Ante el primer Congreso. 
 Tanteos para el puesto número dos en el partido centrista     
 
 El País.    23/09/1978.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Ante el primer congreso

"Tanteos" para el puesto número dos en el partido centrista

Cuando faltaba menos de un mes para la celebración del primer congreso de UCD, que se abrirá el

próximo 19 de octubre, han comenzado a surgir los primeros tanteos en el seno del partido para

conseguirlas mejores posiciones de partida posible para el congreso. Especialmente fuertes son las

especulaciones sobre la figura del secretario general o número dos del partido.

El primer nivel donde comienza a aparecer la competencia de cara al congreso de UCD es el de los

mismos dirigentes y miembros del comité ejecutivo, incluidos ministros. Especialmente parece que las.

primeras maniobras apuntan hacia el puesto de número dos de la organización. Si bien todas las fuentes

coinciden en que Adolfo Suárez será aún por mucho tiempo el líder intocable, la situación del actual

coordinador general, Rafael Arias Salgado, ofrece menos solidez. Aunque el señor Arias; Salgado trabaja

duramente en la preparación del congreso, es también objeto de,frecuentes críticas, entre ellas la falta de

contacto con los propios miembros del partido.

En cualquier caso ya hay aspirantes a sustituirle en un puesto que se revela como: muy apetecible, dado

que la dedicación de Suárez:a los temas de gobierno dejará amplio margen de maniobra al número dos.

En este sentido pueden moverse las especulaciones sobre Rodolfo Martín Villa, ministro del Interior, y

Landelino Lavilla, ministro de Justicia, como posibles candidatos.

Respecto al señor Lavilla, no es la primera vez que suena su nombre, pues ya se dio como candidato

cuando fue nombrado Rafael Arias Salgado, ocasión esta en la , que la dirección del partido prefirió no

asignar el cargo a ningún ministro. De todas formas, fuentes cualificadas insisten en que el señor Lavilla

no está presentando su candidatura e incluso se disgustó cuando un diario madrileño de la tarde lo hizo

por su cuenta días pasados.

En cuanto al ministro del Interior, sí parece más claro su deseo de cambiar de lugar. El señor Martín Villa

estaría cansado de la cartera del Interior y, según opinión generalizada en la cúpula de UCD, podría

desempeñar muy bien la tarea de encuadrar definitivamente al partido. Si se cumpliera la hipótesis podría

ser sustituido en el Gobierno por el actual gobernador civil de Madrid, Juan José Rosón.

No obstante, el inconveniente mayor es que el presidente Suárez no quiere arriesgarse a sustituir al señor

Martín Villa en un departamento clave para las elecciones que se avecinan, a más o menos corto plazo,

aunque su papel puede ser clave también en la Dirección del proceso electoral en UCD. Paralelamente a

estos tanteos se observan también ciertos movimientos entre los militantes de base que, en su mayoría, se

unieron a UCD después de las elecciones geneales y no tienen, por tanto, vinculación directa con las

primitivas corrientes del partido. Por su origen neutral, estos sectores han chocado a veces con ios

dirigentes del partido, que son los líderes de las antiguas corrientes, y especialmente exigen un mayor

grado, de iniciativa y de capacidad de control por parte de la base,

Otra queja de las corrientes de base era la lista de notables, idea que surgió en el partido y que finalmente

ha sido desechada, según portavoces autorizados del misino. Tal lista estaría compuesta por cincuenta

personas designadas directamente por el presidente Suárez como delegados al congreso; a primera hora

de ayer se aseguraba que Adolfo Suárez había firmado ya la lista, aunque luego se aclaró que no la hay ni

la habrá.

UCD: no hay tensiones

Por su parte, la secretaría de información de UCD publicó ayer una nota oficial en la que afirma que no

existen en el partido tensiones ideológicas y eri-frentamientos personales de ningún tipo. «Los rumores en

éste sentido publicados por algunos periódicos son puramente especulativos -agrega la nota-y tienen su

origen en fuentes ajenas al partido, con el fin de crear confusión.»

La nota desmiente que en UCD se haya producido ningún giro a la derecha, como se decía en la

información de un periódico, y afirma que el partido prosigue la preparación dé su congreso, «sin que se

pueda esgrimir un solo hecho cierto que desmienta la normalidad interna».

Por último, afirma que la ponencia ideológica que ha sido aprobada para su debate, en el congreso es una

síntesis superadora de etiquetas ideológicas originarias y una mayor concreción del modelo de sociedad

propio, y desmiente «cualquier interpretación que pretenda presentar dicha ponencia ideológica, aprobada

unánimemente por el comité ejecutivo como resultado de una confrontación ideológica-».

 

< Volver