Autor: Teba, Juan. 
   El PSA denuncia un pacto autonómico entre el PSOE y el Gobierno     
 
 Diario 16.    08/03/1980.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

El PSA denuncia un pacto autonómico entre el PSOE y el Gobierno

Sevilla (JUAN TEBA, corresponsal) — Los rumores que corren en Sevilla en círculos políticos sobre un

pacto entre el Gobierno y el PSOE en el tema autonómico son una evidencia para el PSA, según

manifestó Miguel Ángel Arredonda, portavoz del grupo andalucista en el Congreso.

Arredonda comentó el tratamiento dado a Rafael Escuredo en Televisión, que recogió en su edición

vespertina de noticias del miércoles la entrada del presidente de la Junta andaluza en el Congreso entre las

ovaciones de la izquierda.

Para el portavoz del, grupo andalucista, el inusual comportamiento de Televisión se debería a la

«evidencia del pacto UCD-PSOE, pues todos sabemos que salir en ese «Telediario», absolutamente

controlado por Adolfo Suárez, cuesta al menos un voto en una ley Orgánica y yo no creo que la imagen

de Escuredo recogiendo los aplausos de parte de los diputados se deba a una mala conciencia por parte de

Televisión».

Clavero-Rojas Marcos

Los resultados de la consulta del 28 de febrero han provocado en Andalucía un vacío político propiciado

fundamentalmente por lo que en medios de la oposición se define como debacle de la UCD andaluza.

Los andalucistas son conscientes del peligro potencial que supone la figura política de Manuel Clavero,

en caso de que el ex ministro y ex dirigente ucedista encontrase apoyo financiero para relanzar el

fenecido PSLA o bien crear un partido andalucista de tendencia moderada, que capitalizase el descontento

del voto sociológico que hasta ahora apoyó a UCD.

Ante esta posibilidad, Rojas Marcos anunció la intención de su partido de abrirse hacia el centro buscando

el mercado electoral interclasista, a la espera de poder entablar negociaciones con Manuel Clavero y el

grupo de destacados dimisionarios ucedistas. En cualquier caso, para el PSA podría representar un coste

político para la coherencia interna del partido andaluz y muy especialmente para el liderazgo de

Alejandro Rojas Marcos.

Por su parte, el PSOE se debate, en la actualidad entre la tentación de pactar globalmente con el Gobierno

toda la reconducción del proceso autonómico, incluyendo lógicamente Andalucía, o bien mantenerse en

su actual posición para intentar controlar la hegemonía del proceso autonómico andaluz.

Si bien el PSOE de Andalucía apostó fuerte en la campaña electoral del referéndum llevando a cabo una

activa campaña, quizá más pronunciada que la que desarrolló el propio PSA, los socialistas se enfrentan,

no obstante, con el handicap que les supone haber sido copartícipes de la aprobación de la ley Orgánica

sobre Modalidades de Referéndum, artífice jurídico de que Andalucía, a pesar de haberse pronunciado

mayoritariamente en un 55,45 por 100 a favor de la vía 151, se encuentra de momento,

constitucionalmente, imposibilitada para optar por tal normativa y contenido.

Atajar la crispación

Es el punto débil del PSOE que a buen seguro el PSA intentará airear con toda virulencia, si bien hasta el

momento todas las expectaciones políticas se centran en el recuento oficial de los resultados y en las

posibilidades legales de presentar una impugnación al referéndum en Almería.

Desde esta perspectiva se contempla un esfuerzo máximo de los dirigentes socialistas andaluces en su

compromiso autonómico con Andalucía mientras, sin embargo, comienzan a correr los rumores señalados

de un posible acuerdo Gobierno-PSOE para atajar la crispación autonómica y llevar a buen puerto el

complicado proceso.

Si en el PSA cristalizase ese de momento esbozo por abrirse hacia el centro e intentar atraerse a sus filas,

al grupo que capitanea Manuel Clavero, su futuro sería diametralmente distinto en el supuesto de que

insistiese en su actual posición de partido andalucista y socialista, abocado en este supuesto a un

entendimiento total, mas tarde o más temprano, en el futuro con el PSOE.

• Dimisiones en UCD de Granada — El secretario local de Granada de Unión de Centro Democrático,

José María Quintana, junto a otros tres miembros del comité, Bernardo Olmedo, Antonio Aparicio y José

María Sánchez, presentaron la dimisión de sus cargos respectivos por incompatibilidad con la política que

desarrolla el partido centrista en Granada, según fuentes de los dimitidos.

Estas dimisiones se unen a la del presidente local, José Moreno Dávila, que presentó la suya fechas atrás

por razones familiares.

 

< Volver