Don Enrique Tierno Galván. 
 Urge el pacto político para evitar un golpe de la derecha     
 
 Informaciones.    13/08/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

VIDA POLÍTICA

DON ENRIQUE TIERNO (P.S.P.)

"URGE EL PACTO POLÍTICO PARA EVITAR UN GOLPE DE LA DERECHA"

MADRID, 13 (INFORMACIONES)

Hay sectores de la oposición, con sentido cívico, dispuestos a negociar y a hacer concesiones si el

Gobierno proyecta un pacto político inteligente, capaz de amortiguar las perturbaciones económicas y

sociales que pudieran poner en peligro los intereses del Estado y crear la situación propicia para un golpe

de derechas», manifestó ayer don Enrique Tierno Galván, presidente del Partido Socialista Popular

(P.S.P), en la primera toma de contacto con los informadores tras su ausencia de la vida pública por

motivos de convalecencia.

«Hay que pasar rápidamente —añadió— de las simples conversaciones a la negociación con el Gobierno,

porque la presión económica se convertirá en presión social, creando unas condiciones de consecuencias

imprevisibles. La oposición integrada en Coordinación Democrática está dispuesta a negociar, en ella

predomina el buen sentido para no estirar tanto la goma que llegue a romperse. »

Preguntado sobre la posibilidad de iniciar un proceso revolucionario para acelerar la ruptura, el profesor

dijo: «El pueblo español no está ahora en condiciones de saltar a la calle, pero no sé hasta qué punto la

inquietud económica y social seria capaz de acelerar ese proceso. Sin embargo, en estos momentos hay

que evitar extremismos y ceder todos un poco para alcanzar una solución global. Es un momento de

negociación para todos.»

TONO CONCILIADOR

Las declaraciones del señor Tierno Galván tuvieron como denominador común un tono conciliador con

talante moderado, sin dejar sitio a la inquietud. Al entrar en el análisis de los problemas políticos que el

Gobierno tiene pendientes, dijo que unas elecciones generales prematuras crearían inquietud en la

oposición democrática, pero si se elabora una ley electoral contando con esta aposición, y se ofrecen

garantías democráticas, cuanto antes se llegue a las elecciones, mejor. Para el presidente del P.S.P. la

negociación con el Gobierno debe estar encaminada a crear, antes o después, una nueva Constitución

en una Cámara elegida por el pueblo. En la elaboración de esa normativa fundamental debe intervenir la

oposición, y esto será, de alguna manera, un período constituyente.

Respecto al tema de Coordinación Democrática y su posible ampliación, dijo: «Ya se están realizando

contactos con las instancias unitarias regionales, incluso con grupos democráticos de derecha para que

Coordinación Democrática sea más representativa. Cualquier partido democrático que se autotitula y

actúa de esta manera tiene abiertas las puertas de Coordinación Democrática. Nuestros dos objetivos

actuales son la ampliación y la negociación con el Gobierno.»

«No sé —prosiguió— si habrá intentos, por parte del Gobierno de dividir C.D. El hecho de llamar a unos

y no a otros puede dar lugar a que los llamados abran el camino a los no llamados. Lo cierto es que en el

seno de C.D. no hay intentos ni deseos de romper.»

Sobre la línea del Partido Socialista popular, su presidente dijo que ha dejado de ser un partido de élites

intelectuales, ya que cuenta con gran cantidad de obreros anuales y cualificados y de clases medias. Se

declaran marxistas, pero evolucionados.

LA UNIÓN DE LOS SOCIALISTAS

Ante el espinoso tema de la unificación de los socialistas, el profesor Tierno Galván expresó lo siguiente:

«Hay pocas diferencias entre nosotros y el P.S.O.E., sólo es cuestión de estructuras y compromisos

adquiridos que poseen inercia. Los personalismos que antes nos separaban, actualmente han dejado de

existir. Cuando disfrutemos de la legalidad los Congresos tendrán la palabra y las minorías dirigentes

tendremos que ceder.»

Más adelante, el presidente del P.S.P. tocó otros temas como el retomo a su cátedra de Salamanca.

«Volveré por algún tiempo para ver si puedo hacer compatible la docencia y la actividad política, pero mi

deseo es estar en Madrid, si no me conceden el traslado, pediré la excedencias.»

Por último, el profesor aludió a una serie de reformas necesarias que, de colaborar la oposición, se

efectuarían con buen criterio. Señaló el problema de las regiones que permanece sin solución desde

mucha antes de hace cuarenta años. La necesidad de un sindicato libre y activo que pertenezca a los

trabajadores, para canalizar el pacto social. La urgencia de aplicar la redistribución de las rentas, mediante

un sistema impositivo justo.

El señor Tierno concluyó diciendo que desde que murió Franco «se ha logrado algo por la vía pacífica,

poco a poco, y así seguiremos, porque si nos aceleramos, todos perderemos. Esto es lo acordado y lo

admitido en Coordinación Democrática».

 

< Volver