Ante más de mil personas y con circuitos de televisión en el Ateneo. 
 El profesor Tierno Galván propugna una revolución cultural socialista     
 
 Informaciones.    23/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

El profesor Tierno Galván, ovacionado tras su lección, anoche en el Ateneo madrileño

ANTE MÁS DE MIL PERSONAS Y CON CIRCUITOS DE TELEVISIÓN EN EL ATENEO

El profesor Tierno Galván propugna una revolución cultural socialista

MADRID, 23 (INFORMACIONES).

Que los españoles se integren en el socialismo que nos ponga a la cabeza de los pueblos y pueda salvar a

la especie de la amenaza del neocapitalismo»... Una gran ovación, prolongada durante varios minutos,

acogió esta frase con la que el profesor Tierno Galván concluyó su exposición en la lección inaugural que

aper pronunció en el Ateneo de Madrid.

Más de dos mil personas llenaban por completo el salón de actos y los pasillos en los que se había

instalado un circuito cerrado de televisión. Numerosos jóvenes se sentaron en el suelo, junto al estrado,

desde el cual don Enrique Tierno Galván realizó una lección magistral en torno al tema «Revolución

cultural, revolución socialista». Presentó al presidente del P.S.P., resaltando especialmente su

personalidad política y, especialmente su dimensión intelectual y humanística el secretario del centro

señor Del Val.

LA ETICA MARXISTA

El señor Tierno Galván inició su exposición con un breve análisis de la definición cultural y su papel

superador de los afanes cotidianos, para proponer inmediatamente la necesidad de una verdadera

revolución cultural («la única revolución cultural posible ha de partir de la concepción materialista y

dialéctica que sigue las lineas del socialismo: cualquier otro intento de revolución es un intento baldío»).

El profesor Tierno analizó seguidamente la significación «contrapuesta y equívoca» de ciertos

movimientos nacidos en los Estados Unidos y plasmados en los programas del Club de Roma y de la

Universidad de Massachusetts que pretenden una alternativa al marxismo y al socialismo: «En realidad se

apoyan en una concepción sociológica difinida claramente por las técnicas de la sociedad capitalista, que

pretende hacer al hombre feliz, aunque esta felicidad no implica su liberación personal. Se trata

simplemente de «cuantificar» la dimensión del hombre, de someterlo a un método de aprehensión que lo

convierta en algo sustancial, desde la base de un positivismo ingenuo determinado por el mecanicismo.»

El señor Tierno Galván denunció esta alternativa como «una maniobra del capitalismo»: «Se reproduce

de nuevo la tensión de la cantidad que propone el capitalismo frente a la calidad que es la base del

socialismo marxista, y los socialistas defendemos la valoración de la calidad... De nuevo Compte y Marx

(que vivieron en la misma época, aunque el uno permaneció impermeable al otro) aparecen

contrapuestos.» El profesor, al señalar que el medio cultural no es nunca ajeno al hombre, afirmó la

urgencia de encontrar, ante la alternativa de la sociedad socialista, una nueva tabla de valores que

neutralice la influencia de la enajenación política y económica que define al capitalismo.

REVOLUCIÓN CULTURAL

«Es tiempo de hablar con urgencia de la necesidad de una revolución cultural», afirmó el profesor Tierno

en otro punto de su exposición, «porque al hombre ya no le mueve sólo la lucha por un salario, y hoy

existen también otras cosas por las que los hombres se mueven y luchan a partir de la conciencia de que

se está librando una terrible batalla del hombre contra el hombre, de la destrucción de la especie, de la

rebeldía frente a la idea de que la vida se limite a nacer, vivir y morir debajo de unos designios que nadie

conoce... La conciencia de esta realidad actúa ahora como un soporte revolucionarlo, y la revolución

cultural ya ha comenzado».

Posteriormente el profesor haría una dura referencia critica de la sociedad de consumo para apoyar, como

concepto inherente al mundo socialista, la valoración de los hechos cualitativos: «Es preciso poner en tela

de juicio la alternativa capitalista de la cultura caducante y tardía del bajo Imperio romano.»

El profesor Tierno Galvan se refirió seguidamente a la pérdida de valor del modelo cultural de Occidente

y la aparición, cada vez con más significado, de las culturas del Oriente, donde se han establecido unas

tablas de valores totalmente distintas, basadas en la dimensión cualitativa del hombre, «Una valoración

que denuncia el concepto cuantitativo como una falacia americana.»

INDIVIDUALISMO AGRESOR

En otro momento, el profesor Tierno se refirió a las causas que explican la muerte de la cultura

capitalista, denunciando la incidencia, desde una educación concebida exclusivamente como transmisora

del saber, de un concepto elitista que confiaba y creía en la armonía del mundo inexistente. Asimismo

hizo especial referencia a la reactivación de un individualismo agresor, responsable también del

despilfarro y de la sociedad de consumo.

Finalmente, el profesor Tierno Galván analizó «la necesidad de promover una segunda alternativa y

luchar por ella» para evitar la destrucción de la especie: «Los españoles somos perfectistas. Lo fuimos

antes por la presión de la Iglesia católica y lo somos ahora precisamente porque salimos de cuarenta años

de dictadura y de corrupción. El pueblo español tiene ansia de exigencia y por eso es tan fácil presa de los

demagogos.»

JORGE GUILLEN ANUNCIA SU REGRESO

MADRID, 22 (INFORMACIONES). - Jorge Guillen, uno de los fundadores de nuestra lírica

contémporánea, tras cuarenta años de exilio, vendrá a España el próximo año. A los cincuenta años del

homenaje a Góngora, que reunió a un grupo de poetas en lo que se llamaría generación del 27, Guillén,

miembro de primera fila de aquella generación, cruzará el Atlántico para ir a Málaga, en donde

permanecerá una temporada.

Parece ser que su venida se lo ha confirmado a Dámaso Alonso, en la carta que el poeta vallisoletano

escribió al presidente de la Academia, con motivo de cumplir éste ochenta años. En la actualidad, Jorge

Guillen vive en Cambridge, Massachusetts.

23 de octubre de 1976

INFORMACIONES

 

< Volver