Autor: Contreras, Lorenzo. 
 Dentro de su indisolubre unidad. 
 España se configura como Estado Plurinacional     
 
 Informaciones.    13/05/1978.  Página: 3-4. Páginas: 2. Párrafos: 11. 

13 de mayo de 1978

DENTRO DE SU «INDISOLUBLE UNIDAD»

ESPAÑA, UN ESTADO PLURINACIONAL

ESPAÑA SE CONFIGURA COMO ESTADO PLURINACIONAL.

Por Lorenzo CONTRERAS

LA PALABRA «NACIONALIDADES» HA SIDO ADMITIDA EN EL DICTAMEN DE LA

CONSTITUCIÓN

SOLO VOTARON EN CONTRA LOS DOS REPRESENTANTES DE ALIANZA POPULAR.

LA CONSTITUCIÓN GARANTIZA EL DERECHO A LA AUTONOMÍA Y LA SOLIDARIDAD

ENTRE LAS DISTINTAS COMUNIDADES

MADRID, 13 (INFORMACIONES).

LA palabra, «nacionalidades» ha. quedado constitucionalizada en el proyecto que está dictaminando con

nota-. -la lentitud, la comisión del Congreso. Treinta votos a favor, dos en contra y dos abstenciones ha

sido el resultado de ocho horas de debate, durante las cuales Alianza Popular se ´batió en solitario por la

supresión del término y, consiguientemente, monopolizó los votos negativos. Las abstenciones, una del

señor Arzallus (P.N.V.) y otra del señor Gastón (Partido Socialista Aragonés), respondieron a la

estimación de que el texto no era suficiente. En el caso de Arzallus, la postura* no necesita una precisión

especial. En el caso del señor Gastón, el móvil de la abstención era la falta de referencia a una España

integrada por comunidades autodiferenciadas.

Gracias a una fórmula de compromiso aceptada por casi todos los grupos parlamentarios, el articulo 2."

ha sufrido modificaciones, que el lector puede comprobar con el cotejo del texto proyectado y del texto

dictaminado.

El primero decía: «La Constitución se ´ fundamenta en la unidad de España como patria común e

indivisible de todos los españoles, y reconoce el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones

que integran la indisoluble unidad de la nación española.»

El segundo establece: «La Constitución se fundamenta en la indisoluble anidad de la nación española.

patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las

nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.»

Es decir, el término «España» desaparece cómo palabra aislada y la «indisoluble unidad de la nación

española» pasa a primer plano, al tiempo que la Constitución, además de reconocer el derecho a ía

autonomía de las nacionalidades y regiones, lo «garantiza», con . expresión además de la «solidaridad»

que debe existir entre las distintas comunidades.

Naturalmente, es preciso recordar que la palabra «España» aparecía ya en el artículo 1." del proyecto,

aprobado el jueves. Lo que ayer se discutió: que el artículo 2.°.

«NACIÓN DE NACIONES»

El debate no ha proporcionado :ninguna sorpresa. Todo estaba previsto Se esperaba la actitud de Alianza

Popular, que ya quedo nítidamente dibujada en el discurso pronunciado por Fraga en la sesión inicial de

la Comisión de Asuntos Constitucionales y Libertades Públicas, no podía pronosticarse en el caso de

Letamendía, único representante de Euskadiko Ezkerra, otra postura que la consistente en potenciar el

concepto de nacionalidad vasca y en reclamar para Euskadi el derecho a la autodeterminación. De los

catalanes, independientemente sus particulares ideologías, poco cabía aguardar otra línea que la destinada

a subrayar la idea de España como Estado plurinacional, corno realidad plurinacional, como >>nación de

naciones», según la expresión «utilizada por el señor Roca y apoyada por el diputado de U.C.D. señor

Paredes Grosso con el recuerdo .de que España fue históricamente mi «reino de reinos».

El comunista Solé Tura asumió también la expresión de Roca cuando dijo que «una nación de naciones

no tiene por qué acabar en un Estado de Estados», idea que lanzó como una bengala "de- alarma el señor

Gómez de las Roces. Según Solé- «la fórmula de las nacionalidades refleja una situación real en nuestro

país. Estamos —añadió—, ante dos visiones de lo que es España y lo que es unidad. Nosotros rechazamos

una, concepción de la unidad de España como dominio de una clase oligárquica y cerrada que ha utilizado

el Estado centralista y burocrático en provecho de sus intereses.»

Fernández de la Mora de Alianza Popular, .preguntó a Solé si hablaba en nombre de los comunistas o en

nombre de la ponencia, duda que el segundo aclaró diciendo que lo hacía en nombre de su grupo

parlamentario.

U.C.D. SENTENCIA IA CUESTIÓN

El- tono general de la sesión fue pausado, sin estridencias, como si el famoso consenso hubiese bañado de

fatalismo la toma de decisiones. El gran formulador del pensamiento "ucedista" fue Rafael Arias Salgado,

flamante coordinador general del partido del Gobierno. El señor Arias Salgado defendió desde el primer,

momento la inclusión de la palabra nacionalidades en el texto constitucional y también desde él primer

momento rechazó la idea de la autodeterminación para ellas. Las "nacionalidades" no lesionan el

concepto óé unidad española, pues ni fundamentan el derecho a constituirse" éh Estado" ni arrebatan

soberanía a la nación española, limitándose a ser el reconocimiento de la existencia de formaciones

sociohistóri c as a las que se confiere un derecho a la autonomía. En cuanto a la autodeterminación, es un

concepto que sólo puede .predicarse en favor de" pueblos colonizados, de acuerdo con las prescripciones

de las Naciones Unidas.

,En resumidas cuentas,- la interpretación de la palabra, según Arias Salgado, no puede ignorar que la meta

constitucional es la concepción de España y de la nación española, la configuración- del Estado como una

organización de regiones autónomas, algunas de las cuales reciben, por sus peculiaridades, el .nombre de

"nacionalidades", y la imposibilidad de que las comunidades autónomas tengan funciones soberanas.;

NADA DE PATRIOTISMO EN EXCLUSIVA

Frente a esta interpretación se alzó ´en todo momento la de Alianza Popular, en repetidos turnos oratorios

que dejaron bien cla-ra la preocupación de este grupo político por comparecer ante los españoles como

depositario exclusivo de las esencias depuradas del patriotismo. Arias Salgado replicó en este sentido • a

"Carro Martínez diciendo que sobran las manifestaciones estériles de patriotismo local o nacional, porqué

las distintas maneras de entender y concebir España como unidad política son igualmente

bienintencionadas, respetuosas y patrióticas.

ALIANZA POPULAR, CATASTROFISTA

Este argumento, no por esperado, era susceptible de acabar con el arsenal de frases que los "aliancistas"

habían acumulado en la preparación de sus discursos. Licinio de la F u en t e, en cuanto "primer defensor

de la enmienda o voto particular d«l grupo, manifestó que el concepto, de nacionalidades dentro de la

unidad nacional española induce a confusión, puede llevar al pueblo a no saber lo gue vote «n el

referéndum, divide a los españoles en categorías- u rangos, según pertenezcan a una nacionalidad o a una

re-gión y hace inevitable el proceso desintegrado r de España. Los desequilibrios sociales y territoriales

.pueden acentuarse de .manera que se hagan más ricas las regiones ricas y más pobres las que ya lo eran.

TEXTO DEL ARTICULO SEGUNDO DE LA CONSTITUCIÓN

El texto del artículo 2º de la Constitución aprobado ayer en´ la Comisión Constitucional del Congreso es

el siguiente:

>>La Constitución. :se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española patria común e

indivisible de todos los españoles y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades

y regiones que laíj integran y´la solidaridad entre todas ellas.»

El artículo fue aprobado por treinta votos a favor, pertenecientes á U.C.D, P.S.O.E., P.C.E. y - minoría

catalana; dos en .contra Alianza Popular— -y dos abstenciones—Arzallus, del Partido Nacionalista

Vasco, y Gastón, del grupo :mixto:

"NO HABRÁ DOS CLASES DE ESPAÑOLES"

Roca Junyent dijo entonces que las nacionalidades reflejarán el grado de madurez de las regiones que las

asuman, que no habrá españoles de rango diferente y qué frente al concepto de nacionalidades sólo c aben

dos actitudes: la de la destrucción de la realidad que refleja (cosa históricamente imposible) o la de su

asunción o reconocimiento. A juicio del diputado catalán, triste noción habría que tener de España si no

fuese capaz de asimilar la realidad plurinacional.

Los "aliancistas" Jarabo Payá y Fernández de la Mora insistieron, en la postura de Licinio de la Fuente.

La idea de una "nación de naciones" responde, según el segundo, a una interpretación federal del Estado,

no amparada en el proye c t o constitucional c-ue se discute.

Ortí Bordás, único miembro de U.C.D. opuesto a las "nacionalidades", pidió un referéndum para la

inclusión del "término en la Constitu-ción. La expresión solidaridad entre todas las regiones fue uaa

aportación del so-cialista catalán señor Reven-tós;

LAS LENGUAS DE ESPAÑA

Se ha cerrado, pues, • con la votación triunfante ua capítulo del debate constitucional que se presumía

muy polémico. Simultáneamente se ha abierto otra sugestiva discusión: la de las lenguas en las

comunidades autónomas. El catalán Trías Fargas ha defendido y luego retir a do una enmienda favorable

a. la cooficialidad del catalán. La retirada obedece, no a dejación del tema, sinp al hecho de que el

próximo martes será presentada otra enmienda menos particularista, aunque jnspi rada por ideales

idénticos.

El articulo 3,° de la Constitución establece en su situación de proyecto lo siguiente:

"1. El caste ll ano es la lengua oficial del Est a d o. Todos los españoles tienen el deber de conocerlo y el

derecho a usarlo.

2. Las demás lenguas de España serán también oficiales en las comunidades autónomas, de acuerdo con

sus respectivos Estatutos.

3- La riqueza d>s las distintas modalidades Lingüísticas de España es nn patrimonio cultural que será

objeto de especial respeto y protección."

 

< Volver