Debate político en el Pleno del Congreso. 
 Fraga cree mejor que segundas lecturas, la reforma de la Constitución     
 
 El País.    22/05/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Controversias en el turno de réplica

Fraga cree mejor que "segundas lecturas", la reforma de la Constitución

El turno de réplica de los distintos grupos parlamentarios produjo numerosas confrontaciones oposición

Gobierno, en las que llegaron a participar hasta tres ministros en sucesivas y reiteradas controversias con

los diputados. La intervención de Manuel Fraga suscitó, como casi siempre, expectación en la Cámara.

El portavoz de Coalición Democrática fue muy expresivo cuando pidió, en lugar de «segundas lecturas»

de la Constitución, la reforma lisa y llana del artículo segundo y del título VIII.

Fraga detectó un error de 2.000 millones de pesetas en las cifras de inversión ofrecidas por el presidente

Suárez. «Dos mil millones son muchos en estos tiempos»,, dijo. En relación con su tema predilecto, la

lucha contra el terrorismo, el diputado de CD manifestó: «No hay mejor terrorista que el terrorista muerto

o el que está preso».

A continuación el diputado del grupo Mixto Josep Pi Suñer (de izquerra Republicana de Cataluña)-pidió

que el Estatuto de Cataluña no fuera devaluado. Otro miembro del mismo grupo, Joaquín Molíns

(procedente de UCD), criticó la alusión de Adolfo Suárez a que la Europa de los pueblos no existe, sino

sólo la de los Estados. Por su parte, Manuel Clavero (en la misma situación que el anterior diputado)

dijo.que Andalucía tenía la herida del 28 de febrero, por no haber consolidado su triunfo autonomista.

El ministro de Administración Territorial, José Pedro Pérez Llorca, contestó que el Gobierno haría lo

posible por curar esa herida, sin que ello signifique la apertura de un proceso general.

Por los socialistas catalanes, Ernest Lluch se refirió a la crispación producida por la diferencia existente

entre la vía del 151 y del 143, que resulta irritante para aquellos a quienes se obliga a utilizar la segunda.

Seguidamente, Lluch y el ministro de Economía, José Luis Leal, se introdujeron en una controversia

sobre la inversión.

El comunista Jordi Solé Tura criticó fundamentalmente el proyecto autonómico programado por UCD,

por implicar recortes para los estatutos o rebajar éstos al nivel de las nuevas comunidades autónomas que

se creen, controladas desde los poderes centralistas y con carácter de autonomías otorgadas. Pérez-Llorca

acusó a Solí: Tura de distorsionar el programa centrista y negó que se rebajaran los techos autonómicos.

El ministro de Hacienda, Jaime García Añoveros, polemizó también con Solé Tura sobre las críticas

hechas a la reforma fiscal, en cuanto perjudica, según el diputado comunista, a la clase trabajadora.

Ramón Tamames, experto comunista en temas económicos, apoyó a su compañero de grupo.

 

< Volver