Profesor Tierno Galván. 
 El capitalismo reduce el mundo al concepto de mercancia     
 
 Ya.    23/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

PROFESOR TIERNO GALVAN

"EL CAPITALISMO REDUCE EL MUNDO al concepto de mercancía"

El líder socialista, ante unas dos mil personas, abrió ayer el curso del Ateneo, con la conferencia

"Revolución cultural, revolución socialista" • Afirmó que Occidente necesita una tabla de valores nuevos

• La especie no puedo adaptarse más al medio artificial creado por el capitalismo, dijo también

No tuvo capacidad suficiente el histórico caserón del número 21 de la madrileña calle del Prado en la

apertura del curso del Ateneo, que tuvo lugar ayer, a las siete y media de la tarde. Unas dos mil personas,

la mayoría de ellas jóvenes, acudieron a escuchar la conferencia del profesor don Enrique Tierno Galván

"Revolución cultural, revolución socialista". Mucha gente incluso tuvo que quedarse en la calle y otro

gran número de personas siguieron la lección del líder socialista a través de monitores de televisión. La

expectación era inusitada.

Defendió la tesis de que la única revolución fecunda que puede realizarse en Europa sólo puede partir de

la concepción dialéctica del mundo, es decir, de las tesis del marxismo o el socialismo. Dijo que el

marxismo no es solamente una doctrina política. Tiene tres soportes, argumentó, que lo elevan a

concepción del mundo. Estos tres soportes descansan en la filosofía (explicación de la realidad), la

teología (da una transcendencia al hombre) y en la teoría de la ciencia (define los supuestos reales). "El

socialismo—afirmó—, en cuanto práctica marxista, es la única posibilidad de revolución cultural en la

que el hombre puede encontrarse a sí mismo en una sociedad de hombres libres."

El profesor Tierno dijo que Occidente necesita una tabla de valores nuevos. "Estamos en la promiscuidad

de los valores, y cuando ocurre esto no se sabe cuál de ellos prevalece. Mantenemos una tabla de valores

que nadie respeta."

Después de años hablando de revolución política, dijo el señor Tierno Galván, se impone ahora la

revolución cultural. Su futuro está en el progresivo aumento de conciencia del hombre occidental ante los

problemas que le acucian, y que no sólo son en torno a un mejor salario, cuya demanda es importantísima,

pero meramente coyuntural. "El envenenamiento del Mediterráneo, el deterioro del equilibrio cósmico, el

uso de fármacos que deterioran el organismo, todo ello son soportes revolucionarios." Después de decir

que la revolución no sólo es posible, sino que ha empezado, revolución del pueblo que no quiere morir sin

valores, afirmó: "Esta cultura está caduca; es la del capitalismo o la del bajo imperio romano." "El sistema

capitalista reduce el mundo al concepto de mercancía." "Es tal el despilfarro en que nos hallamos

inmersos, que no nos vendría nada mal una etapa de ascética en estos momentos de transición, poro una

ascética, claro está, equitativamente compartida." "Vivimos en un medio artificial. Y se empieza a

demostrar que la capacidad de adaptación falla. Hay que adaptar el medio a la naturaleza. La especie no

puede adaptarse más al medio creado por el neocapitalismo. La especie tiene que rectificar el medio. Esta

rectificación ha de ser cultural por medio de la revolución, del socialismo."

 

< Volver