Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
 Cortes. 
 Contactos, contactos...     
 
 Informaciones.    22/02/1978.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

INFORMACIONES

CONTACTOS, CONTACTOS...

Por Abel HERNÁNDEZ

LA vida política se anima. Los contactos más extraños se suceden. En los restaurantes de cinco tenedores

no dan abasto a reservar mesas discretamente aisladas. Fraga conversa con Felipe González; Múgica, con

Argos; Osorio, con Tierno, y Carrillo se retrata con Lola Flores. ¿No es todo esto maravilloso?

Entre la derecha y el centro, asistimos a un intenso forcejeo. Todo el mundo consciente sabe que el ala

conservadora de U.C.D. y el ala liberal de Alianza Popular son perfectamente intercambiables. Y que, a la

larga, tendrán que militar en el mismo partido. Lo lógico parece que, si vamos inevitablemente a un

bipartidismo atenuado, en lugar de seccionar U.C.D. se intente la ampliación del partido del Centro.

Ahora mismo, es cierto, la entrada masiva de aliancistas provocaría el desconcierto en amplios sectores de

ambos electorados y, seguramente, debilitaría las posibilidades electorales del frente no marxista. Pero

alzar murallas entre uno y otro partido podría significar un grave error, una ruina. Habrá que ir paso a

paso, sin malos modos, pactando lo que haya que pactar, hacia la inevitable reconstrucción del mapa

político. Más que portazos se necesitan ahora puentes de diálogo, de ventana a ventana, aunque cada uno

se quede en su casa todavía.

La reconversión de Fraga, galopantemente, es un fenómeno digno de tenerse en cuenta. Su cambio de

imagen es evidente. Su encuentro de ayer con el secretario general del P.S.O.E. (últimamente los

socialistas muestran un gran respeto por la figura de Fraga) es un síntoma más. Nos consta que el ex

ministro del Interior está en la mejor disposición personal para el diálogo con Suárez, aunque tenga que

pasar al anonimato.

La próxima unidad socialista empuja a las fuerzas no marxistas a recomponer sus fronteras. El profesor

Tierno, en su cena anteayer con Osorio (el viernes pasado, Osorio cenaba en casa de Gómez-Acebo con

los ministros Garrigues Walker y Fernández Ordóñez, en clima de armonía) se mostró en líneas generales

de acuerdo con la política de acercamientos que está llevando a cabo el ex consejero del presidente. Nos

consta que destacados ministros del actual Gobierno opinan lo mismo. Vamos hacia un centro-izquierda

socialista-socialdemócratá y hacia un centro-derecha liberal-conservador-democristiano. Estos dos

grandes partidos estarán flanqueados por la izquierda comunista y por la derecha franquista, ambos

dogmáticos por muchos afeites democráticos que se pongan. El elemento clave y clarificador debe ser el

congreso constituyente de U.C.D., que, a juicio de los demás sensatos, urge ya.

 

< Volver