Pague como quiera, pero pague. 
 Un sistema de compras a plazos, apto para todos los públicos     
 
 Madrid.    17/02/1962.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Un sistema de compras a plazos, apto para todos los públicos

"Pague como, quiera, pero pague". He aquí un slogan de ventas que es algo así como el colmo de las

facilidades, en esta época en que las empresas tratan por todos los medios, de hacer más asequibles sus

artículos al público. Y como el periodista se enteró de la estancia en Madrid de don Marcos Perea,

director general de la firma "Maperrey", de artículos electrodomésticos, radicada en Cádiz, investigó a lo

Perry Mason hasta localizarle en un hotel de la capital.

—¿Que le explique nuestro lema de ventas "Pague como quiera, pero pague"? Sólo le diré que, a pesar de

nuestro gran volumen de ventas, nunca hemos procedido judicialmente contra ningún cliente de los que

compran a plazos. No sólo vendemos sin fijar ninguna entrada, sino que concedemos plazos amplísimos,

y si un cliente, por enfermedad u otra razón, nos ruega que le aplacemos algún cobro, yo mismo le

atiendo personalmente. Tengo el orgullo de afirmar que gracias a estos sistemas tan amistosos de venta

miles de personas modestas están electrificando sus hogares.

Don Marcos Perea me comunica que ha lanzado la nueva lavadora "Maperrey" 1962, con unas

innovaciones sensacionales. Los técnicos de la empresa han conseguido una lavadora que tiene un

cojinete a bola en el agitador, para evitar el desgaste del casquete de bronce que normalmente tienen estos

aparatos. Hay que tener en cuenta que, con el tiempo, los casquetes se desgastan, y al producirse una

holgura en´ el agitador, se deterioran las prendas: Y mediante un tubo de plástico que va directamente al

motor, éste puede ser lubrificado periódicamente, eternizando su vida. —¿Podemos afirmar que

"Maperrey" amplía sus actividades? —Nosotros, que somos los pioneros de los artículos

electrodomésticos, abordaremos toda la gama electrodoméstica, asi como tocadiscos, frigoríficos, neveras

de hielo, etc.

—¿Y en cuestión de televisores? Recordamos el que en su día fabricó Maperrey...

—Hemos, lanzado un nuevo modelo de 110 grados con tubo de doble laminado, célula fotoeléctrica y

otras mejoras, que ya tienen otros televisores en el mercado. A mi juicio, el broche de pro de este

televisor es que él cliente, aparte de disfrutar de un precio bastante alambicado, del fabricante al

consumidor, se le conceden cuantas facilidades pida o desee. Queremos que todas las clases sociales

disfruten de un aparato que no es un lujo, como algunos creen.

Al periodista le agrada que en estos tiempos caracterizados por la mejor inquietud, social existan firmas

como Maperrey que produzcan con el más loable de tos objetivos la felicidad del público. Por eso

Maperrey busca los artículos que no fabrica para ofrecérselos a sus clientes; al comprar cantidades

ingentes dé material puede ofrecer precios muy favorables.

El personal de la empresa será ampliado en la proporción necesaria. Tengo el proyecto de contratar al

popular locutor .Ferman como director general de ventas de mi organización. Ferman se .encuentra

actualmente en Canadá fabulosamente contratado, pero mantenemos un frecuente contacto escrito. Sé que

me costará un buen dinero su "fichaje", pero Ferman es un experto vendedor y organizador; por lo tanto

produce, y quien produce no es un gasto para nadie.

Hasta hace poco Maperrey trabajaba solamente el mercado Andaluz. Ahora está dispuesto a servir a

cualquier punto de España cuantas peticiones eleven por carta a Cádiz. Ese "slogan" casi increíble de

"pague como quiera, pero pague" habla por si sólo. Además, ahí están la baratura y la bondad de sus

artículos,

 

< Volver