Colegio de Licenciados: Una candidatura continuista y otra profesional se enfrentan hoy     
 
 Ya.    13/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

COLEGIO DE LICENCIADOS: Una candidatura continuista y otra "profesional" se enfrentan hoy

El tema de las candidaturas que se presentan para cubrir las vacantes de la Junta de gobierno será hoy el

tema central de la segunda sesión de la Junta general ordinaria del Colegio de Licenciados de Madrid, en

el Meliá-Castilla. Una de las candidaturas se propone continuar la actual línea de la Junta de gobierno,

según informamos en su día, y que, por las numerosas informaciones en que hemos reflejado la famosa

"alternativa,", no requiere ahora mayor explicación. La nueva candidatura, constituida con más retraso, se

autodenomia "profesional",

Integran esta última don Manuel Sánchez Cuesta, don José Luis Morales, don José Luis Jiménez, doña

María del Carmen González, don Antonio Montón, don José L. Negro y don José María Martínez.

Incluyen en en programa una serie de problemas profesionales por los que quieren luchar: erradicar el

paro a través de una escolarización completa, remuneraciones justas y dignas sin demora, contrato para

los PNN, estatuto profesional para todos, jubilación a los sesenta años con el total del sueldo real,

formación permanente del profesor, gratuita y remunerada, actualización permanente de los convenios,

transparencia económica de los centros, revisión del sistema de acceso a cuerpos, no al intrusismo,

participación en la gestión y planificación de la enseñanza, etc. Su toque distintivo es que considera que la

Junta, tal como es ahora, ha actuado como instrumento partidista, y eso lo rechazan, porque—dicen—"el

Colegio ha de representar a todos los colegiados en sus intereses, respetando y favoreciendo el pluralismo

político". "Es tarea urgente —añaden—diferenciar campos en beneficio de todos." En la misma línea

consideran que el respeto por la libertad y las ideas ajenas implica el pluralismo educativo y no la escuela

única ni el monopolio educativo, que es lo que hay en regímenes fascistas y totalitarios. Añaden que

mientras se actúa un sistema fiscal más justo debe haber subvenciones a las familias y no a los centros,

según el principio "mayores impuestos para los que más tienen, más subvenciones para los que tienen

menos".

 

< Volver