Cree que ganará el centro-izquierda     
 
 Ya.    03/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Creo que ganará el centro-izquierda

Raúl Morodo, secretario general del PSP, dice a Mary Mérida en "La Vanguardia":

—¿Cuál es la verdadera posición del socialismo en la actual coyuntura política del país?

-- El movimiento socialista en general, es decir, los partidos a nivel del Estado, PSP y PSOE y los

partidos nacional regionales, son, sin lugar a dudas, uno de los ejes clave de la vida política y social

española. Como le decía a usted al principio, creo que el socialismo jugará el gran papel histórico de no

sólo coadyuvar a la instalación de la democracia en España, sino también a su estabilización y a la

aceleración del cambio socioeconómico que exige el país.

—¿Qué posibilidades tienen ustedes de cara a una próxima confrontación electoral?

-- Yo creo que la opinión pública española está dentro de una concienciación política que podríamos

definir como centro-izquierda, y que el franquismo residual, se llame Alianza Popular o adopte cualquier

otra denominación, será totalmente barrido. Dentro de esta hipótesis, es decir, de un triunfo centro-

izquierda, el socialismo democrático, si está unido o, al menos, si se presenta unido— obtendrá una clara

mayoría de votos en las anunciadas elecciones de 1977. Se deduce de lo anterior que, personalmente, soy

partidario de que, ni hay elecciones, si existe un contexto democrático válido, el socialismo vaya

coordinado a las mismas.

—¿Cómo contempla usted la situación política del país en este momento?

— En síntesis, estamos dentro de un caos social y económico y dentro de una gran confusión política.

Todas las dictaduras dejan esta herencia, bajo la apariencia de que han resuelto los problemas de la

comunidad nacional, y corresponde a la democracia articular una nueva convivencia pacífica y justa. Es

evidente que esta transición de la dictadura a la democracia tiene problemas graves y es función de todos

los demócratas, sin excepción, articular este nuevo estado.

—¿Está usted de acuerdo en que sólo un pacto social y político puede resolver con eficacia la

problemática planteada en este momento en el país?

—El pacto político es inexcusable. Gobierno y oposición tienen que entenderse y, en este sentido, el

Gobierno no puede, quejarse de la moderación y sentido común de la oposición democrática. Es claro que

entenderse significa no claudicar, y llegar a unos acuerdos mínimos que hagan viable un proceso político

para establecer la democracia. El pacto social sólo podrá darse, en mi caso, cuando los sindicatos

democráticos funcionen libremente."

 

< Volver