Autor: Mezquida, Luis María. 
   ABC en Tarragona: movimiento portuario     
 
 ABC.    25/04/1960.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

A B C en Tarragona: Movimiento portuario

Tarragona 24: (De nuestro corresponsal.) En una ciudad como Tarragona, esencialmente marítima, la

marcha del puerto ha de ser seguida con atención, porque suministra interesantes noticias, con el vaivén

económico de su zona de influencia y plaza. En otra crónica publicada en estas mismas columnas a

principios del presenta año, al estudiar el movimiento de mercancías en nuestros muelles a lo largo del

pasado ejercicio económico, hacíamos hincapié en la merma registrada en el tráfico portuario durante el

segundó semestre anterior, como consecuencia de la puesta en marcha del plan de estabilización. Si bien

era verdad que las estadísticas reflejaban las cifras más altas, se perfilaba una reducción de actividades.

Aquellos pronósticos se han visto plenamente confirmados a tenor de las cifras que poseemos respecto a

los cinco primeros meses del año en curso. El descenso ha sido considerable, con una suma total de

150.488,99 toneladas.

El detalle del volumen registrado es el siguiente:

Año 1959: Importación, 159.584,18 toneladas; exportación, 76.858,17; cabotajes de entrada, 280.859,52;

cabotaje de salida, 18.472,71.

Año 1960: Importación, 77.750,93 toneladas; exportación, 51.351,37; cabotaje de entrada, 234.699,96:

cabotaje de salida, 21.583,34.

A la vista de estos datos puede colegirse que acusan diferencias en menos las partidas de importaciones,

exportaciones y cabotaje de entrada, mientras el cabotaje de salida acusa una diferencia en más de

3.110,63 toneladas. Ahora bien: en términos generales, las exportaciones se han incrementado, frenándose

en buena parte las importaciones. En el pasado ejercicio —precisamente en el curso del primer semestre—se exportaron

64.200 toneladas de harina de trigo con destino a la República Árabe Unida,

embarque totalmente esporádico en nuestro puerto a cambio de algodón egipcio. Esta partida pesó mucho

al compulsar las actividades generales del año, y, en cambio, fueron muy reducidos los embarques de

aceite de oliva, que en este primer semestre han alcanzado cifras muy altas manteniéndose una tónica de

bastante actividad en vinos y frutos secos, productos típicos de la exportación tarraconense.

Contrariamente al descenso en el volumen de mercancías, hay que anotar el incremento en el número de

buques que han atracado, pues si en los cinco primeros meses del pasado año los barcos ascendieron a

618, en el presente ejercicio han sido 638 en total, con una diferencia en más de 20 buques.—M. MEZQUIDA.

 

< Volver