El PSP presenta un contraproyecto para la reforma política     
 
 Informaciones.    27/09/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

EL P.S.P. PRESENTA UN CONTRAPROYECTO PARA LA REFORMA POLÍTICA

MADRID, 27 (EUROPA PRESS).

El comité ejecutivo del Partido Socialista Popular (P.S.P.), reunido el sábado en Madrid con la asistencia

de los partidos federados de Asturias, Canarias, Cataluña, Galicia y Euzkadi, así como con la

participación de los vocales de las federaciones y el secretariado del partido, ha estudiado temas

relacionados con el proyecto de ley de reforma política sobre la ratificación del comunicado de

Coordinación Democrática, el «Documento Ollero», y ha elaborado un contraproyecto de reforma

política.

El Partido Socialista Popular ha hecho público, con motivo de esta reunión, un contraproyecto de reforma

política, que pretende ser una base inicial de negociación con el Gobierno, para delimitar finalmente un

proyecto definitivo que pudiera ser considerado viable por todas las fuerzas políticas.

El contraproyecto, que se compone de cuatro artículos y tres disposiciones transitorias, incluye un

preámbulo en el que se menciona una serie de objeciones al proyecto de reforma presentado por el

Gobierno.

El P.S.P. califica a la reforma gubernamental de «continuista» y «ambigua», y le hace entre otras, las

siguientes objeciones: «Es un proyecto que prevé Cortes ordinarias, en lugar de constituyentes, supone un

Gobierno parlamentariamente irresponsable, concede al Gobierno un cheque en blanco en materia

electoral, y establece un mecanismo peligroso para la reforma constitucional.» Asimismo, en relación con

otras normativas del ordenamiento vigente, el P.S.P. dice que la reforma del Gobierno contiene

imperfecciones en cuanto a la independencia judicial, y no regula las libertades públicas.

Por el contrario, el P.S.P. entiende que un proyecto de reforma debe procurar unas Cortes Constituyentes,

un Gobierno de concentración nacional que garantice la imparcialidad en los sufragios, tanto a nivel de

referéndum como de elecciones generales, y una ley Electoral pactada entre la oposición y el Gobierno.

También indica que si se acepta el sistema bicameral, la segunda Cámara deberá entenderse como un

embrión de una futura Cámara de las nacionalidades y las regiones.

El contraproyecto del Partido Socialista Popular establece en su articulo primero que el Estado en

régimen de democracia se basa en la supremacía de la ley, expresión de la voluntad soberana del pueblo.

Por el articulo segundo, la Declaración de los Derechos Humanos, de 1948, adquiría rango de ley

constitucional.

El artículo tercero reglamentaría un sistema de Cortes bicameral, en su totalidad elegido por sufragio

universal. La segunda de las Cámaras tendría rango territorial.

Por el artículo cuarto quedaría regulado el procedimiento de aprobación de cualquier disposición de rango

constitucional.

Las disposiciones transitorias se referirían a plazos de constitución de las Cortes, y reglamentación de la

ley Electoral y constitutivas de las Cámaras.

 

< Volver