Debate en el Instituto de Ciencias de la Educación. 
 El Plan del Bachillerato es un reto a un nuevo planteamiento metodológico,dice el señor Massaguer Fernández  :   
 Los catedráticos insisten en la necesidad de replantear los estudios y en sus aspiraciones salariales,y rechazan las discriminaciones con sus colegas universitarios. 
 ABC.    01/05/1975.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

DEBATE EN EL INSTITUTO DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

"EL PLAN DEL BACHILLERATO ES UN RETO A UN NUEVO PLANTEAMIENTO

METODOLÓGICO", DICE EL SEÑOR MASSAGUER

FERNANDEZ

Los catedráticos insisten en la necesidad de replantear los estudios y en sus aspiraciones salariales, y

rechazan las discriminaciones con sus colegas universitarios

Madrid. (De nuestra Redacción.) El malestar que reina entre los catedráticos de Instituto y los problemas

que plantea la implantación del nuevo Plan del Bachillerato (calificado por algunos como

«desconcertante») fueron los temas que se debatieron en una reunión que ayer mantuvo el director general

de Ordenación Educativa, don José Ramón Massaguer con una cuarentena de representantes de las

Asociaciones de Catedráticos de Instituto. El debate, que tuvo lugar en el I. N. C. I. E., duró cerca de dos

horas.

El director general, señor Massaguer. comenzó diciendo que la tarea de poner en pie el nuevo bachillerato

requería la participación de todo el mundo, y que es lamentable que la sociedad, su beneficiaria, sufra

desorientación y desánimo. E incluso que sean los propios catedráticos que han contribuido a la reforma

quienes estén desorientados en parte. Y se muestra dispuesto, dentro del marco que la ley impone, a dar a

este enseñanza el nivel que se merece.

GESTACIÓN DEL PLAN

Recordó la historia del actual plan, que se inició en enero de 1974. Entonces existía un trabajo realizado

en los años 1972-73 dentro del marco de la Ley General de Educación y que fue rechazado por

organismos superiores, por lo que procedía analizar el trabajo efectuado, qué contenía varios defectos,

como recargo de materias por curso, anormal relación técnico-humanística y distribución ilógica de

materias.

Este análisis aconsejó afrontar el nuevo plan de una manera distinta: a) definir los objetivos de conjunto y

b) tener en cuente el marco de acción del Bachillerato (tres cursos y uno de orientación). Vistos los

objetivos, se consultó con una treintena de personas para que fijasen los objetivos a cubrir por la materia,

sus contenidos y sus niveles. Ooñ este documento se consultó nuevamente a los trece centros

universitarios, que formaron once comisiones con veintiséis jefes de seminarlos y dieron gestación a un

nuevo documento. Tras nuevas consultas con diversas Comisiones; se elaboró un proyecto de decreto que

se sometió a nuevas consultas a instituciones y personas. Finalmente, fue sometido al Sindicato de

Enseñanza, a los catedráticos y a los Colegios de doctores y licenciados, quienes lo examinaron en dos

sesiones prolongadas y lo convirtieron en Plan de Estudios, una vez enriquecido el texto con fórmulas

nuevas. Llegó a feliz término en febrero de este año, en que fue aprpbado.por el Consejo Nacional de

Educación y el Consejo de Estado.

VEINTITRÉS HORAS SEMANALES

«Seguramente —añadió—se puede hablar de perfeccionismo, porque está realizado por personas que han

puesto en el mismo mucho interés. Tiene ciertas virtudes, como introducción de humanidades y ciencias

en una relación aproximada de 70 a 30 y limita el número de asignaturas básicas por curso a seis; busca

más la profundidad que la variedad. El plan es un reto a un nueve planteamiento metodológico.»

El plan extiende a treinta y tres horas las clases semanales, incluidas las enseñanzas de recuperación. Esta

ampliación del horario, que causó descontento en los profesores, dijo el señor Massaguer que no debe

escandalizar a nadie, porqué el resto de los países tienen un horario más prolongado.

 

< Volver