Oferta monetaria y banca central     
 
 ABC.    20/02/1962.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

OFERTA MONETARIA Y BANCA CENTRAL

Uno de los fenómenos más característicos .de la evolución económica española de los últimos veinte años

está constituido por el desproporcionado, crecimiento que han venido acusando los medios de pago

totales del país en relación con el crecimiento de la corriente de bienes y servicios o renta real del mismo.

Refiriéndonos exclusivamente al período 1950-1960, en que existen estadísticas oficialmente elaboradas,

de una parte, sobre la evolución de la oferta monetaria (Servicio de Estudios del Banco de España) y de

otras del desarrollo de la renta real (Consejo de Economía Nacional) se observa que, mientras dicha renta

real o corriente de bienes y servicios se, ha incrementado en un 60 por, 100 en el período citado, los

medios de pago totales del país que financiaban esa riqueza han aumentado en más de un 200 por 100: en

otras palabras, que el dinero se ha expansionado en una proporción mucho mayor .que la corriente de

bienes y servicios.

Este crecimiento desproporcionado de los medios de pago totales del país en relación con el incremento

de la corriente de bienes y servicios, no podía por menos de repercutir sobre los precios y el coste dé la

vida para el período considerado, y eso que el conjunto de medidas adoptadas a raíz del ingreso de España

en la O. E. C. E. han aminorado el impacto a partir del año 1958, impidiendo que el aumento de los

medios de pago Influyera en la medida que lo venia haciendo sobre los precios. Pues bien; dicha

desproporcionada expansión de la oferta monetaria resultaba, en general, imposible de moderar, y

dosificar adecuadamente, dada la inexistencia de un Banco central estructurado como tal y dotado de los

poderes ejecutivos adecuados y, por. lo tanto, en condiciones dé utilizar los llamados instrumentos de la

política monetaria en orden a regular .el volumen adecuado de la oferta monetaria y su correcta

canalización para lograr un desarrollo armónico de la renta y evitar excesivas tensiones en los precios.

Esta laguna del mecanismo institucional español no es de extrañar si tenemos en cuenta que la técnica de

la Banca central es muy moderna y que aun cuando á fines del siglo XIX casi todos los países de Europa,

asi como Persia, Japón y Java en el Oriente, y Egipto y Argelia en África, habían establecido un Banco de

emisión con facultades y privilegios especiales, lo cierto es que un concepto claramente definido de lo

que debe ser un Banco central y sus funciones específicas y tipicas, en especial su carácter de organismo

fundamentalmente regulador de la oferta monetaria y especialmente del llamado dinero bancario a través

de instrumentos adecuados, no se perfila hasta los, comienzos del presente siglo. Todavía al terminar la

segunda guerra mundial, y en los primeros años de la posguerra, se concederá poca importancia a los

Bancos centrales y escasa confianza a los llamados instrumentos de la política monetaria que por los

mismos se utilizaban; es a partir de. la guerra de Corea, en 1950, cuando la Banca central ha

experimentado .un verdadero renacimiento, pasando el Banco central a un primer, plano como organismo,

ideal para ejercer, el control monetario y .crediticio en orden á salvaguardar y promover el bienestar

económico, y se perfeccionan los instrumentos de regulación de la oferta monetaria que hasta entonces se

había utilizado, introduciéndose algunos nuevos.

Pues bien, para llenar la laguna existente en esta materia en el mecanismo institucional español, el

proyecto del ley de Bases de Ordenación Bancaría, acordado en. Consejo de Ministros y que publicaba el

"Boletín Oficial de las Cortes" el pasado día 6, en su base segunda configura y estructura el Banco de

España como un típico Banco central nacionalizado, dependiente del Gobierno, a quien corresponde la

autoridad monetaria a través del Ministerio de Hacienda, y con las funciones técnicas de ejecución

propias del mismo, especialmente las que se refieren á.lá creación del. llamado dinero bancario, ya que en

el apartado e) de dicha base segunda se dice: "Dentro de la necesaria flexibilidad éxigida por el

desarrollo de .una política económica; se regulará la creación dé dinero a través de las canales de

expansión del credito concedido por el Banco emisor y se establecerán normas sobre las operaciones de,

mercado abierto,, redescuento a la Banca privada, medidas en relación a la pignoración por los Bancos de

los Fondos públicos, topes variables de depósitos legales obligatorios de los Bancos privados en el Banco

de emisión y los demás instrumentos de control necesarios."

Con ello se dotará al nuevo Banco central de todos los modernos instrumentos: de .la política monetaria

mediante los cuales será posible regular y dosificar en la medida necesaria la oferta monetaria del dinero

estatal y dinero bancario, de modo que su crecimiento sea adecuadamente paralelo al de la renta real, ya,

que sobre dicho acusado paralelismo descansa en gran medida la posibilidad de lograr un desarrollo

económico sin inflacíón, y de ello es buen exponente el caso de Italia, del que nos ocupamos en otra

ocasión a través de estas mismas páginas,— M. ALBIZÚ ALBA.

 

< Volver