La exportación de agrios  :   
 Aumenta el ritmo de los envíos y mejoran las cotizaciones en origen. 
 ABC.    08/02/1959.  Página: 50. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ABC. DOMINGO 8 DE FEBRERO DE 1959. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 50

LA EXPORTACIÓN DE AGRIOS

Aumenta el ritmo de los envíos y mejoran las cotizaciones en origen

EN GENERAL SON BUENAS LAS IMPRESIONES SOBRE LOS CULTIVOS DE CEREALES

Con referencia al 25 de enero último, el Sindicato Nacional de Frutos y Productos

Hortícolas ha hecho público el estado de situación de las exportaciones de nuestros

agrios en la actual campaña, que, como ya hemos señalado, evoluciona con retraso en

comparación con el ritmo alcanzado en las mismas fechas de la temporada anterior. Se

aprecia, sin embargo, alguna reacción en los envíos desde hace varias fechas, con lo

cual va reduciéndose la "distancia" entre las cifras decenales comparativas, y es de

esperar que esto se refleje en el próximo balance de dicho Sindicato.

Las cifras de exportación por vía marítima y terrestre hasta el 25 de enero eran las

siguientes:

Naranja, 246.823 toneladas; mandarina,

32.016; limón, 15.056; pomelo, 1107. Total, 295.002 toneladas—frente a 334.089 el

26 dé enero de 1958—, de las cuales han recibido:

Alemania, 106,447 toneladas; Inglaterra,

42.693; Holanda, 33.980; Bélgica, 25.880;

Suiza, 20.862;. Francia, 18.067; Polonia,

11.626; Suecia, 10.960; Dinamarca, 6.725;

Austria, 6.669; Noruega, 5.833; Checoslovaquia, 1.929; Finlandia, 1.500; Irlanda,

659; Extremo Oriente, 341; Luxemburgo,

246; Islandia, 197; Canadá, 196; Hungría, 192.

Según nos informó anoche nuestro corresponsal en Valencia, D. Adolfo Cámara, se

ven dificultados los trabajos de recogida y

embalaje de la naranja a causa de las lluvias.

Esta es la única contrariedad del momento,

por lo que concierne a los envíos de agrios,

pues, según parece, también se refleja alguna mejoría, incluso en los precios en huerto.

EL CAMPO EN GENERAL

Pocas novedades hay en relación con los

cultivos cerealistas. No se ha alterado el

panorama que venimos delineando en el

sentido de que la campaña puede ser

"sonada" si juzgamos por el aspecto que

presenta el campo en general, en el que

no apreciamos fallos de importancia que

alteren" de modo esencial el mapa agrícola. Teníamos el año pasado los de

Aragón y Tierra de Campos, por citar los

más importantes, entre otros. Actualmente las "manchas" se reducen a parajes,

especialmente de Extremadura, por hallarse bajo los efectos de encharcamientos

persistentes. En los que antes habían acumulado exceso de agua, lo mismo allí que

en algunas comarcas andaluzas, el vacío

dejado por las gramíneas ha sido ocupado, o está siendo ocupado por plantas

industriales, preferentemente por el algodón. Tampoco se modifican las

impresiones ya conocidas por nuestros lectores sobre

una mejoría sustancial de la zafra oleícola.

LA ZAFRA AZUCARERA

También en este capítulo encontramos motivos de satisfacción. La sequía nos obligó a

alterar los cálculos de principios de verano sobre la posible zafra de azúcar de

remolacha y de caña, en el sentido de reducirlos. Avanzado el otoño decíamos que si persistía la

sequía—que no había afectado al cultivo remolachero

en Andalucía, porque cuando aquélla se acentuó ya se había efectuado la saca de la raíz—habría que contar con un importante

descenso de la cifra señalada como posible al hacerse pública la disposición

reguladora de la campaña: quinientas mil toneladas. Como en el caso de la aceituna,

la remolacha se ha beneficiado con los temporales de lluvias

que se han sucedido a partir de los días finales de noviembre. La raíz ha mejorado en tamaño y en sustancia,

de tal manera que al concluir la campaña volvemos a situar

en 480.000 a 500.000 toneladas el volumen total de la zafra azucarera;

 

< Volver