Autor: P. J. R.. 
 Mitín del PSP en el colegio mayor Pio XII. 
 Tierno Galván: Que se negocie con el Gobierno un plan de austeridad  :   
 Podemos llegar a un estado de cosas que obligue a volver casi a una economía de guerra o de reconstrucción. 
 ABC.    16/11/1976.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

MARTES 16 DE NOVIEMBRE DE 1976.

MITIN DEL P.S. P. EN El COLEGIO MAYOR PIO XII

TIERNO GALVAN: "QUE SE NEGOCIE CON EL GOBIERNO UN PLAN DE AUSTERIDAD"

«Podemos llegar a un estado de cosas que obligue a volver casi a una economía de guerra o de

reconstrucción»

«El problema político tiene como subsuelo un problema económico. La situación del país es gravísima y

es menester que al mismo tiempo que se intenta cualquier clase de negociación política busquemos una

solución para el problema económico», manifestó el profesor Tierno Galván en el transcurso de un mitin

del Partido Socialista Popular, celebrado el domingo en el Colegio Mayor Pío XII.

En el mitin, al que asistieron unas 3.000 personas —universitarios en su mayoría—, intervinieron también

los señores Bono, Guillán y Morodo.

SITUACIÓN ECONÓMICA.—El profesor Tierno Galván mostró a lo largo de su intervención una

constante preocupación por el deterioro de la situación económica. «Podemos llegar a un estado de cosas

que obligue a volver casi a ana economía de guerra o de reconstrucción», dijo, «El problema es grave y

no sólo en lo que se refiere a la clase trabajadora, sino también estructuralmente: las empresas tienen que

cerrar, los pedidos no se renuevan, el almacenaje aumenta, el dinero escasea...»

Añadió que en las actuales circunstancias «la política se convierte en una especie de sucedáneo del

destino: como no podemos hacer nada por solucionar la crisis económica, entreguémonos a hablar de

política».

El profesor Tierno Galván se mostró partidario de «que se negocie con el Gobierno un plan de austeridad

al que vamos a ir todos». Tras explicar que, salvo excepciones, los militantes del P. S. P. llevan una vida

poco dada al lujo, manifestó: «No nos va a costar trabajo desarrollar una política de austeridad llevándola

al límite de la privación, y estamos dispuestos a hacerlo como creo que la mayoría de nuestros

compatriotas. Pero si estamos dispuestos a ese sacrificio, lo estamos en la medida en que todos lo estén.

DECIR LA VERDAD.—En otro orden de cosas, el presidente del P. S. P. esbozó la siguiente

autodefinición: «Somos esencialmente un partido democrático... Corre entre nuestras filas un viento de

libertad que rejuvenece y tonifica... Somos un partido que tiene la obligación de decir la verdad, y esto es

algo que repugna muchas veces.

Refiriéndose a este último aspecto añadió: «Yo he dicho a veces que la derecha tiene muchas

posibilidades de ganar las elecciones. Se me advertía entonces que la obligación de todo dirigente de

izquierdas es decir quee ganará la izquierda. Pues bien, yo digo que la obligación de todo dirigente de

izquierdas es decir la verdad.»

«Hemos de tener cuidado en no hacer de expresiones como libertad y unidad términos exclusivamente

demagógicos. Tenemos que tener cuidado y no utilizar las palabras con más alcance del de su propia

veracidad», dijo en uno de los pasajes más aplaudidos por los asistentes. Tanto en esta ocasión como en

otros momentos del mitin, el profesor Tierno respondió a las aclamaciones levantando el brazo y trazando

con los dedos índice y corazón el signo de la victoria.

Refiriéndose, por último, al tema de las elecciones se mostró claramente posibilista: «A través de las

elecciones podemos introducirnos en una cámara con una plataforma electoral amplia en la que la

izquierda esté unida para dar la batalla.»

OTRAS INTERVENCIONES.—Con anterioridad al profesor Tierno Galván habían hecho uso de la

palabra José Bono —presidente de la Federación de Madrid del P. S. P.—, Eduardo Guillán —

responsable de la sección sindical— y Raúl Morodo, secretario general del partido.

EL señor Bono se hizo eco de los problemas de Madrid en áreas como vivienda, transporte, sanidad y

enseñanza, y el señor Guillán repasó la problemática sindical, rechazando la reforma promovida por el

Gobierno.

Raúl Morodo dividió su intervención en dos partes diferenciadas. En la primera de ellas repasó el espectro

político, refiriéndose tanto a las distintas actitudes de los grupos procedentes del régimen como a las de

los partidos miembros de Coordinación Democrática.

La segunda parte estuvo dedicada al tema de la unidad socialista. El señor Morodo señaló que las

negociaciones estaban más adelantadas con la F. P. S, que con el P. S. O. E. y que el camino hacia la

unidad debía ser «un proceso gradual y por etapas». A este respecto, el señor Morodo expuso las tres

premisas siguientes; 1) La unidad es inexcusable; 2) El socialismo español debe ser confederado y no

centralista; y 3) El socialismo español debe tener carácter mediterráneo y no centroeuropeo o nórdico.—

P. J. R.

 

< Volver