muy bueno sería,, sin embargo, intentarlo.

Una observación para terminar. Es harto probable que las medidas económicas del Gobierno no hayan

compuesto ni un verdadero plan de estabilización, ni un auténtico programa de austeridad, por haberse

acordado con la mirada política demasiado puesta en la reacción de la oposición. Si ahora los socialistas

se sumasen a la propuesta de negociar la austeridad y la austeridad comprende también los lógicos efectos

salariales y laborales, como debe ser, ¿no habría que recomenzar «a la busca, del tiempo

perdido»?—Diego JALÓN.

 

< Volver